Las sanciones de Trump a Huawei crean incertidumbre entre los usuarios

0
19

Varios medios internacionales publican información relacionada con el futuro de la operatividad de los ‘smartphones’ de Huawei, tras ser incluida en la ‘Entity List’; la herramienta de sanciones puesta en marcha por el gobierno de Trump.

Los propietarios norteamericanos de smartphones Huawei que disponen de los servicios de Google en sus dispositivos se han librado, hasta ahora, de las consecuencias derivadas de la inclusión de Huawei en la ‘Entity List’. Dicha lista negra, impuesta por el Gobierno de Trump, impide que las empresas norteamericanas suministren hardware o software a las marcas contenidas en la misma; lo cual incluye a Google.

No obstante, hasta la semana pasada, la aparición de una serie de licencias generales temporales ha venido a señalar que el modelo Huawei P30 Pro, que ha sido recientemente remodelado y mejorado, era seguro, y podía soportar todas las actualizaciones del sistema incluidas las relacionadas con la seguridad realizadas por Google, y con la misma facilidad a la que accede cualquier otro dispositivo Android fabricado por otra compañía.

El último capítulo de este asunto viene marcado por la limitación de la firma china a los componentes electrónicos. Esta circunstancia impone limitaciones al futuro de la fabricación de los smartphones de Huawei, que tendrá que cambiar el modo de manufacturar los nuevos teléfonos inteligentes.

En cualquier caso, los usuarios norteamericanos de smartphones Huawei no verán a sus modelos dejar de funcionar repentinamente, ya que nada ha cambiado a día de hoy. De algún modo, el efecto resulta similar a cuando Google dejó de dar soporte a una versión anterior del sistema operativo.

Android en código abierto
Las circunstancias actuales plantean un futuro menos incierto para los usuarios de Huawei, ya que la integración de Google Mobile Services (GMS) en sus teléfonos supone que aplicaciones como Gmail, Google Maps y Google Play Store han sido desarrolladas con versiones de Android en código abierto, y ya han sido incluidas en los modelos más recientes lanzados por la firma china, lo que significa que los modelos de Huawei siguen disponiendo de un SO Android permanentemente actualizado.

En cualquier caso, el asunto Huawei vs Trump sigue siendo un tema turbio a día de hoy, aunque las cosas pueden ir a peor en un asunto que, en el peor de los casos, dará lugar a que los smartphones de los usuarios utilicen la versión de Google Mobile Services con la que operan hoy.

Por lo que respecta a la seguridad de los dispositivos, Huawei ha señalado repetidamente que garantizará que el Android de código abierto que contienen sus dispositivos disponga de todas las medidas de securización actuales y futuras.

IDG.es