Huawei aumenta sus ingresos pero no alcanza las dos cifras

0
41

La compañía asiática, que venía manteniendo en los cuatro últimos años, unas cifras de crecimiento de dos dígitos, se han quedado a las puertas de la misma en el balance de los tres primeros trimestres, en un año marcado por el Covid-19.

La compañía china Huawei acaba de presentar sus resultados financieros correspondientes a los tres primeros trimestres de este agitado 2020. A pesar de la situación, la empresa asiática ha generado unos ingresos de 671.300 millones de yuanes, lo que representa un incremento del 9,9% respecto al mismo período del año pasado. Por otro lado, el margen de beneficio neto de la compañía en ese mismo período fue del 8%. Unos datos con los que Huawei considera haber cumplido las expectativas.

Huawei venía manteniendo en los cuatro últimos años, unas cifras de crecimiento de dos dígitos, cifra a la que este año, si bien se han mostrado orgullosos, se han quedado a las puertas de la misma.

Ante momentos difíciles como los que atravesamos a nivel internacional, la compañía está haciendo lo posible para encontrar soluciones, para sobrevivir y seguir adelante, y para cumplir con sus obligaciones con los clientes y proveedores.

Desde Huawei informan que aprovecharán sus fortalezas en tecnologías en el ámbito de las TIC, como la inteligencia artificial, cloud, 5G y computación, para proporcionar soluciones basadas en diferentes escenarios, desarrollar aplicaciones industriales y potenciar el valor de las redes 5G junto con sus socios. El objetivo es ayudar a las empresas a hacer crecer sus negocios y ayudar a los gobiernos a impulsar la industria nacional, beneficiar a los ciudadanos y mejorar la gobernanza general.

Año en tensión
Como tantas compañías, Huawei está cursando un año sometida a mucha presión, donde además de lo relativo al coronavirus, la marca asiática está sufriendo disputas con diferentes países, el último el caso de Suecia, en cuanto a la implantación de su infraestructura de red de quinta generación (5G), tras las sospechas de EE.UU. sobre la relación de Huawei con el gobierno comunista de China.

IDG.es