3 avances tecnológicos a corto plazo que podrían cambiar el futuro

La convergencia de la computación conversacional, la computación ambiental y el PC en la nube probablemente reconfigurará radicalmente el mundo tecnológico dentro de una década.

0
29

La pandemia ha tenido un impacto casi fascinante en la velocidad del cambio en las TI. Ahora nos conectamos a distancia más que nunca y, gracias a la videoconferencia, tenemos la posibilidad real de hacer por fin lo que siempre ha prometido: eliminar la mayoría de los viajes de negocios, incluidos los desplazamientos matutinos. Las empresas tecnológicas de Silicon Valley han convertido esta circunstancia en una gran ventaja para la contratación: al contratar a personas para trabajar a distancia, pagan menos de lo que harían en caso contrario, ofreciendo salarios muy superiores a los que obtendrían a nivel local.

Es un irónico ganar/ganar para ambas partes. Los cambios empresariales que impone Covid-19 a las empresas también han propiciado avances en otras áreas que pronto podrían revolucionar gran parte de lo que hacemos. Estas áreas son la computación conversacional, la computación ambiental y el PC en la nube.

Informática conversacional
Con la ayuda de Nvidia y toda una serie de empresas, IBM está trabajando para que sea posible mantener una conversación con un interlocutor de inteligencia artificial (Microsoft también está trabajando en ello). Si no has experimentado las capacidades conversacionales en un Amazon Echo, vale la pena hacerlo para ver cómo está evolucionando en el lado del consumidor. El esfuerzo de procesamiento conversacional de Amazon, que se basa en su propia tecnología, básicamente da un giro al desarrollo a las interfaces informáticas. Antes, el usuario tenía que aprender a comunicarse con el ordenador y no a la inversa.

Los sistemas de respuesta de voz interactiva (IVR) son actualizados constantemente, por lo que cada vez es más difícil saber si esa voz que nos pregunta si queremos una nueva garantía para el electrodoméstico es humana o no. Los avances en áreas como la venta de seguros y la atención sanitaria han mostrado beneficios sustanciales.

Menciono a IBM porque, en uno de los eventos de la empresa, los ejecutivos informaron del caso de un hombre llamado por un sistema de telemarketing que no sólo había contratado un seguro, sino que incluso había intentado ligar «flirt» con el ordenador y le había pedido cita romántica.

El procesamiento conversacional no sólo tiene enormes implicaciones para los centros de llamadas, sino que acabará redefiniendo la forma en que trabajamos con los ordenadores, permitiéndoles ofrecer compañía, una mejor comprensión de lo que necesitamos y, con el tiempo, algo más parecido a un compañero «humano» que a una herramienta.

Informática ambiental
Este esfuerzo está liderado principalmente por Amazon, pero IBM (con Watson Assistant), Microsoft (con Cortana) y Apple (Siri) también están jugando en este espacio, aunque no tan activamente. La computación en el entorno, o ambient computing,  se refiere a los ordenadores con los que hablamos dondequiera que vayamos. Por ejemplo, cuando vamos a echar gasolina, podemos decirle al surtidor de qué tipo y qué cantidad de combustible queremos, en lugar de utilizar el clásico teclado; o podemos decirle a la cocina cómo calentar nuestra comida, o abrir y cerrar el grifo con nuestra voz.

En la informática ambiental, la voz es la interfaz predominante, aunque las pantallas también entran en juego para proporcionar feed back y responder. Este concepto se basa en la computación conversacional, haciendo que la tecnología informática sea tan común y práctica que podamos interactuar con cualquier cosa allá donde vayamos.

PC en la nube
Vinculado estrechamente al lanzamiento de Windows 365, el concepto de PC en la nube sigue siendo fascinante porque imita en cierto modo el concepto de thin client que Oracle y Sun Microsystems intentaron implantar hace dos décadas en un intento de sustituir a Windows. En esencia, el Cloud PC permite que cualquier cosa conectada a la nube con una pantalla y un navegador sea nuestro PC con Windows.

Ya no es necesario el hardware de PC tradicional. Los teléfonos inteligentes todavía no pueden sustituir al 100% a un PC, pero están llegando las pantallas head-mount de ultra alta definición, que cuando se combinan con un teléfono inteligente equipado con un puerto Thunderbolt o una interfaz de pantalla inalámbrica más robusta, podrían evolucionar para convertirse en el cliente de hardware de Windows perfecto.

Tal vez deberíamos llamar «Lazarus» a esta próxima oleada de PC Everywhere que hablan. Porque a medida que estas tres tendencias maduren, estaremos rodeados de ordenadores que nos hablen como personas, que ofrezcan una experiencia Windows dondequiera que estemos y una experiencia informática evolucionada que proporcione a todos un compañero aún estando solos. Los factores de forma tendrán que cambiar, las interfaces se desplazarán hacia la voz y las pantallas montadas en la cabeza (una vez que estén maduras) cambiarán para siempre la forma en que vemos e interactuamos con nuestros ordenadores, cada vez más basados en la nube.

Estamos al principio de un gran cambio, algo que no habíamos visto desde el nacimiento del PC. Cuando esta tendencia madure finalmente, nuestros ordenadores se habrán convertido en nuestros amigos compañeros, siempre con nosotros y con el poder de la nube para apoyarlos. Hablaremos con ellos como lo hacemos entre nosotros, con la principal excepción de que los ordenadores no se ofenderán ni se enemistarán con nosotros.

Redacción CambioDigital OnLine – CWI.it

Artículo anteriorPor qué podrías ver cambios sutiles en el diseño de tu smartphone
Artículo siguienteCantv inició instalación de la tecnología GPON en San Cristóbal