EE.UU. retrasa aplicación de impuesto recíproco a países que le impongan el Impuesto Digital

0
23
Custom Text

EE.UU. anuncia nuevos retrasos en la aplicación de aranceles  contra seis países en respuesta a los impuestos dirigidos a las grandes empresas tecnológicas

El Gobierno de EE.UU. anunció el miércoles nuevos aranceles suspendidos contra seis países en respuesta a los impuestos sobre los servicios digitales de esos gobiernos, informó la oficina del Representante Comercial de EE.UU (USRT).

Los seis países sujetos a los aranceles, que se fijan en un 25% sobre unos 2.000 millones de dólares en bienes, son Austria, India, Italia, España, Turquía y el Reino Unido. Se evitará que los aranceles adicionales entren en vigor durante un máximo de 180 días mientras EE.UU. sigue negociando una propuesta de régimen fiscal global a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y el proceso del G20, dijo el USTR.

Los gobiernos extranjeros llevan tiempo quejándose de que las grandes empresas tecnológicas, como Apple, Facebook y Google, deberían pagar más impuestos. Algunos han aprobado recientemente impuestos dirigidos específicamente a los ingresos generados por dichas empresas, incluidas las que tienen su sede en Estados Unidos, como Facebook, Google y Amazon.

El Reino Unido, por ejemplo, ha impuesto un impuesto del 2% sobre los ingresos de las plataformas de redes sociales, los motores de búsqueda y los mercados en línea, con el argumento de que, dado que esas empresas se benefician de los usuarios radicados en el Reino Unido, este país merece una parte de esas ganancias.

«La aplicación de las normas actuales del impuesto de sociedades a las empresas que operan en la economía digital ha llevado a un desajuste entre el lugar donde se gravan los beneficios y el lugar donde se crea el valor», ha dicho el Gobierno británico.

La respuesta de EE.UU. a los impuestos sobre los servicios digitales refleja su oposición a lo que considera políticas discriminatorias dirigidas a las grandes y exitosas empresas de Silicon Valley con alcance mundial. En marzo, el USTR propuso una cifra estimada de 880 millones de dólares en nuevos aranceles combinados contra los seis países, en medio de una investigación de los impuestos extranjeros bajo la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974.

La cifra final de aranceles, que afecta a más de 2.000 millones de dólares en bienes, abarca productos importados como langostinos, alfombras, artículos de cosmética, ropa y consolas de videojuegos, entre otros.

«Estados Unidos mantiene su compromiso de alcanzar un consenso sobre cuestiones fiscales internacionales a través de los procesos de la OCDE y el G20», dijo la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, en un comunicado. «Las acciones de hoy dan tiempo para que esas negociaciones sigan avanzando mientras se mantiene la opción de imponer aranceles bajo la Sección 301 si se justifica en el futuro».

Redacción CambioDigital – CNN

 

Artículo anteriorApple WWDC 2021: Todo gira en torno a los chips
Artículo siguienteInnovando después de la crisis