Los errores humanos suponen los incidentes más reclamados a los ciberseguros

Sin embargo, son los ataques externos los que más pérdidas dan a las empresas, según un informe de Allianz.

0
17

Los ataques externos a las empresas provocan las pérdidas más costosas de los ciberseguros, pero son los errores internos y los problemas técnicos los que generan más siniestros en cuanto a volumen. Así se desprende de un informe de la aseguradora Allianz, que ha analizado 1.736 siniestros por un valor de 660 millones de euros entre 2015 y 2020.

Así, el número de siniestros de seguros cibernéticos ha aumentado en los últimos años, de 77 en 2016 a 809 en 2019. Y, durante este año, la compañía ya ha observado 770 incidentes. Este repunte, deslizan desde Allianz, se debe en gran parte al crecimiento del mercado mundial de ciberseguros, que se cifra en 1.000 millones de dólares, según datos de Munich Re. Además, el estudio destaca un aumento de más del 70% en el costo promedio de los ciberataques en los últimos cinco ejercicios, llegando de media a 13 millones de dólares, y un aumento del 60% en el promedio de las amenazas.

Las pérdidas resultantes de incidentes externos, como los ataques de denegación de servicio (DDoS), el phishing o el malware y el ransomware, representan el 85% de los siniestros analizados, seguidas de las acciones internas maliciosas, con el 9%. Los errores internos accidentales representan más de la mitad de las reclamaciones de las empresas, con el 54%, pero, a menudo, el impacto financiero de éstos es limitado en comparación con el cibercrimen.

Por último, la interrupción de la actividad comercial es el principal factor de costo, y representa alrededor del 60% del valor de todos los siniestros analizados. Para, Catharina Richter, directora global del Allianz Cyber Center of Competence, las pérdidas por ataques representan una mayoría significativa del valor de los siniestros informáticos hoy en día. “Pero, aunque la ciberdelincuencia genera titulares, los fallos de los sistemas cotidianos, las interrupciones de las tecnologías de la información y los errores humanos también pueden causar problemas a las empresas, aunque su impacto financiero no sea, en promedio, tan grave”

IDG.es