Nube pública: Ejemplos reales de éxito estratégico

0
13

Tal vez ninguna tecnología singular ha ayudado a las empresas a mitigar los impactos de la pandemia de coronavirus más que la nube pública, que las empresas están utilizando cada vez más para impulsar nuevas experiencias de empleados y clientes.

A medida que el brote COVID-19 se desencadenó en todo el mundo, el software en la nube cimentó su estatus como la plataforma de acceso para proporcionar la entrega en casa, facilitar la distribución de computadoras y crear negocios digitales desde cero.

Aun así, solo el 37% de los 750 altos ejecutivos de negocios y TI dicen que están logrando el valor que esperaban en sus inversiones en la nube, según la nueva investigación de Accenture. ¿La razón principal de la desconexión? Prácticas incoherentes, como las pruebas que indican que no se ha comprometido a adoptar significativamente la tecnología. «Para obtener todo el valor de la nube, necesitas ser un gran adoptante de la nube”, afirma Karthik Narain, líder global de la unidad Cloud First de Accenture.

Los líderes de TI compartieron con CIO.com sus experiencias y lecciones aprendidas sobre la adopción de la nube pública.

Asegurar el negocio de los seguros, con la nube
La compañía de seguros Nationwide está trasladando más de 850 aplicaciones -aproximadamente un tercio de su cartera total- a AWS, incluyendo los sistemas de pólizas de seguros comerciales, personales y de reclamos, así como su sitio web insignia Nationwide.com, comenta Guru Vasudeva, CTO de infraestructura y operaciones de Nationwide.

Al igual que muchas empresas, Nationwide consume analítica en la nube de AWS, aprendizaje automático (ML) y tecnologías serverless para respaldar una transformación digital de varios años. Una diferencia fundamental distingue a esta iniciativa: Nationwide ha adoptado AWS Enterprise Next, un programa de 15 meses en el que AWS reúne a expertos técnicos con los equipos de TI de los clientes para ayudar con las transformaciones y la innovación de la nube. Para Nationwide, los expertos de AWS se han integrado con los equipos de clientes de la empresa para ayudar a racionalizar las aplicaciones, el entorno de TI y las operaciones de Nationwide, señala Vasudeva.

«Es un proceso fantástico para impulsar la innovación”, asegura Vasudeva. Agrega que las lecciones de migración a la nube derivadas de Enterprise Next se pueden aplicar a la mayoría de los desafíos empresariales de Nationwide.

La asociación ya ha ayudado a Nationwide a crear decenas de aplicaciones en la nube, incluida su plataforma Nationwide Small Business Advisory, que utiliza un servicio de aprendizaje automático denominado Amazon Textract para extraer datos de formularios y documentos escaneados para automatizar el proceso de suscripción para propietarios de pequeñas empresas, explica Vasuveda.

Además, la plataforma utiliza los servicios de ML de AWS para recomendar pólizas de seguro personalizadas a clientes de pequeñas empresas en minutos. Esa velocidad es fundamental en un momento en que varias pequeñas empresas están soportando los impactos de la pandemia.

El consejo de Vasudeva: A pesar de su veneración por la nube, algunas aplicaciones no se ajustan al modelo. Nationwide descubrió qué aplicaciones se adaptaban mejor a la nube mediante la ejecución de diagnósticos para determinar los costos de operarlas en AWS. Por ejemplo, hubiese costado 20% más ejecutar una aplicación de gestión de reclamaciones en la nube que on-premises si el departamento de TI no la optimizaba primero para ser ejecutada en AWS. Al recortar los recursos utilizados para ejecutar la aplicación, Nationwide produjo una variación del 45% en el costo de ejecutarla en AWS, señala Vasudeva.

La investigación energética federal recibe un impulso de la nube
No mucho después de que Rocky Campione se uniera al Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE, por sus siglas en inglés) como CIO en el 2019, encontró una organización que solo estaba incursionando en software de nube pública para infraestructura de computación y almacenamiento. Campione, que estuvo la década pasada en el sector privado de la nube, dice que hubo cierta resistencia a adoptar la nube pública «que era más cultural que técnica”.

Después de muchas reuniones y de exhortar al personal a pensar con una mentalidad DevOps para escribir scripts rápidamente, Campione dirigió a la organización hacia las herramientas de productividad de Google Cloud Platform y Google Workspace para el consumo en laboratorios nacionales y sitios de campo del DOE.

El acuerdo está ayudando al DOE a buscar «computación científica como servicio”, que permite a los investigadores aprovechar una potencia informática significativa para investigar sobre las vacunas de COVID-19, predecir las necesidades de mantenimiento antes de que se malogre el equipo de energía y ayudar a las ciudades a identificar fuentes de energía renovable.

