Microsoft reconoce que la escasez de chips ha afectado a las ventas de Surface y Windows

0
10

La tecnológica ha cerrado su tercer trimestre del año, el más rentable del ejercicio. La compañía ha superado las previsiones de Wall Street en ingresos y beneficios, ya que el descenso de las ventas de PC derivado de la escasez mundial de chips fue compensado con creces por el auge de los servicios en la nube.

La escasez de chips ha afectado a una de las mayores empresas de software del mundo, Microsoft, y a su línea de PC Surface. La compañía informó ayer de un beneficio neto de 16.500 millones de dólares (un 47% más que hace un año) sobre unos ingresos de 46.200 millones de dólares, un aumento del 21% respecto al mismo periodo. Pero dos negocios clave sufrieron como resultado de los continuos problemas de suministro.

Los ingresos de Surface cayeron un 20%, unos 348 millones de dólares, hasta llegar a 1.376 millones de dólares. En un comunicado, Microsoft aseguró que el déficit se debe a “limitaciones de la cadena de suministro”, sin especificar cuáles eran esas limitaciones. La compañía también indicó que los ingresos de los OEM de Windows disminuyeron un 3%, “con la continua demanda de PC afectada por las limitaciones de la cadena de suministro” (desafortunadamente, los ejecutivos de Microsoft no aclararon cuáles eran realmente esos problemas de la cadena de suministro).

«Los ingresos de los fabricantes de equipos originales disminuyeron un 3% y los de Surface un 20%», contó la directora financiera de Microsoft, Amy Hood, en una reunión con analistas. Añadió que «ambos se vieron afectados por las importantes limitaciones de suministro señaladas anteriormente en un buen entorno de demanda».

Microsoft lanzó Surface Laptop 4 durante el segundo trimestre, un portátil sólido. Por lo demás, las ventas de Surface se basaron en la Surface Pro 7+, la última novedad de Microsoft en el mercado de las tabletas dos en uno con Windows.

Curiosamente, el otro negocio clave de hardware de Microsoft, la consola de juegos Xbox, no se vio aparentemente afectado. Los ingresos de esa división, impulsada por la Xbox Series X y Series S, habían aumentado un 172% hasta una cantidad no revelada, “impulsada por un mayor precio y volumen de consolas vendidas”. Sin embargo, los ingresos por contenidos y servicios de Xbox cayeron debido a un descenso de los títulos de terceros, según la compañía. Además, las fuertes ventas durante la pandemia de 2020 hicieron que 2021 pareciera más débil en comparación.

En general, el segmento de Computación Más Personal de Microsoft, que incluye PC y Windows, reportó 4.873 millones de dólares en ingresos operativos, en comparación con los 4.091 millones de dólares de hace un año. Los ingresos pasaron de 12.900 millones de dólares hace un año a 14.100 millones en el trimestre actual.

El negocio de Productividad y Procesos Empresariales, que incluye Office, registró 6.400 millones de dólares de ingresos de explotación, frente a los 4.000 millones de hace un año, con unos ingresos de 14.700 millones de dólares.

Las acciones de la compañía subieron un 0,7% después de que Microsoft proyectara que el crecimiento de su negocio de computación en la nube Azure continuará a buen ritmo tras un trimestre en el que las ventas aumentaron un 51%. El cambio impulsado por la pandemia del teletrabajo ha impulsado a los clientes a apostar por la informática basada en la nube, lo que está beneficiando no solo a Microsoft sino a sus rivales en esta materia: AWS y Google Cloud.

En concreto, los ingresos del segmento de la ‘nube inteligente’ de Microsoft aumentaron un 30%, hasta llegar a los 17.400 millones de dólares, y el crecimiento de los ingresos de Azure superó ampliamente el aumento del 43,1% previsto por los analistas, según los datos del consenso de Visible Alpha, informa Reuters.

La capitalización bursátil de Microsoft ya se sitúa en casi 2,2 billones de dólares, tras subir casi un 30% en lo que va de año, frente al 18% del índice general S&P 500, según datos de Refinitiv Eikon basados en la cotización de cierre del lunes. Ha superado la relación precio-beneficio de los titanes tecnológicos Apple y Google, lo que alimenta la preocupación de algunos analistas de que pueda estar sobrevalorada.

Microsoft proyectó un fuerte crecimiento para la red social profesional LinkedIn, que se benefició durante el trimestre de una sólida publicidad y un fortalecimiento del mercado laboral.

IDG.es

Artículo anteriorQué son los ejercicios de simulación
Artículo siguienteNace MarIA, el primer modelo masivo de inteligencia artificial de la lengua española