Tesla renuncia a aceptar pagos en ‘bitcoins’ y la moneda cae en Bolsa

El máximo dirigente del fabricante de automóviles, Elon Musk, aduce riesgos para el medio ambiente en la explotación de la divisa y emplaza su utilización a un futuro más sostenible.

0
23
Elon Musk, fundador de Paypal y consejero delegado del fabricante de vehículos Tesla Motors y la compañía aeroespacial SpaceX.

Solo dos meses y medio después de invertir 1.250 millones de euros en la compra de bitcoins y de admitir la criptomoneda como forma de pago para sus vehículos, Tesla ha dado marcha atrás y ha renunciado a dicha estrategia. Su máximo representante, Elon Musk, ha citado implicaciones medioambientales para cambiar su posición. “Nos preocupa el uso de combustibles que conlleva la explotación y las transacciones de esta divisa, especialmente el carbón, uno de los más contaminantes”, ha escrito en Twitter. De hecho, durante este tiempo, la reputación del magnate como activista ambiental había estado muy expuesta a las críticas por parte, incluso, de inversores de la compañía. “Creemos que las criptomonedas tienen un futuro prometedor, pero no puede ser a costa del medio ambiente”. Asimismo, el directivo ha afirmado que la multinacional retendrá su inversión inicial en bitcoins con el objetivo de utilizarla tan pronto como su generación dependa de fuentes de energía sostenibles. Es más, la otra gran firma que dirige, SpaceX, ha empezado a aceptar pagos en dogecoin, una moneda que cumple más premisas con la sostenibilidad.

La explotación de bitcoins se realiza en equipos de alta potencia en un proceso que consume una cantidad muy alta de energía que a menudo pasa por la electricidad generada por el carbón. En la actualidad, dicha minería consume aproximadamente la misma energía que un país como Holanda, según datos de la Universidad de Cambridge y la Agencia Internacional de Energía, publicados por Reuters.

Tras el anuncio, bitcoin ha llegado a caer un 1,25% en Bolsa, en comparación con el 20% que ascendió cuando Tesla, en un principio, formalizó su unión con la moneda. Según declaraciones recogidas por la agencia de noticias, el experto Meltem Demirors, asegura que es muy poco probable que en este tiempo Tesla haya llegado a vender algún coche en bitcoins, por lo que las críticas han tenido más peso que el hasta ahora poco valor de negocio que generaba. “Esta declaración permite a Musk apaciguar los ánimos a la vez que mantiene a la criptomoneda en su punto de mira a futuro”.

IDG.es

Artículo anteriorLumen nombrada como Líder en el Cuadrante Mágico de Gartner 2021 para Servicios Globales de Red  
Artículo siguienteDANAConnect retoma su estrategia para el mercado financiero venezolano