Las Macs ARM de Apple: Lo que necesita saber ahora

0
46

A finales de junio, Apple hizo lo que se esperaba desde hace tiempo: anunció que la asociación de la compañía con Intel está terminando. Las Macs, la más antigua de sus líneas de dispositivos existentes, se uniría al resto del catálogo de Apple y adoptaría el «Apple Silicon”, los procesadores diseñados internamente de la firma. Intel está fuera, ARM está dentro.

Al denominar al anuncio como «un día histórico” y a la transición como «un cambio significativo”, el CEO Tim Cook promocionó la transición a ARM como el «momento de un gran salto hacia adelante para Mac”.

Bonitas palabras. Pero ¿qué significa exactamente el cambio de Intel a ARM? Computerworld ha recopilado las preguntas más usuales sobre el cambio de tecnología y las mejores respuestas ahora disponibles.

«Cada vez que hemos hecho esto, la Mac ha salido más fuerte y capaz”, afirmó Cook, refiriéndose a los tres anteriores cambios de procesador.

¿Apple tendrá éxito por cuarta vez? Seguiremos actualizando esto a medida que pase el tiempo y aparezca más información.

¿Qué anunció realmente Apple en el WWDC sobre el cambio al nuevo procesador? La compañía de Cupertino, California, confirmó que, como se ha afirmado durante años, cambiará sus computadoras personales Mac a los procesadores y ‘sistemas en chip‘ (SoC, por sus siglas en inglés) que diseñe en base a la arquitectura ARM.

«Estamos anunciando nuestra transición al procesador de Apple”, afirmó Cook en un comunicado del 22 de junio.

¿Qué significa eso?En lugar de apoyarse en Intel para el procesador central de Mac, e Intel o AMD para el procesador de gráficos, Apple diseñará un SoC que combine esos componentes y otros, en un solo circuito integrado o chip. Apple ha usado sus propios SoC en el iPhone (iPhone 4) e iPad (primera generación) desde el 2010.

El procesador central en los SoC de Apple se basa en la arquitectura ARM, que Apple licencia. Los procesadores basados en ARM han tenido tradicionalmente menores demandas de energía que los de Intel.

Debido a que Apple diseña sus SoC, puede personalizar el hardware para las tareas que prioriza y para que coincida con las fortalezas de su software.

Bueno. Pero ¿por qué Apple hace esto? Apple siempre ha valorado la estrecha integración entre su hardware y software, incluso los servicios que han surgido de los dos primeros. La compañía también se ha esforzado por la autarquía para controlar su futuro y no depender de terceros.

En esos niveles, el cambio a ARM estaba predestinado, por lo que, de todos modos, todos esos años en los que se habló de que Mac abandonaría Intel tenían suficiente sentido como para que nunca desaparecieran.

En la práctica, los SoC aumentarían el desempeño de las Mac a la vez que -para las laptops de la compañía- también reducen el consumo de energía, extendiendo el tiempo entre recargas.

Y al llevar ARM a Mac, Apple consolida sus líneas de productos bajo ese paraguas, permitiendo que las Macs ejecuten software originalmente diseñado para iPhone y iPad.

¿Cuándo comenzará esto? Antes de fin de año.

Apple afirmó que planeaba enviar la primera Mac con SoC basados en ARM «para fin de año”. La compañía no mencionó una fecha ni especificó qué línea de Mac (Air, MacBook Pro, iMac, etc.) sería la candidata debut.

¿Cuánto tiempo llevará la transición de Intel en total?«Alrededor de dos años”, afirmó Apple.

¿De Verdad? Manténgase escéptico.

La última transición de procesadores, de PowerPC a Intel, tomó menos tiempo del que Apple prometió inicialmente. (Eso no fue una gran sorpresa, ya que el entonces CEO Steve Jobs era un gran creyente en los beneficios de prometer poco y entregar más de lo esperado).

Jobs anunció el traslado a Intel en la WWDC del 2005, en junio de ese año. En ese momento, Apple declaró «planes para producir modelos de sus computadoras Macintosh usando microprocesadores Intel para esta fecha el próximo año, y para hacer la transición de todas sus Macs con el fin de usar microprocesadores Intel para fines del 2007”.

Al final, Apple recortó un año de la transición planificada de dos años y medio, lanzando la primera computadora Mac, basada en Intel, en enero del 2006 (seis meses antes de lo prometido) y completando el cambio a fines del 2006 (doce meses anteriores a las estimaciones anteriores).

¿Qué pasa con el soporte del sistema operativo?Lo tendrá antes de que el primer ARM Mac llegue a una tienda de Apple.

macOS 11, también conocido como «Big Sur”, soporta de forma nativa el nuevo procesador de Apple, afirmó la compañía en WWDC. Big Sur, que los desarrolladores han tenido como versión preliminar durante semanas, está programado para lanzarse este otoño [septentrional]. (septiembre u octubre han sido los meses de lanzamiento durante los últimos siete años).

