¿Qué es un análisis PEST? Preparando su empresa para los impactos externos

0
126

El análisis PEST se utiliza para evaluar los factores externos y macroambientales que afectan a su organización, concretamente los políticos, económicos, sociales y tecnológicos. Este método de análisis de cuatro puntos proporciona a su empresa un marco para identificar los factores más influyentes en su sector, con el objetivo de entrar en nuevos mercados empresariales y crecer dentro de su industria. Un análisis PEST puede ayudar a las empresas a predecir la eficacia o el éxito de una determinada estrategia empresarial en términos de rentabilidad e ingresos.

Otras variantes comunes de un análisis PEST son PESTLE o PESTEL, que amplían el acrónimo para incluir factores legales y medioambientales. Otros factores pueden incluir también las tendencias demográficas, así como los factores normativos asociados a las leyes gubernamentales, las normas internacionales y nacionales, y otras regulaciones de cumplimiento.

Factores básicos del análisis PEST

Un análisis PEST o PESTLE siempre incluye cuatro factores básicos a evaluar, que son los siguientes

  • Políticos: Al evaluar los factores políticos en un análisis PEST, su empresa querrá tener en cuenta los países en los que lleva a cabo o planea llevar a cabo su negocio, incluyendo cómo cualquier impuesto, acuerdos comerciales, restricciones comerciales globales y estructuras de poder político podrían influir en su negocio.
  • Económico: Los factores económicos que se tienen en cuenta en el análisis PEST son las políticas fiscales, la inflación, la recesión, los tipos de interés, el costo de vida, los costos laborales, los tipos de cambio, el gasto de los consumidores y los cambios demográficos del país o países en los que se opera.
  • Social: El análisis de los factores sociales es otro factor clave para PEST, que incluye las normas y expectativas culturales del país en el que se opera, así como la demografía, las actitudes culturales, las preferencias de estilo de vida, los niveles de educación, la cultura local y las expectativas profesionales.
  • Tecnológico: Los factores relacionados con la tecnología incluyen el rápido ritmo de cambio, la ciberseguridad, la automatización, la inteligencia automática, el aprendizaje automático, las tecnologías disruptivas, las redes sociales, la robótica y otros avances tecnológicos. También incluye la innovación de productos y servicios, el impacto de la tecnología en los consumidores y la empresa, y el impacto de las tecnologías cambiantes y en evolución.

Cuando se amplía a PESTLE, también se incluyen en el análisis los siguientes factores:

  • Legales: Los factores legales desempeñan un papel importante en el éxito de su empresa, y pueden variar entre países. Tendrá que considerar las leyes relativas a los consumidores, la discriminación, el empleo, los derechos de autor, la salud y la seguridad, y las importaciones y exportaciones. También deberá tener en cuenta cualquier problema legal que haya sufrido su propia empresa para asegurarse de que no se repita en el futuro.
  • Medio ambiente: Existe una creciente preocupación por los factores medioambientales, que incluye la huella de carbono de su empresa, las leyes relativas a las emisiones de carbono, la sostenibilidad y la responsabilidad social de las empresas. También incluye el abastecimiento ético de bienes y servicios, el cambio climático, la contaminación, los recursos no renovables y las leyes relacionadas con el medio ambiente.

Otras variantes del análisis PEST pueden incluir también factores demográficos, normativos, éticos, ecológicos, interculturales, educativos, religiosos, de seguridad, geográficos, históricos, organizativos y militares.

Cómo realizar el análisis PEST
Para realizar un análisis PEST, tendrá que sentarse con los responsables de su organización para evaluar los factores principales y determinar cuáles son los más relevantes para sus objetivos y necesidades empresariales. Durante el análisis, querrá hacer una lluvia de ideas con otros líderes empresariales para identificar cada posible factor, oportunidad y amenaza dentro de cada categoría.

Cada industria tendrá una aplicación diferente del modelo -por ejemplo, un contratista gubernamental podría centrarse más en los aspectos políticos o normativos del análisis, mientras que una empresa B2B se verá más afectada por los factores sociales. Las empresas del sector tecnológico deberán tener en cuenta normativas como el GDPR, que influye en la normativa de cumplimiento global en lo que respecta a la privacidad y la transparencia de los datos.

Asimismo, querrá determinar los factores que requieren atención o acción inmediata, y planificar los factores que tienen el potencial de impactar negativamente en su negocio en el futuro. Por ejemplo, puede descubrir que su empresa necesita abordar cuestiones de cumplimiento y regulación para abrir una oficina en un nuevo país, lo que tendría un impacto inmediato. Del mismo modo, el análisis puede descubrir que su empresa es especialmente vulnerable a una recesión, lo que le permitirá crear un plan en caso de que su negocio se vea afectado por ese tipo de factor económico. También puede ayudar a su empresa a planificar los cambios tecnológicos y los futuros impactos de la IA, la automatización y otras tecnologías disruptivas.

Luego de evaluar los principales factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos, así como los factores legales y ambientales, tendrá que establecer la importancia de cada uno, ya que algunos tendrán un mayor impacto en su negocio. También querrá evaluar las ramificaciones adicionales del análisis PEST para ver si hay otros factores que puedan ser específicos de su industria o negocio. Aunque hay muchos factores que evaluar, un sólido análisis PEST o PESTLE será sucinto y manejable. Hay que mantenerlo lo más sencillo posible para que todos los implicados entiendan el impacto y tengan una visión clara de cómo proceder con la estrategia empresarial global.

Sarah K. White CIO.com

Artículo anterior7 nuevas tácticas de ingeniería social
Artículo siguienteIBM abraza la filosofía ‘zero trust’