Oracle amplía los límites de la nube híbrida en el Edge y en las regiones cloud dedicadas

Oracle amplía los límites de la nube híbrida, con dispositivos independientes que pueden desplegarse en zonas más remotas y regiones dedicadas para tener una nube OCI en su propio centro de datos

0
13
Custom Text

Oracle no es ajena a las interpretaciones particulares del concepto de nube híbrida. Con su oferta «Cloud at Customer», desde hace años permite a los clientes tener una infraestructura instalada físicamente en su propio centro de datos, pero gestionada (y pagada) con la flexibilidad y escalabilidad propias de la nube pública.

La semana pasada, Oracle anunció otra nueva implementación muy singular: Oracle Roving Edge Infrastructure.

Oracle Roving Edge Infrastructure: la nube en una caja
Como su nombre indica, la Roving Edge Infrastructure se dirige a lo que se ha convertido en el campo de batalla de los fabricantes y los proveedores de la nube: el Edge Computing, es decir, ese territorio periférico cercano a las plantas, los vehículos y las infraestructuras dispersas por el territorio, pero que cada vez más necesita intercambiar datos con la nube o el centro de datos corporativo. El servicio se basa en servidores denominados RED (Roving Edge Devices), nodos informáticos portátiles escalables y resistentes para trabajar en condiciones ambientales extremas, incluso en los lugares más remotos.

Oracle-Roving-Edge-Device

Entre los ejemplos de aplicación, Oracle cita aviones, barcos, centros de investigación polar, pozos petrolíferos y otras infraestructuras como lugares que ahora pueden integrarse a la infraestructura de la nube, tanto con una conexión constante, pero también de forma asíncrona, por ejemplo recogiendo datos que luego se transferirán a la nube, pero también aplicando a los datos el mismo tipo de procesamiento que se permite en los servicios típicamente gestionados en la infraestructura de la nube, como el aprendizaje automático, la integración y replicación de datos en tiempo real, la analítica aumentada, el almacenamiento de datos y las consultas avanzadas.

Un dispositivo Oracle RED está equipado con un hardware de alto rendimiento que incluye 40 OCPUs (CPUs de Oracle Cloud), GPUs Nvidia T4 Tensor Core, 512 GB de RAM, 61 TB de almacenamiento y puede desplegarse en múltiples clusters, de 5 a 15 nodos cada uno, con un coste a partir de 160 dólares por nodo y día.

«Los clientes quieren tener opciones a la hora de gestionar sus cargas de trabajo en la nube. Todo el mundo tiene necesidades diferentes en cuanto a la soberanía y la escala de los datos, y también hay quienes quieren obtener en sus instalaciones la misma experiencia que en una nube pública con todos los servicios de Oracle. Oracle Roving Edge Infrastructure es sólo el último ejemplo de lo que somos capaces de hacer, y permite la prestación de servicios de infraestructura básica en los lugares más remotos», comentó Clay Magouyrk, vicepresidente ejecutivo de Oracle Cloud Infrastructure. «Nuestra oferta de nube híbrida crea esencialmente una «región de nube» con las características, el modo y la ubicación que el cliente necesita».

Oracle Dedicated Region: una región de nube completa, pero privada
En el extremo opuesto de la escala, Oracle también ha anunciado recientemente Dedicated Region Cloud@Customer, que permite al cliente disponer de toda una región en la nube totalmente gestionada, con servicios y aplicaciones Oracle de segunda generación, incluyendo la base de datos autónoma, la API, la base de datos autónoma JSON, MySQL con Heatwave y Logging Analytics, todo ello con las garantías habituales de SLA, pero manteniendo toda la infraestructura y los datos dentro del centro de datos del cliente.Oracle ofrece Dedicated Region Cloud@Customer a las empresas que operan en sectores muy regulados o para las que la seguridad tiene una importancia estratégica, y que necesitan cumplir exigentes requisitos de latencia y residencia de datos.

Algunos de los primeros clientes de Dedicated Region Coud@Customer son Australian Data Center, que ofrece servicios soberanos en la nube gestionados para el Gobierno Federal de Australia, y Nomura Research Institute (NRI), el mayor proveedor de soluciones y consultoría de TI de Japón.

Redacción CambioDigital On Line – CWI.it

Artículo anteriorInformar de manera proactiva sobre brechas de seguridad, reduce los daños para empresas en un 40%
Artículo siguiente12 trucos presupuestarios de TI para reducir los costos después de la crisis