Cisco aumenta la velocidad de sus dispositivos Silicon One

0
42
Custom Text

Cisco sigue aumentando la velocidad de sus dispositivos Silicon One de clase webscaler. Por eso, ha decidido incorporar tres nuevos dispositivos a dicha familia, incluyendo un silicio de conmutación de 25,6 Tbps capaz de ofrecer un ancho de banda 1,7 veces mayor y tres veces más paquetes por segundo que otros modelos similares del mercado.

Los nuevos miembros de la familia Silicon One incluyen el dispositivo programable G100 de 25,6 Tbps, el Q211—un ASIC de enrutamiento de 8 Tbps—, y el Q211, un ASIC de conmutación de 8 Tbps. El G100 cuenta con interfaces individuales de 1,6Tbps y, gracias a los motores de procesamiento de paquetes del G100, puede procesar un solo flujo a toda la velocidad de la interfaz.

Además, dado que los dispositivos son programables, pueden personalizarse para una serie de aplicaciones a partir de un único conjunto de chips, lo que elimina la necesidad de desplegar varios conjuntos de chips de silicio específicos para procesadores independientes, procesadores de tarjetas de línea y elementos de tejido. Esto se consigue a partir de un código de programación P4 y un SDK comunes y unificados, según especifican desde Cisco.

Asimismo, los dispositivos Silicone One también pueden dar soporte a proveedores de caja blanca o hiperescaladores que desarrollen sus propios sistemas de red, una de las pocas veces que Cisco ha actuado como proveedor de silicio comercial. Los observadores del sector afirman que no está claro hasta qué punto esta capacidad ha sido explotada por otros proveedores.

Hay que recordar que la familia Silicon One, que ya cuenta con diez miembros, incorpora la tecnología de chip Silicon One personalizada de Cisco e incluye los routers de clase portadora de la serie 8000 de Cisco, todos ellos con el sistema operativo IOS XR7, que ejecuta los equipos y gestiona la seguridad. El silicio de enrutamiento óptico Silicon One incluye soporte para grandes routers distribuidos sin bloqueo, almacenamiento en búfer profundo con una rica QoS y reenvío programable.

IDG.es

Artículo anterior¿Están corriendo los SSD de los nuevos Mac el riesgo de sufrir un desgaste prematuro?
Artículo siguienteCinco claves para las pymes en la pospandemia