El gasto en colaboración aumentará en el 2021

Mientras continúa el trabajo a distancia

0
63
Custom Text

Después de luchar en el 2020 para mantener las operaciones comerciales en medio de una pandemia, las empresas están pensando en gastar aún más en el 2021 en herramientas de colaboración para apoyar a los trabajadores remotos. Pero con las vacunas que se están desarrollando ahora y la incertidumbre sobre cómo podría ser un «lugar de trabajo híbrido», es probable que esas mismas empresas gasten con cautela, debido a la incertidumbre sobre el entorno económico más amplio.

Incluso con las vacunas ofreciendo la esperanza de algo de vuelta a la normalidad en este año, el trabajo a distancia seguirá siendo una necesidad para muchas organizaciones. Más de la mitad (54%) de los encuestados en una encuesta de Pew publicada en diciembre dijeron que quieren trabajar desde casa «todo o casi todo el tiempo» cuando el brote de coronavirus haya terminado, mientras que un tercio lo haría «parte del tiempo». Solo el 11% dice que querría hacer esto «rara vez o nunca».

La continua necesidad de herramientas para conectar estos equipos remotos impulsará el aumento de los gastos de colaboración este año, comentó Irwin Lazar vicepresidente y director de servicio de Nemertes Research.

Una encuesta sobre las intenciones de gasto durante 12 meses, desde mediados del 2020 hasta mediados del 2021, realizada por Nemertes Research en junio, indicó que poco más de la mitad (52%) de los encuestados planeaban aumentar los presupuestos para aplicaciones de video, mientras que casi la mitad (45%) espera invertir más en aplicaciones de colaboración en equipo como Slack y Microsoft Teams. La investigación de seguimiento de Nemertes en las últimas semanas indica que las intenciones de compra no han cambiado mucho en el ínterin.

Sin embargo, es probable que el aumento de los gastos sea relativamente modesto, probablemente de un solo dígito.

«En general, creo que las empresas son cautelosas para el próximo año», anotó Lazar. «Están buscando un incremento en el gasto en colaboración del orden del 10% o menos, con la vista puesta en un mejor apoyo a los trabajadores a domicilio y en añadir más video; ahí es realmente donde están las principales áreas de inversión».

Un futuro poco claro hace que el presupuesto sea difícil
Con la incertidumbre real sobre cuándo podría terminar la pandemia y podría comenzar una recuperación económica mundial sostenida, es probable que muchos departamentos de tecnología de la información adopten un enfoque de «esperar y ver» al establecer los presupuestos para las inversiones en colaboración en el 2021.

«Lo que escucho con frecuencia es: ‘Tengo tres presupuestos para el próximo año'», señaló Lazar. Esos presupuestos incluyen el gasto basado en el peor de los casos, en el que los mercados financieros se hunden y el gasto se «corta hasta la médula»; un presupuesto de «mantener todo estable»; y, por último, un presupuesto optimista en el que las economías están en auge y las empresas emprenden una «expansión masiva» del gasto, señaló.

Los datos de la firma de analistas IDC indican que alrededor de la mitad de las empresas a nivel mundial (48%) esperan aumentar el gasto en software de colaboración en el 2021, según un informe de encuesta reciente (se necesita suscripción).

«La necesidad de potenciar la colaboración en la empresa ha sido claramente una lección aprendida en el 2020», sostuvo Wayne Kurtzman, director de investigación para la colaboración en IDC. «2021 es el momento de mejorarla, a menudo a través de integraciones de software y haciendo [el software de colaboración] parte del núcleo de la pila de TI y capacitando a todos los trabajadores».

Un informe de la encuesta de investigación 451 (Voice of the Enterprise: Workforce Productivity & Collaboration Technology Ecosystems 2020), que hace un seguimiento de la compra de tecnología corporativa planificada en la primera mitad del 2021, presenta un panorama similar, con el gasto en colaboración protegido en gran medida, a medida que las empresas reducen otras áreas de sus presupuestos de TI.