 

Big Sur, por supuesto, se ejecuta en las Macs actuales basadas en Intel, al igual que varias actualizaciones sucesivas de macOS, incluso cuando provee de energía a las nuevas Macs alimentadas por los SoC de Apple.

Hablando de «actualizaciones sucesivas”, ¿por cuánto tiempo macOS soportará Macs con Intel y el software x64 diseñado para esos sistemas?«Apple continuará soportando y lanzando nuevas versiones de macOS para Mac basadas en Intel en los próximos años”, señaló la firma.

Aún no está claro cuánto tiempo durarán los «próximos años”.

En la última transición -de PowerPC a Intel- OS X 10.4, mejor conocido como «Tiger”, fue el primero en soportar Intel. Tiger debutó en abril del 2005, solo unos meses antes del anuncio de Jobs respecto al cambio de procesador. (Tiger fue el sistema operativo durante 30 meses, hasta octubre del 2007, y así durante toda la transición del hardware).

El fin del soporte para PowerPC y sus aplicaciones tuvo lugar en varias ediciones consecutivas de OS X. Fue de la siguiente manera:

  • OS X 10.5, «Leopard”, se lanzó en octubre del 2007, en sustitución de Tiger. Leopard es la edición final que soporta la arquitectura PowerPC; es el último que se ejecutará en una Mac equipada con un microprocesador PowerPC.
  • OS X 10.6, o «Snow Leopard”, se lanzó a fines de agosto del 2009. Es el primer sistema operativo Mac exclusivo para Intel. Más importante aún, es el último que ejecuta aplicaciones escritas para el procesador PowerPC. A diferencia de Tiger y Leopard, que también incluyen Rosetta -el traductor binario dinámico que permite que el código de PowerPC se ejecute en una Mac con Intel- Snow Leopard no instala Rosetta de forma predeterminada. Los usuarios deben seleccionar explícitamente la opción Rosetta durante el proceso de actualización o instalar manualmente Rosetta más tarde.
  • OS X 10.7, también conocido como «Lion”, se lanzó en julio del 2011. Lion no incluye Rosetta. El soporte para PowerPC termina con la introducción de esta edición y la transición a Intel está completa.

El cambio de PowerPC a Intel duró aproximadamente cinco años y medio desde la introducción de la primera Mac con Intel hasta el lanzamiento del primer OS X que no ejecutaría el software para PowerPC. Si Apple sigue ese mismo calendario -y envía su primera Mac con ARM en, por ejemplo, noviembre o diciembre- los clientes pueden esperar ejecutar el software diseñado para Intel hasta junio del 2026.

¿Podrán los usuarios ejecutar el software que tienen ahora -programas escritos para Macs con Intel- en las nuevas máquinas que funcionan con SoC basados en ARM? Sí.

Tal como lo hizo hace 15 años -cuando proporcionó Rosetta a los usuarios de Mac y así estos pudieran continuar ejecutando su software actual en ese entonces- en las nuevas Macs con Intel, Apple proporcionará una utilidad de ARM destinada a ser ejecutada por Intel en Apple para los programas escritos para el procesador PowerPC.

Apodado «Rosetta 2”, Apple lo describió como una «tecnología de traducción”, la misma representación que en el 2005 del original, y afirmó que «los usuarios podrán ejecutar aplicaciones Mac existentes que aún no se han actualizado, incluidas aquellas con complementos”.

¿Los programas hechos para Intel funcionarán tan bien en las nuevas Macs como lo han hecho en los Macs basadas en Intel? Depende.

Apple admitió que algunas podrían no ser ágiles. «El proceso de traducción lleva tiempo, por lo que los usuarios pueden percibir que las aplicaciones traducidas se inician o se ejecutan más lentamente a veces”, afirmó Apple en un documento de soporte de Rosetta.

Hace quince años, los desarrolladores de Apple emitieron «archivos binarios universales”, archivos ejecutables que proporcionaban versiones para PowerPC e Intel. ¿Apple repetirá esto?Sí. Los nuevos ejecutables «Universal 2” harán lo mismo para esta transición.

«Utilizando los binarios de la aplicación Universal 2, los desarrolladores podrán crear fácilmente una sola aplicación que aproveche la potencia y el rendimiento nativos de las nuevas Macs con procesador de Apple, al mismo tiempo que soporta Macs basadas en Intel”, afirmó Apple.

Si Apple no lanzará su primera computadora Mac basada en ARM hasta más adelante este año, ¿qué se supone que los desarrolladores deben usar para escribir software para las nuevas máquinas?Usarán el Kit de Transición para Desarrolladores o DTK, por sus siglas en inglés.

