Telefónica reorganiza su negocio internacional

Bajo la marca Telefónica Global Solutions

0
15

Telefónica ha hecho oficial una reorganización de su negocio internacional, presentando su nueva identidad, Telefónica Global Solutions, una marca nueva que aglutinará los negocios de mayorista, de roaming y multinacionales.

El objetivo de esta nueva identidad es, según explica la compañía, el de consolidar y poner en valor todas las capacidades de Telefónica a través de soluciones innovadoras y servicios internacionales, abordando proyectos «globales» para clientes «globales».

«Con Telefónica Global Solutions no solo reforzamos el compromiso que tenemos con nuestros clientes, acompañándolos en su propia transformación, ofreciéndoles soluciones innovadoras y globales en todo el mundo, sino que además nos alineamos aún más con la misión del Grupo poniendo a las personas y las empresas en el centro de todo”, señaló Julio Beamonte, consejero delegado de Telefónica Global Solutions.

El ejecutivo añadió que esta nueva unidad, parte de la transformación y plan de acción de Telefónica, e integra los tres negocios cuyos equipos unen ahora sus fuerzas para aumentar sus capacidades y seguir dando soporte a socios y clientes, con una oferta de servicios consistentes e integral y con un objetivo único: ofrecer soluciones innovadoras y globales para los clientes de Telefónica, allí donde estén.

La capacidad de negocio de Telefónic Global Solutions abarca más de 1.500 clientes globales, que incluyen 400 operadoras de todo el mundo, ventas directas en Estados Unidos y empresas multinacionales a las que ofrece servicio en más de 20 mil instalaciones en todo el mundo.

Además, al ser preguntada Telefónica, si esta acción tiene que ver con los rumores recientes sobre una posible adquisición de la compañía española por parte de Deutche Telekom, la empresa ha explicado a ComputerWorld que se trata de un «nuevo proyecto de reorganización del negocio»,  y que en relación con las noticias de Alemania, «no tendría nada que ver, en caso de ser cierto» pero que de momento, «solo son rumores».

Computerworld.es