La migración hacia GCP también ayudará al DOE a superar las barreras burocráticas para las adquisiciones en materia de TI, señala Campione. Mientras que tradicionalmente las solicitudes de los científicos de capacidad informática han tardado meses en cumplirse, ahora los investigadores conectan máquinas virtuales y otros servicios en minutos. «Una cosa que el COVID-19 nos ha enseñado es que hay que moverse con rapidez”, agrega Campione.

El acuerdo tiene una ventaja adicional de protección en la computación cuántica, la muy publicitada capacidad de computación ultrapotente, cuando esté lista para cumplir aplicaciones científicas. «Cuando la tecnología cuántica esté lista, podremos incorporarla en el acuerdo”, añade Campione.

El consejo de Campione: El DOE está apostando a lo grande por Google para la investigación, pero Campione dice que mantener un enfoque de «cielo abierto” para todas las nubes es fundamental, ya que algunos servicios serán más adecuados para ciertas aplicaciones que otros.

Operaciones bancarias en dos proveedores de nube de primer nivel
En el 2015, el CIO de Standard Chartered Group, Michael Gorriz, encontró lo que la mayoría de los jefes de tecnología encuentran cuando se unen a bancos con trayectorias históricas: sistemas heredados costosos e ineficientes. Afortunadamente para Gorriz, el CEO, Bill Winters, reconoció que el banco singapurense de 160 años necesitaba un cambio de imagen moderno para ayudar a evitar la perturbación de los startups de servicios financieros.

Un problema peludo: tradicionalmente, los grandes bancos han mantenido una visión escéptica del uso de la nube pública mientras se ajustan a las pautas de gobernanza y regulación. Pero, debido a que ese sentimiento ha ido cambiando últimamente, gracias a los servicios en la nube localizados y otras barreras, Gorriz comenzó a trasladar importantes cargas de trabajo a AWS y Microsoft Azure, lanzando nuevos servicios digitales acelerados por Agile y DevOps. Gracias al traslado, el banco puede poner en marcha máquinas virtuales para capacidades de cómputo mucho más rápido que los servidores físicos, asegura Gorriz.

En el 2020, Standard Chartered anunció un plan para trasladar sus sistemas de negociación financiera a Azure y está adoptando Office 365 para respaldar a sus 84 mil empleados. El banco también utilizará la inteligencia artificial y las capacidades de analítica de Azure para mejorar y automatizar los procesos bancarios, y personalizar los productos y experiencias de sus clientes. También está ejecutando sistemas bancarios estratégicos en AWS, incluyendo su banco digital MOX, el servicio de pago global SC Pay y las soluciones de banca como servicio de Nexus.

«Una estrategia cloud-first nos permite ser más ágiles y centrarnos en el cliente para que nuestros consumidores tengan mejores experiencias y un acceso más rápido a nuevos productos innovadores”, señala Gorriz.

El consejo de Gorriz: Muchas empresas afirman que no pueden costear una estrategia de múltiples nubes en la que ejecutan activos informáticos en sistemas de nube separados, pero Gorriz argumenta que Standard Chartered no puede permitirse no comprometerse con dos proveedores de primer nivel. La implementación de servicios centrales en dos nubes diferentes le da a Standard Chartered la tranquilidad de la resiliencia; si un sistema no está disponible, el banco siempre tiene un respaldo en espera, dice Gorriz.

La nube procesa datos sobre las regalías de los músicos
ASCAP también apuesta por AWS y Azure. La organización sin fines de lucro, que trabaja para garantizar que sus 800 mil miembros compositores y editores reciban una compensación adecuada por sus 11,5 millones de obras, está aprovechando la nube para acelerar el procesamiento y análisis de datos, señala el CTO, Tristan Boutros.

Típicamente, los sistemas heredados de ASCAP procesaban datos en lotes durante la noche. Ahora la nube facilita la transmisión de datos, lo que le permite a la organización acceder a información crítica casi en tiempo real. El objetivo es que ASCAP y sus miembros accedan más rápidamente a los datos sobre la música consumida en televisión, películas, radio, restaurantes y servicios de streaming, permitiéndole a la organización asignar con mayor precisión la cantidad correcta de compensación para cada pieza musical, explica Boutros. Además de AWS y Azure, ASCAP procesa muchos de estos datos en el almacén de datos basado en la nube de Snowflake.

«El cambio más grande para nosotros fue pasar del procesamiento por lotes a más streaming, lo que nos dio la capacidad de pivotar y hacer algo con más inmediatez que esperar procesos largos”, señala Boutros.

El consejo de Boutros: Boutros dice que, si bien los servicios en la nube permiten que las empresas salgan fortalecidas de la pandemia, es vital lograr que los stakeholders de tecnología y de la empresa estén en la misma página con respecto a los resultados del consumo de la nube y otras iniciativas de TI. Para garantizar esto, el personal operativo y de TI de ASCAP se reúne trimestralmente para analizar los esfuerzos digitales en curso.

Clint Boulton CIO.com/CIOPeru.pe