ERP: Las 7 tendencias para 2021: la nube y la movilidad

0
100

Entre la pandemia mundial y la posterior agitación económica, 2020 fue un año en el que muchas empresas tuvieron suerte de sobrevivir. De cara a 2021, el lanzamiento de la vacuna promete una eventual vuelta a la normalidad. Sin embargo, las organizaciones no buscan simplemente volver a donde estaban antes, sino que están decididas a reinventar sus modelos de negocio, renovar sus procesos y transformarse de arriba abajo.

La interrupción de las cadenas de suministro tradicionales, la migración repentina y en muchos casos permanente de los empleados a las oficinas en casa, el cambio drástico de las ventas en la tienda a las ventas en línea, y el requisito de que las empresas entreguen las mercancías a la puerta del cliente de forma segura y sin contacto han elevado los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) de la oficina de atrás a la primera línea de este esfuerzo de transformación digital.

«Las empresas más pequeñas que no han implantado el ERP se están dando cuenta de que se quedarán atrás si no implantan sistemas modernos de ERP», afirma Lisa Anderson, presidenta de LMA Consulting Group. Y las empresas más grandes que se han conformado con realizar sus operaciones con versiones estables y antiguas de software ERP se están apresurando a actualizarse para satisfacer las cambiantes necesidades de las empresas y los clientes.

Estas son las 7 principales tendencias de ERP que veremos afianzarse en 2021.

Aumentan las migraciones a la nube
Trasladar una suite ERP masiva y monolítica a la nube es tan popular como hacerse una endodoncia en el dentista. Pero no se puede evitar. «Ya no funciona sólo en las instalaciones», dice Michael Larner, analista principal de ABI Research. «Hoy en día, se acepta que las plataformas en la nube deben ser y serán la norma». Desde el punto de vista de los proveedores, los proveedores tradicionales de ERP, que en un principio podrían haber visto la nube con escepticismo, han adoptado plenamente los méritos de las plataformas basadas en la nube y están presionando a sus clientes para que migren. De hecho, la nube ofrece velocidad, agilidad, resistencia e innovación, todas ellas fundamentales en la lucha de las empresas por mejorar su posición competitiva.

La migración de aplicaciones de misión crítica a la nube es siempre un reto que no debe tomarse a la ligera, pero hay mejores prácticas comúnmente aceptadas y no faltan consultores de terceros con experiencia en la migración a la nube de ERP. Sin embargo, no basta con trasladar las aplicaciones heredadas a la nube; es importante refactorizar las aplicaciones y reimaginar los procesos empresariales para aprovechar al máximo la nube.

La inteligencia artificial se hace realidad
La inteligencia artificial y el aprendizaje automático están pasando de la fase hipotética a casos de uso en el mundo real, como la detección de fraudes en los servicios financieros y bancarios, la detección de anomalías en los contratos comerciales y la reducción de costosos errores en forma de automatización de procesos robóticos (RPA) para automatizar los procesos empresariales rutinarios.

La pandemia ha perturbado la cadena de suministro tradicional y se están implantando sistemas de IA para ayudar a las empresas a superar los altibajos de la escasez de suministros y los retrasos. De hecho, los sistemas de IA pueden ayudar a las empresas a realizar simulaciones para ejecutar planes de contingencia, reproduciendo cualquier cantidad de escenarios y encontrando alternativas que podrían salvar la vida de la empresa.

La movilidad se convierte en una necesidad
El desarrollo de aplicaciones ERP móviles es fundamental en el entorno empresarial actual. Las empresas necesitan tomar los datos centrales del ERP y hacerlos accesibles a los empleados, independientemente de su lugar de trabajo. Por ejemplo, en un escenario de fabricación, las empresas quieren tener el menor número de personas necesarias en la planta de producción debido a la pandemia, pero los empleados todavía tienen que gestionar funciones como la supervisión de los flujos de trabajo y la resolución de problemas de los procesos ERP. Esta funcionalidad debe realizarse a distancia, a través de aplicaciones móviles que proporcionen los datos del ERP a los empleados correspondientes en su dispositivo preferido.

Las app store ERP están abiertas al público
Tendemos a asociar los app store con los teléfonos inteligentes, pero los principales proveedores de ERP han creado app store que permiten a los clientes descargar e implementar rápida y fácilmente aplicaciones periféricas y complementos para sus módulos principales de ERP. Estas «tiendas de aplicaciones» ya distribuyen alrededor del 5% de las nuevas aplicaciones ERP y se espera que esa cifra aumente. Las ventajas de utilizar una app store son que las nuevas aplicaciones pueden descargarse de forma rápida y sencilla, en modo de autoservicio y con la certeza de que la aplicación está totalmente integrada en la suite ERP más amplia.

