PwC prevé que el 5G aporte 1,3 billones de dólares al PIB mundial en 2030

Según su último informe, dicha tecnología impactará de lleno en el sector de la salud.

0
21

Un informe de PwC — The global economic impact of 5G— desvela que el despliegue de dicha tecnología supondrá una mejora de la eficiencia y de la productividad que impulsará el PIB mundial en 1,3 billones de dólares en 2030. Informe que aborda cómo la promesa del 5G lleva haciéndose eco en el mundo empresarial durante años; y cómo una velocidad más rápida, su menor latencia y la capacidad para conectar un mayor número de dispositivos la convierten en un gran salto hacia un futuro más eficiente y productivo, más necesario que nunca tras la aparición de la COVID-19.

La importancia del informe radica en dos aspectos esenciales. El primero de ellos es que cuantifica, por primera vez, el impacto económico de los usos actuales y nuevos de esta tecnología, en 2030, en cinco grandes sectores —salud, eléctrico, consumo y medios de comunicación, industrial y financiero—, y en ocho economías con un despliegue avanzado, como son Alemania, Australia, China, Corea del Sur, EE.UU., India, Japón y Reino Unido.

Lo que lleva a Vanesa González Prieto, socia responsable de Telecomunicaciones de PwC, a admitir que “el impacto económico del 5G variará según el sector y el país, pero, no cabe duda, sus potenciales efectos son enormes porque proporciona, entre otras cosas, máxima conectividad, fiabilidad y una reducción en el uso de energía. Esta tecnología va a suponer un salto cualitativo en la mejora de la productividad y en la transformación de los modelos de negocio de todos los sectores. Su capacidad es tal, que todas las empresas deberían contar con un plan, a cinco años vista, para analizar su desarrollo y poder aprovechar las nuevas oportunidades que se les presenten”.

Conclusiones del informe
Las proyecciones del documento sitúan en 2025 el año en que comenzará a apreciarse en la economía mundial el efecto de las inversiones en 5G. Según el estudio, EE. UU., con 484 000 millones de dólares, China, con 220 000 y Japón, con 76 000 millones de dólares, serán los países que experimentarán un mayor crecimiento de la actividad como resultado de las aplicaciones de la tecnología 5G, debido al tamaño de sus economías y a la solidez y modernidad de sus sistemas productivos.

Asimismo, y de aquellos sectores mencionados más arriba, más de la mitad del impacto económico del 5G en el mundo, cifrado en 530 000 millones de dólares, se producirá por su aplicación en el sector de salud y de atención sociosanitaria en los próximos diez años.

Esto es debido al rápido crecimiento de la telemedicina durante la pandemia, lo que permite vislumbrar el futuro de la atención médica. Es más, el informe de PwC destaca que la atención remota será una de las áreas sanitarias en las que el 5G puede permitir un mayor ahorro de costes y mejores resultados para la salud. Además, apunta a que el incremento de su uso, acompañado de los avances en robótica, IoT e Inteligencia Artificial, pueden dar lugar al surgimiento de una nueva atención médica conectada, basada en línea con el nuevo concepto de ‘medicina 4P’: Predictiva, Preventiva, Personalizada y Participativa.

Finalmente en lo que a la salud respecta, el 5G puede ayudar a reducir la duración de las estancias hospitalarias gracias a la mejora de la comunicación entre médicos y pacientes de forma continua y en tiempo real, tanto dentro como fuera de los hospitales; a optimizar las interacciones entre médico y paciente, a través de plataformas de salud móvil que permitan un intercambio más rápido y preciso de información médica; a transportar equipos médicos y tratamientos con drones, entregando o recogiendo medicamentos, sangre, vacunas o analíticas; y a mejorar la experiencia y eficacia de la telemedicina gracias a interacciones en tiempo real médico-paciente.

IDG.es