«La computación cuántica aplicada a las finanzas generará estabilidad en los mercados»

El sector financiero es pionero en el uso y desarrollo de aplicaciones cuánticas, una ciencia que está empezando a desplegar su posible potencial tecnológico y de negocio.

0
8
Custom Text

A pesar de su estado inicial de desarrollo, la carrera cuántica está dejando ya múltiples y potentes casos de uso en diferentes industrias que, a golpe de qubit, producen nuevos fármacos o catalizadores para contener el CO2, entre otras aplicaciones, tal y como ha explicado hoy ante la prensa Stefan Woerner, director de investigación y aplicaciones de IBM Quantum. Es más, el volumen de negocio de esta tecnología incipiente alcanzará los casi 65.000 millones de dólares en 2030, en comparación con los 507 millones en 2019, según un estudio de P&S Intelligence. “Hablamos de servicios revolucionarios que podrán resolver problemas muy específicos”, ha señalado el experto.

Uno de los sectores más avezados –y principal caladero– en la inclusión de la computación cuántica es el financiero. De hecho, el propio Gigante Azul, de la mano de BBVA y la startup española-canadiense Multiverse Computing, ha presentado varios ejemplos prácticos que ya se están llevando a cabo para resolver problemas de magnitudes económicas. El problema de la industria, ha indicado Escolástico Sánchez, responsable de investigación y patentes de BBVA, es la exponencialidad y la complejidad con la que aumentan los problemas bursátiles. “Por ello, creemos que debemos desarrollar capacidades cuánticas, pensar en grande, y traer oportunidades a una nueva era”, ha señalado el directivo, quien, haciendo gala de optimismo, cree que las barreras de ingeniería que desentraña la ciencia están cerca de romperse para desencadenar todo su potencial. “Algunos expertos comparan la situación actual con la de la computación clásica a mediados de los años 50”.

Dentro del proceso de investigación y desarrollo del banco, Sánchez ha mostrado 10 problemas de líneas de negocio que la computación cuántica puede resolver, como la gestión de riesgos o la simplificación del proceso de inversión. “Hemos ejecutado seis pruebas de concepto y los resultados han sido extraordinarios”. Desde IBM estiman que, “si bien pueden faltar varios años para las aplicaciones comerciales amplias, se espera que la computación cuántica produzca productos y servicios innovadores que probablemente resolverán con éxito problemas muy específicos en un plazo de tres a cinco años”. En la actualidad, dicen, los casos de uso para el sector financiero se pueden clasificar en focalización y predicción, optimización comercial y elaboración de perfiles de riesgo.

Preparados para la revolución cuántica
Por su parte, Enrique Lizaso, fundador y CEO de Multiverse, cree que la aplicación de esta ciencia a la industria generará estabilidad financiera. La organización está focalizada en el desarrollo de la computación cuántica para los sectores financiero y energético y, tal y como ha reconocido el directivo, “está preparada para triunfar en esta revolución”. “Ya podemos generar impacto en la rentabilidad y mejorar el control de los riesgos”.

IDG.es

Artículo anterior“No hay recuperación sin digitalización»
Artículo siguiente5 consejos para crear una cultura de TI en la que las mujeres prosperen