Alemania estrena el ordenador cuántico más potente de Europa

0
13
Custom Text

Se trata de una máquina de IBM instalada en la organización de investigación Fraunhofer-Gesellschaft. Hasta ahora este ordenador cuántico del Big Blue solo estaba instalado en los centros de datos de la propia compañía en Nueva York. La implantación alemana supone un primer paso para la aplicación comercial de esta tecnología.

Con la adopción del Quantum System One de IBM, Alemania acaba de ponerse a la cabeza de Europa en la carrera cuántica que acaba de comenzar. La máquina, que hasta la fecha solo se encontraba en Nueva York (Estados Unidos), en los centros de datos del Gigante Azul, ha sido instalada en la mayor organización europea de investigación orientada a las aplicaciones, Fraunhofer-Gesellschaft, con sede en Ehningen, una ciudad alemana situada a media hora en coche de Stuttgart.

Gracias a esta implantación, dada a conocer en un acto en el que participaron ayer la canciller alemana Angela Merkel, el director general de IBM, Arvind Krishna, y el presidente de Fraunhofer-Gesellschaft, Reimund Neugebauer, la tecnología cuántica de IBM ya está disponible para que la utilicen empresas, organizaciones de investigación y universidades de toda Europa.

Se trata de una tecnología diseñada para abordar problemas complejos que los superordenadores actuales no pueden y nunca podrán resolver. “La computación cuántica abre nuevas posibilidades para la industria y la sociedad”, en palabras de Hannah Venzl, coordinadora de la Red de Competencia Fraunhofer de Computación Cuántica. “Se podrían desarrollar con mayor rapidez fármacos y vacunas, mejorar los modelos climáticos, optimizar los sistemas de logística y transporte o hacer mejores simulaciones de nuevos materiales. Para que todo esto ocurra, para dar forma al rápido desarrollo de la computación cuántica, necesitamos crear experiencia en Europa”.

El propio CEO de IBM resaltó que “la computación cuántica, combinada con la inteligencia artificial y la nube híbrida, podría acelerar el método científico. Con la Ley de Moore llegando a su fin, la computación cuántica es uno de los próximos grandes saltos tecnológicos y es la tecnología que se encuentra ahora en un punto de inflexión. Los ordenadores cuánticos han pasado de ser un sueño para los físicos a un reto para los ingenieros”.

Un primer paso para la aplicación comercial de la computación cuántica
Desde Fraunhofer-Gesellschaft apuestan por que el Quantum System One allane el camino a futuras aplicaciones industriales de esta nueva forma de computación. También esperan que dé lugar a una mayor investigación y ayude a desarrollar una fuerza de trabajo global preparada para la informática cuántica.

Sin duda, la implantación de este ordenador cuántico en Alemania supone un primer paso para que esta tecnología se amplíe hacia su aplicación comercial. Desde IBM desvelan que el próximo mes de julio Japón instalará un ordenador cuántico como el adoptado en Fraunhofer y “en un futuro no muy lejano” también habrá otro implantado en la Clínica Cleveland de Ohio (Estados Unidos).

La máquina, por dentro
El ordenador cuántico instalado en Fraunhofer, puesto en marcha el pasado mes de enero, es de color negro y brillante y cuenta con unas puertas hechas del mismo cristal que protege la Mona Lisa en el Louvre. Dentro hay una estructura cilíndrica que alberga en su interior el procesador Falcon de 27 qubits de IBM, de unos 10-20 vatios de precisión. Los qubits tienen que estar tan protegidos que se encuentran a temperaturas más frías que en el espacio exterior.

Como curiosidad, la instalación de la máquina se hizo totalmente en remoto, pues la pandemia impidió que los profesionales del área cuántica de IBM de Estados Unidos pudieran volar a Alemania. De este modo, el equipo de la compañía empleó técnicas de montaje a distancia inspiradas en la NASA.

Los investigadores de Alemania ya han empezado a explorar con este ordenador nuevos enfoques de simulación para los materiales de los sistemas de almacenamiento de energía. Otro proyecto que están estudiando es cómo mejorar las carteras de activos financieros y los parámetros de estabilidad en las infraestructuras de suministro de energía. También quieren usar este ordenador cuántico para superar los límites del aprendizaje profundo gracias al aprendizaje automático cuántico.

La comercialización a gran escala y la falta de talento, los retos en la carrera cuántica
En realidad, IBM no es la única tecnológica que trabaja en este campo. En hardware destacan otras compañías como Google, Intel y Atos y en kits de desarrollo también destacan otras como Microsoft, además de compañías más especializadas como IQbit. En realidad, existen empresas de computación cuántica en casi todos los continentes y la financiación pública destinada a tecnologías cuánticas a escala mundial ya es de 22.000 millones de dólares.

Los desafíos radican en la comercialización a gran escala de estas tecnologías y en la falta de talento. De hecho, la mayoría de las organizaciones no tiene personal capaz de utilizar los ordenadores cuánticos, realizar cualquier tipo de programación cuántica o incluso saber cómo puede ayudarles esta tecnología.

IDG.es

Artículo anteriorCaen las ventas de PC, pero sus expectativas son sólidas a largo plazo
Artículo siguienteEricsson prevé 580 millones de suscripciones al 5G en 2021