La evolución del centro de datos, entre el Edge y la hiperescala

0
8

El mercado italiano de centros de datos está experimentando una fase de aceleración, impulsada también por una red internacional. Se espera que esta aceleración reduzca fuertemente la diferencia con otras zonas geográficas, mejorando la situación general de las empresas y los ciudadanos.

Tanto la mayor cohesión tecnológica dentro de Europa como la reestructuración dentro de las fronteras nacionales podrían, de hecho, dar forma adecuada a la parte de la deuda pública permitida por el Fondo de Recuperación y detallada en el PNRR, el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia.

El contexto actual es muy competitivo en cuanto a tecnologías, organizaciones, competencias profesionales y propuestas empresariales reales, todo ello en constante cambio.

Vertiv, junto con muchos otros actores del sector, dedicó una reunión en profundidad, el Foro del Centro de Datos del Mañana, a este tema. En el mundo de los centros de datos clásicos e hiperescala, el invitado de honor hoy es el Edge Computing: en el fondo, no muy lejos de nosotros, vemos acercarse nuevos modelos organizativos.

Si los datos son dinero, el servidor de borde es la sucursal bancaria

«El crecimiento previsto del negocio de los centros de datos es del 18% anual», evalúa Sherif Rizkalla, director general de Supernap Italia. El tiempo de funcionamiento del centro debe ser del 100% y debe incluir la evaluación de cuatro componentes: energía, refrigeración, seguridad y conectividad.

Supernap Italia es un centro de datos de 42.000 metros cuadrados en un terreno de 100.000 metros cuadrados en Siziano, Pavía.

La tasa de crecimiento del 18% también incluye los Edge Servers, que realizan una combinación de actividades diferente a la de los centros de datos tradicionales y, por tanto, tienen su propia especificidad.

Para explicar mejor la situación de las tecnologías de la información, se suele hacer un paralelismo entre los datos y el dinero, indicando que los datos son la moneda de hoy. En esta descripción, los centros de datos a hiperescala son como bancos, mientras que los servidores Edge son como sucursales de la zona.

Hoy en día, gracias a las normas, hay claridad y «está claro que se necesita una alta cualificación en toda la cadena», afirma Alberto Caccia, director de Lombardini22, empresa especializada en la construcción de centros de datos y que forma parte de la red Cap DC. La claridad permite una identificación temprana del riesgo en todas las fases, desde la selección del emplazamiento hasta la construcción y la liberación.

A nivel internacional, operamos con normas de rendimiento y regulación (internacionales y locales) para Hyperscale y Edge. En la base encontramos los 4 niveles del Uptime Institute, pero también el TIA-942.

Sin embargo, al salir del centro de datos clásico, se encuentran algunas diferencias. «En el Edge, la liberación de sitios es esencial», especifica Caccia. El modelo es, por tanto, diferente al del centro de datos y «el enfoque se desplaza del riesgo al tiempo de entrega: la cadena de suministro debe ser más corta para un enfoque rápido desde el principio».

Realidad aumentada y gemelo digital

Asumiendo el futuro de las cargas de procesamiento, además, hay que dedicar un espacio aparte a la inteligencia artificial. Las soluciones de Machine/Deep Learning as-a-Service son cada vez más demandadas y pronto todo el mundo tendrá que ocuparse también de ellas.

Además, también se ha abierto paso el gemelo digital del centro de datos, gracias al cual las operaciones pueden planificarse cuidadosamente y el mantenimiento puede reducir los perfiles de riesgo.

Entre las tendencias que no son específicas del mundo de las TIC encontramos el modelado 3D en realidad aumentada para mostrar al cliente la planta en todas las fases previas a la construcción, tanto en general como para insertar subsistemas específicos como suele ser el caso de la refrigeración.

¿Pago por uso también para el centro de datos?

La evolución del modelo de pago por uso podría desempeñar un papel muy importante en un futuro próximo. Según Filippo Busato, Presidente de la AiCARR (Asociación Italiana de Aire Acondicionado, Calefacción y Refrigeración) deberíamos tomar como ejemplo la propuesta de la británica Rolls-Royce para los motores de avión. La empresa adapta mucho su oferta con los clientes, llegando también a un pago por uso: el servicio de asistencia y el precio de compra del motor varían en proporción al número de horas de vuelo realizadas.

«Probablemente vayamos en esta dirección también para los centros de datos», con una incidencia en los contratos totales que podría llegar a ser predominante «dentro de quince, veinte años». Se trata de una forma de contratación que no es exclusiva de los motores de Rolls Royce y que suele darse en todos los ámbitos de las instalaciones industriales. Así, el centro de datos está cada vez más integrado en el contexto industrial clásico.

Este cambio de enfoque requerirá un enfoque diferente de la comunicación. Corrado Del Po, fundador y director general de CDLAN, espera mucho de la «información correcta y transparente hacia el negocio de la co-localización». Este es un aspecto, el de la comunicación, esencial para cualquier innovación de la propuesta al cliente.

Redacción CambioDigital OnLine / CWI.it

Artículo anteriorCantv instala 7 km de fibra óptica para modernizar servicios a 576 familias de Valencia
Artículo siguienteAtaques de malware sin fichero aumentan 900% y los criptomineros reaparecen