Llega la integración de PaaS
Los límites entre el ERP y el CRM se están difuminando, ya que los proveedores de ERP ofrecen módulos que antes se consideraban competencia del CRM, como el de marketing, y los proveedores de CRM invaden los bastiones del ERP, como el de facturación. La mayoría de las empresas de hoy en día tienen una mezcla de ambas, sin olvidar las plataformas de colaboración como Microsoft Teams o Slack. Y estas aplicaciones funcionan en todas partes: en las instalaciones, en la nube pública y en SaaS.

Ahí es donde entran en juego los sistemas de integración, que proporcionan una plataforma completa que integra los datos y las aplicaciones en todo el panorama de la TI híbrida para acabar con los silos y aumentar la productividad. Entre los proveedores que ofrecen lo que Gartner denomina iPaaS (plataforma de integración empresarial como servicio) se encuentran las principales empresas de ERP, como SAP y Oracle, junto con actores como MuleSoft, Jitterbit y Dell Boomi. (Salesforce ha comprado recientemente MuleSoft).

El bajo código y el no código al rescate
Sería estupendo que las empresas tuvieran el tiempo y los conocimientos informáticos necesarios para personalizar cada aplicación de ERP, pero por desgracia esa no es la realidad actual. De hecho, las empresas más pequeñas no tienen la experiencia necesaria para personalizar los sistemas ERP; sólo quieren algo que sea esencialmente «plug and play». Y las organizaciones más grandes se centran en implementar nuevos módulos de ERP a la velocidad del negocio, lo que significa que quieren realizar la mínima personalización necesaria.

Los proveedores de ERP han captado el mensaje y están estandarizando sus ofertas para que no sea necesario un esfuerzo significativo de personalización. También se están publicando versiones específicas para cada sector, lo que también reduce la necesidad de personalización.

Sin embargo, todavía hay que realizar un trabajo de personalización específico, sobre todo cuando aporta una diferenciación concreta o un valor comercial. Ahí es donde entra en juego el dúo de desarrollo «low-code/no-code» como una forma de que los líderes empresariales no técnicos optimicen rápidamente las aplicaciones ERP para obtener la máxima eficiencia empresarial. La tendencia a poner el poder en manos de los usuarios de la empresa y permitirles realizar una configuración ligera de los sistemas ERP está definitivamente ganando impulso.

También los cambiantes datos demográficos de la mano de obra, sobre todo en sectores como el manufacturero, también están impulsando el interés por las plataformas de bajo código y sin código, ya que los trabajadores de más edad se están jubilando y los millennials que los sustituyen exigen sus propias herramientas. Según Gartner, el panorama de las plataformas de aplicaciones de bajo código (LCAP) incluye nombres conocidos como Oracle, Salesforce y Microsoft, así como recién llegados como Zoho, Pega, Appian y OutSystems.

La experiencia del cliente es clave
En el lado del cliente, los sistemas ERP están añadiendo funciones como asistentes de voz automatizados y chatbots para ofrecer interacciones en tiempo real. Estos sistemas de cara al exterior también se están reconectando a los datos de los clientes del ERP para ofrecer una experiencia personalizada. Además, los sistemas ERP proporcionan experiencias omnicanal a los clientes para que puedan hacer negocios con la empresa en cualquier dispositivo.

En cuanto a los empleados, las organizaciones están proporcionando experiencias avanzadas a los trabajadores de las fábricas, los trabajadores de mantenimiento y el personal médico, como la activación por voz, la activación por gestos y la realidad virtual. Estos sistemas permiten realizar actividades con las manos libres y pueden proporcionar a los empleados una valiosa información en tiempo real a través de gafas y visores especializados.

De cara a 2021 y más allá, las tendencias generales de TI de la nube, la inteligencia artificial y la movilidad se están extendiendo por el panorama de la ERP. Y a medida que las empresas buscan reducir la complejidad y aumentar la velocidad de la innovación, la integración de ERP y CRM en plataformas iPaaS y la democratización del desarrollo de aplicaciones a través de low-code/no-code jugarán un papel clave.

Redacción Cambiodigital On Line / CWI.it