Como parte de su Universal App Quick Start Program, Apple venderá el DTK a desarrolladores aprobados, cobrándoles 500 dólares. El DTK es un Mac Mini modificado que funciona con un SoC Apple A12Z Bionic, el mismo procesador que está dentro de las tabletas iPad Pro 2020; 16 GB de RAM; y una unidad de estado sólido de 512 GB.

¿Ya hemos visto la última computadora Mac nueva basada en Intel? No.

Apple afirmó que tenía Macs nuevas (viejas) en proyecto, aunque no dio detalles, como cuántos modelos o por cuánto tiempo durante la transición a ARM continuaría presentando los modelos de Intel. Tampoco afirmó si lanzaría Macs con Intel después de completar la transición.

Lanzar procesadores diseñados por Intel y Apple al mismo tiempo, con algún tipo de superposición, sería diferente con respecto al paso de PowerPC a Intel. En ese entonces, Apple produjo su último dispositivo equipado con PowerPC en octubre del 2005 (el Power Mac G5), y sus primeras máquinas con Intel en enero del 2006 (iMac Core Duos de 17 y 20 pulgadas).

No se lanzaron PowerPC Macs una vez que esas iMacs aparecieron a principios del 2006.

Si bien podría tener sentido para Apple lanzar una o más Macs nuevas basadas en Intel entre el anuncio del mes pasado y la aparición de fin de año de la primera ARM Mac -tal como hizo la compañía en el 2005, entre la revelación de Jobs de junio respecto al plan de Intel y las primeras computadoras basadas en Intel seis meses después- ofrecer tanto ARM como Intel simultáneamente estaría provocando confusión entre los usuarios.

Sin embargo, no descarte un enfoque doble. Las empresas, para una parte del mercado, podrían querer continuar en el camino de Intel durante al menos otro ciclo de reemplazo de hardware de tres o cuatro años, decidiendo que sería más inteligente seguir con los flujos de trabajo existentes en lugar de adoptar una nueva tecnología que podría interrumpir operaciones, o quizás reducir la productividad, debido a los resultados en Rosetta 2 más lentos de lo esperado.

¿Qué Mac equipará Apple primero con su propio SoC? Apple no ha respondido.

En el 2006, la primera computadora Mac con Intel (aunque nunca hubo una calcomanía que indicara «Intel Inside” en una Mac, como había en innumerables PC con Windows) fue la iMac, que se vendió en dos tamaños de pantalla. No es sorprendente que las Macs de escritorio -y la iMac fue la piedra angular de las ventas de computadoras de escritorio- representaron la mayoría de las ventas en ese momento.

De acuerdo con Apple, se vendieron 687 mil Macs de escritorio en el trimestre de junio del 2005, que terminó poco después de que Jobs anunciara el cambio a Intel. Las Macs de escritorio representaron aproximadamente el 58% del 1,2 millones de unidades vendidas en el trimestre.

Apple mostró una Mac basada en ARM que ejecuta aplicaciones de iPhone en su discurso inaugural de la WWDC 2020, el 22 de junio.

Un año después, las computadoras portátiles representaban el 60% de todas las Macs vendidas en el trimestre de junio, una posición que el factor de forma nunca ha abandonado. (Apple ya no revela las ventas de unidades Mac, y mucho menos las desglosa por computadora portátil o computadora de escritorio).

Sería inteligente, entonces, que Apple presentara una computadora portátil como el primer modelo basado en ARM. Computerworld ve ventajas tanto para la MacBook Pro como para la MacBook Air. Si Apple va a seleccionar una de ellas, Computerworld apuesta que será la Air, en gran parte porque sus clientes exigen menos rendimiento del factor de forma. A partir de ahí, Apple podría desarrollar la línea ARM para abarcar la MacBook Pro, que promete potencia, luego la iMac de escritorio y el nicho Mac Mini. Como en el 2006, es probable que la Mac Pro sea la última en recibir un cambio de imagen con ARM.

Confiamos, entre otras cosas, en Microsoft Office. ¿Estará disponible en una versión nativa para los ARM Macs? EsCasi seguro.

Durante la WWDC, Craig Federighi, vicepresidente sénior de Ingeniería de Software, afirmó que «Microsoft está trabajando duro en Office para Mac”, durante un segmento en el que se refirió a las aplicaciones nativas de ARM. No proporcionó un cronograma para el lanzamiento ni prometió que Office estaría disponible junto con el debut de las Macs con procesador de Apple.

Se espera que las aplicaciones nativas estén disponibles solo a través de una suscripción a Office 365 o Microsoft 365. La edición «perpetua” -pagada por una vez, pero sin un flujo constante de actualizaciones de funciones y funcionalidades- de Office para Mac, ahora Office 2019, debería ejecutarse en un Mac ARM después de una traducción de Rosetta 2.

Gregg Keize, Computerworld.com