La calidad del software, un valor en alza

La duodécima edición del informe ‘World Quality Report’, elaborado por Capgemini, Sogeti y Micro Focus, concluye que garantizar la calidad de software es una prioridad empresarial que ayuda a transformar digitalmente el negocio.

0
88

El aseguramiento de la calidad de software (QA o quality asssurance) ha evolucionado constantemente de una actividad independiente a una función totalmente integrada en las organizaciones. Esa es una de las conclusiones que se extrae de la duodécima edición del informe World Quality Report 2020-21 (WQR), publicado por Capgemini, Sogeti y Micro Focus.

De hecho, según dicho informe, ha pasado de ser una actividad con menor visibilidad en las organizaciones a una parte integral de la transformación digital empresarial. Tanto es así, que contribuir al crecimiento empresarial y a los resultados de negocio fue el objetivo más valorado para testing y QA con un 74%, un aumento de 6 puntos porcentuales desde 2018.

Para conocer más acerca de las conclusiones del mencionado estudio, ComputerWorld ha charlado con David Pereira, responsable de Digital Assurance & Testing en Sogeti. “Me gustaría aclarar que la QA es mucho más que la automatización de pruebas. Cuando hablamos de QA tenemos en cuenta conceptos como el rendimiento y estabilidad de los sistemas, su facilidad de uso y la seguridad de los sistemas entre otros elementos”.

Cada vez tiene más importancia, es cierto, pero aún hay empresas que no la acometen porque no obtienen un retorno de la inversión en la automatización de pruebas. Y es que, como bien se refleja en el informe, si bien existe un enfoque marcado por el aumento del nivel de automatización de pruebas y la adopción de shift-left testing en contextos Agile y DevOps, las empresas se siguen encontrando con desafíos. El mencionado, entre ellos, lo que le da pie a David Pereira a admitir que “es cierto que es difícil monetizar el retorno de la automatización de pruebas, ya que en ello influyen diferentes factores de cada organización. Lo que hoy en día es indudable es el valor que aporta una correcta automatización de pruebas a las organizaciones, ya que, como se refleja en el WQR, tiene influencia directa para alcanzar los objetivos de crecimiento de negocio, a través de la detección temprana de defectos, así como facilitar y acelerar la entrega de software de calidad libre de defectos.

Para ello, no duda en resaltar, según se refleja en el WQR en 2019, que un 58% de las empresas ha realizado al menos una actualización de software diaria. “Una correcta estrategia de pruebas automáticas a distintos niveles es fundamental para que las organizaciones alcancen sus objetivos”, dice.

El papel de IA y ML en QA
El World Quality Report 2020-2021 también refleja que ha aumentado la adopción de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML) en el control de calidad. En este sentido, el 88% de los encuestados dijo que la IA es ahora el área de mayor crecimiento de sus actividades de prueba, y el 86% considera que la IA es un criterio clave para seleccionar nuevas soluciones de control de calidad.

“Por desgracia, aunque cada vez el mercado avanza más en ese sentido, sigue habiendo escasez de formación especializada en el ámbito de la QA. Y es en este punto donde las organizaciones tienen que hacer una apuesta fuerte y decidida por la formación y el desarrollo de sus profesionales en estas disciplinas. Aunque es posible que los beneficios aún no estén completamente al alcance, la gran mayoría valora de manera significativa las perspectivas de la IA y el ML. El mayor desafío identificado en la aplicación de IA y ML en QA es la escasa disponibilidad de profesionales con habilidades adecuadas, citado por el 34% de los encuestados, dos puntos porcentuales menos que el año pasado”, reconoce el responsable de Digital Assurance & Testing en Sogeti.

Precisamente IA y ML, que pueden considerarse las palancas que hagan de QA un ‘must’ a adoptar en las empresas, de lo que David Pereira admite que lo son en sí mismas en las organizaciones modernas de hoy en día. “La calidad está presente en todos los ámbitos de la vida. Pero sin duda, la irrupción de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning pueden ser los elementos definitivos que consigan dar ese último empujón a los rezagados. Según vemos en esta última edición del WQR, más del 80% de los encuestados lo identifica como un criterio clave para alcanzar sus objetivos”, concluye.

IDG.es

Artículo anteriorCómo desplegar con éxito iniciativas de automatización con RPA e IA en la empresa
Artículo siguiente¿Tiene sentido que Salesforce compre Slack?