«A pesar de la recesión económica derivada del brote de COVID-19, el gasto en TI en productividad de los empleados, comunicaciones y tecnologías de colaboración permanecerá inalterado o aumentará en los próximos seis meses», anota Raúl Castanon, analista principal de 451 Research/S&P Global Market Intelligence.

451 Research encontró que casi cuatro de cada cinco encuestados esperan que sus organizaciones mantengan o aumenten el gasto en todas las categorías que incluyen el almacenamiento de contenido y las herramientas para compartir (85%), la colaboración en video (84%), el equipo de trabajo remoto y los periféricos (83%), el espacio de trabajo digital (80%), la mensajería y la colaboración en equipo (79%) y las comunicaciones unificadas (77%).

En algunas de estas categorías se observarán marcados aumentos: alrededor de la mitad de los encuestados esperan que sus organizaciones aumenten el gasto en colaboración por video (51%), equipos de trabajo a distancia y periféricos (50%) y mensajería y colaboración en equipo (46%), según 451 Research.

Para poner esto en contexto, un estudio de 451 Research a principios de este año -«La voz del cliente»: Macroeconomic Outlook, Corporate IT Spending»- indicó que más de un tercio (38%) de los compradores de productos y servicios de hardware y software esperaban reducir los presupuestos generales de TI en el tercer trimestre del 2020, con solo un 9% de aumento de sus gastos. 

La estrategia híbrida a distancia estimulará más gastos
Durante el año 2021, muchas empresas esperan apoyar una mayor mezcla de personal remoto y de oficina, a menudo denominada «estrategia híbrida remota». Una encuesta de Gartner a principios de este año indicó que, a largo plazo, el 82% de las empresas dejarán que el personal trabaje a distancia parte del tiempo.

Es poco probable que el regreso previsto a la oficina disminuya el entusiasmo por las herramientas de colaboración. «Nuestros datos sugieren un mayor uso de la plataforma de colaboración y aplicaciones más integradas en el futuro, incluso cuando empecemos a volver al lugar de trabajo», indicó Kurtzman. 

Es probable que las empresas destinen nuevos gastos a la actualización del hardware de colaboración a medida que los trabajadores comiencen a regresar a la oficina este año; Lazar espera un mayor gasto en sistemas de salas de video que conecten al personal de la oficina y al personal remoto.

«El video formará parte de todas las reuniones en el futuro», señaló, reflejando la suposición de que muchas empresas adoptarán un modelo híbrido en el que algunos trabajadores están en la oficina, mientras que otros siguen trabajando a distancia.

La mejora de la configuración del trabajo en casa también será un punto de atención, ya que las empresas se están moviendo para actualizar equipos como los auriculares de audio y las cámaras web que, en muchos casos, se adquirieron como solución temporal al comienzo de la pandemia.

Es probable que se prioricen otras inversiones de trabajo remoto, como las actualizaciones de la VPN, así como la seguridad y el análisis de rendimiento, señaló. Y muchas empresas podrían aumentar los estipendios para los trabajadores a domicilio para ayudar a compensar los costos adicionales de mantener una oficina en casa.

Otra área de interés en la que probablemente se centren las empresas es en encontrar formas de reducir los costos relacionados con las inversiones en software de colaboración existentes. Esto es especialmente cierto para las empresas con múltiples soluciones que se superponen.

«Las empresas con las que hablo ahora se centran en: ‘¿Podemos reducir los costos de asistencia y licencia acudiendo a un único proveedor integrado, [y] trasladar nuestras plataformas on-prem a la nube más rápidamente de lo que lo hacíamos antes? «Todo ello suele conducir a un ahorro de costos».

Matthew Finnegan – Computerworld.com

Artículo anteriorMicrosoft procede a eliminar Flash de Windows
Artículo siguienteCapgemini marca las tendencias que dominarán la Banca en 2021