VMware presenta una nueva arquitectura llamada Project Monterey

El Project Monterey de VMware incluye a NVIDIA e Intel.

0
25

VMware continúa su esfuerzo por rehacer el centro de datos, la nube y el borde para manejar las cargas de trabajo distribuidas y las aplicaciones del futuro.

En su evento virtual VMworld 2020, la empresa presentó una nueva arquitectura llamada Project Monterey que va mucho más allá de la fusión de servidores bare-metal, unidades de procesamiento gráfico (GPU), matrices de puertas programables en campo (FPGAs), tarjetas de interfaz de red (NIC) y seguridad en un entorno virtualizado a gran escala.

Monterey extendería VMware Cloud Foundation (VCF), que hoy en día integra la virtualización vShphere, el almacenamiento vSAN, la red NSX y los sistemas de gestión de la nube vRealize de la empresa, para admitir GPU, FPGAs y NIC en una única plataforma que se puede implementar on-premises o en una nube pública.

La combinación de un VCF rediseñado con el Project Monterey desglosará las funciones del servidor, añadirá soporte para servidores bare-metal y permitirá que una aplicación que se ejecute en un servidor físico consuma recursos de acelerador de hardware como FPGAs de otros servidores físicos, comentó Kit Colbert, vicepresidente y director de tecnología de la unidad de negocio Cloud Platform de VMware.

Esto también permitirá que se pueda acceder a los recursos físicos de forma dinámica en base a políticas o a través de la API de software, adaptada a las necesidades de la aplicación, indicó Colbert.  «Lo que vemos es que estas nuevas aplicaciones están utilizando cada vez más los ciclos de la CPU del servidor. Tradicionalmente, la industria ha confiado en el CPU para todo -lógica de negocios de la aplicación, procesamiento de paquetes de red, trabajo especializado como el modelado 3D, y más», escribió Colbert en un blog describiendo el Project Monterey.

«Pero a medida que los requisitos de las aplicaciones para el cálculo han seguido creciendo, se han desarrollado aceleradores de hardware, incluyendo GPU, FPGAs y NICs especializadas para procesar cargas de trabajo que podrían ser descargadas de la CPU.  Al aprovechar estos aceleradores, las organizaciones pueden mejorar el rendimiento de las actividades descargadas y liberar los ciclos de la CPU para el trabajo de procesamiento central de las aplicaciones».

Un componente clave de Monterey es el SmartNIC de VMware que incorpora una CPU de propósito general, administración fuera de banda y características de dispositivos virtualizados. Como parte de Monterey, VMware ha permitido que su hipervisor ESXi funcione en sus SmartNIC, lo que permitirá a los clientes utilizar un único marco de gestión para administrar toda su infraestructura informática, ya sea virtualizada o no.

La idea es que al apoyar los SmartNICs, VCF podrá mantener la virtualización de la computación en la CPU del servidor mientras descarga las funciones de E/S de red y almacenamiento a la CPU de SmartNIC. Las aplicaciones pueden entonces hacer uso del ancho de banda disponible de la red mientras ahorran ciclos de CPU del servidor que mejorarán el rendimiento de la aplicación, declaró Colbert.

En cuanto a la seguridad, cada SmartNIC puede ejecutar un firewall de estado y un conjunto de seguridad avanzada.

«Dado que esto se ejecutará en el NIC y no en el host, se podrán desplegar hasta miles de diminutos firewalls que se ajustarán automáticamente para proteger los servicios de aplicaciones específicas que componen la aplicación, envolviendo cada servicio con defensas inteligentes que pueden proteger cualquier vulnerabilidad de ese servicio específico», declaró Colbert. «Tener una instancia ESXi en el SmartNIC proporciona una defensa más profunda. Incluso si el ESXi x86 está de alguna manera comprometido, el ESXi de SmartNIC todavía puede hacer cumplir las políticas de seguridad de la red y otras políticas de seguridad».

Parte del despliegue en Monterrey incluyó un amplio acuerdo de desarrollo entre VMware y el gigante de la GPU Nvidia para llevar su unidad de procesamiento de datos BlueField-2 (DPU) y otras tecnologías a Monterrey.  El BlueField-2 descarga las tareas de red, seguridad y almacenamiento de la CPU.

Las DPU de Nvidia pueden ejecutar una serie de tareas, incluyendo la virtualización de la red, el equilibrio de la carga, la compresión de datos, la conmutación de paquetes y la encriptación hoy en día a través de dos puertos, cada uno de los cuales transporta el tráfico a 100Gbps. «Eso es un orden de magnitud más rápido que las CPU orientadas a aplicaciones empresariales. El DPU está asumiendo estos trabajos para que los núcleos de la CPU puedan ejecutar más aplicaciones, impulsando vSphere y la eficiencia del centro de datos», según un blog de Nvidia «Como resultado, los centros de datos pueden manejar más aplicaciones, y sus redes también se ejecutarán más rápido».

Además del acuerdo de Monterrey, VMware y Nvidia dijeron que trabajarían juntos para desarrollar una plataforma empresarial para aplicaciones de IA.  Específicamente, las compañías dijeron que el software de IA optimizado para la GPU disponible en el centro NGC de Nvidia se integrará en VMware vSphere, VMware Cloud Foundation y VMware Tanzu.

Esto ayudará a acelerar la adopción de la IA, permitiendo a los clientes ampliar la infraestructura existente para apoyar la IA y gestionar todas las aplicaciones con un único conjunto de operaciones.

Intel y Pensando anunciaron la integración de la tecnología de SmartNIC como parte del Monterey Prohect, y Dell Technologies, HPE y Lenovo dijeron que ellos también apoyarían los sistemas integrados basados en Monterey.

El Monterey Project es un avance tecnológico en este momento y VMware no dijo cuándo espera entregarlo.

Michael Cooney, NetworkWorld.com