Samsung lanza su nueva línea de teléfonos top, plegables, más baratos, duraderos y tienen una cámara oculta bajo la pantalla

Samsung sigue apostando por un futuro en el que los smartphones se doblen por la mitad. Pero primero debe convencer a los usuarios de que ese es el futuro teléfono  que quieren.

0
24

En su evento anual Unpacked el miércoles, Samsung se centró en sus teléfonos inteligentes plegables en lugar de sus dispositivos insignia Note a pesar de las ventas mediocres de los modelos plegables y una crisis de relaciones públicas en 2019 con respecto a que las versiones anteriores que se rompían fácilmente.

Samsung anunció dos nuevos teléfonos inteligentes plegables que llegarán a finales de este mes: el Galaxy Z Fold3 5G, un teléfono inteligente que se abre como un libro para formar una tableta, y el Galaxy Z Flip3 5G, similar a una concha marina (teléfonos de tapita), con un diseño que recuerda a los teléfonos plegables de principios de la década de 2000. Aunque la empresa ha bajado los precios de su tercera generación de plegables, estos productos seguirán costando a los compradores al menos cuatro cifras.

Samsung dijo que el Z Fold3 y el Flip3 son más delgados, más ligeros, más duraderos y resistentes al agua que sus anteriores modelos plegables. Estas mejoras se producen tras los problemas de las versiones anteriores, que no soportaban las caídas, el polvo y el agua, y presentaban importantes problemas con la pantalla. Los dispositivos también presentan nuevas formas de realizar la multitarea, gracias al uso del característico S Pen del Note, demás de una cámara bajo la pantalla sí, una cámara alojada bajo la pantalla y que podría suponer el fin de la poco agraciada y repudiada muesca.

Incluso con estas actualizaciones, Samsung tiene una larga cuesta que escalar para consolidar sus productos flip en el mercado. Según los datos de la empresa de investigación de mercados Canalys, Samsung envió sólo 257.000 teléfonos plegables en los tres meses que terminaron en junio, en comparación con casi 58 millones de teléfonos no plegables.

El Z Fold3
Samsung promocionó el Z Fold3 como más duradero y fiable que sus predecesores. Su pantalla Infinity Flex de 7,6 pulgadas tiene capas de protección contra el desgaste diario y cuenta con Gorilla Glass resistente a los arañazos. El marco exterior está fabricado en aluminio con un 10%  más de resistencia que los modelos anteriores, y la infame bisagra, donde se pliega el smartphone, está diseñada con cerdas internas más cortas para repeler mejor el polvo y otras partículas.

Esas características podrían ser clave para generar confianza en lo que todavía es un nuevo diseño. En 2019, algunos de los primeros críticos de su primer teléfono plegable, el Galaxy Fold, informaron de parpadeos y pantallas rotas y un abultamiento de la pantalla. Incluso después de que su lanzamiento oficial se retrasara durante meses para solucionar los problemas, las críticas de los usuarios fueron mixtas.

Sin embargo queda un gran obstáculo aún para una adopción más amplia: el precio. El nuevo Z Fold3 cuesta 1.799 dólares, casi 200 dólares menos que su predecesor, pero sigue siendo una suma asombrosa incluso en comparación con otros dispositivos premium. A modo de comparación, el Samsung Galaxy S21 5G comienza en 799 dólares, el Galaxy Note20 en 999 dólares y el iPhone 12 Pro en 999 dólares.

Para ayudar a atraer a los compradores, Samsung se arriesga a probar algo nuevo con este producto. Además de las tres cámaras en la parte trasera (un gran angular, un ultra gran angular y un teleobjetivo), la compañía ha anunciado su primera cámara oculta bajo la pantalla.

La cámara frontal está ahora integrada debajo de la pantalla para que la muesca no se interponga en lo que el usuario ve en la pantalla. Teniendo en cuenta que la tecnología está todavía en sus inicios, es posible que surjan problemas, pero Stanton dijo que el Fold3 es el «banco de pruebas perfecto» para este tipo de tecnología porque es más un dispositivo de prestigio que un producto de mercado masivo.

El Fold3 también es compatible con la función S Pen, lo que permite a los usuarios aprovechar al máximo su enorme pantalla. Por ejemplo, se pueden tomar notas en un lado del dispositivo mientras se realiza una videollamada en el otro, o se puede revisar una lista de tareas pendientes mientras se leen los correos electrónicos. El Z Fold3 está disponible en negro, verde y plata.

Z Flip3
El Z Flip3, que se abre y cierra verticalmente como un teléfono plegable tradicional, viene ahora con una bisagra más fina y una pantalla de cubierta rediseñada que es cuatro veces más grande, corrigiendo una de las mayores quejas sobre el Flip2. Ahora es más fácil ver las notificaciones, los widgets y los mensajes, y los usuarios tendrán la posibilidad de echar un vistazo a su agenda, comprar un café a través de Samsung Pay, comprobar el tiempo y controlar su recuento de pasos diarios sin tener que abrir el teléfono.

El modo flexible permite a los usuarios del Z Flip3 hacer una foto o un vídeo desde la pantalla de la cubierta. Cuando se mantiene parcialmente plegado, los usuarios pueden trasladar un vídeo a la mitad superior de la pantalla y permitir que la zona inferior sirva de mando para controlar el brillo y el volumen.

Tanto el Z Fold3 como el Z Flip3 incluyen asociaciones con Google, Microsoft y otros, de modo que las aplicaciones se adaptan mejor a las pantallas. Por ejemplo, el modo de doble panel de Microsoft Outlook para los plegables de Samsung permite a los usuarios leer un correo electrónico completo mientras ven otros en el lateral, de forma similar a la experiencia de un ordenador de sobremesa.

Relojes inteligentes y auriculares inalámbricos
Además de los plegables, las líneas de wearables de Samsung se renovaron el miércoles. Sus nuevos Galaxy Watch4 y Galaxy Watch4 Classic, los primeros relojes inteligentes de la compañía que funcionan con el sistema operativo Wear OS, creado conjuntamente con Google, prometen una visión aún más profunda del perfil de salud del usuario.

Los relojes son más rápidos, la resolución de la pantalla es más nítida y la batería se carga más rápido, la empresa dice que con 30 minutos de carga los usuarios tendrán 10 horas de batería. Pero la verdadera innovación se encuentra en un nuevo chip con tres sensores de salud. Samsung dice que los sensores pueden ahora evaluar la composición corporal midiendo el músculo esquelético, la tasa metabólica basal, la retención de agua y el porcentaje de grasa corporal. También incluye funciones avanzadas de seguimiento del sueño, como la capacidad de controlar los ronquidos.

Samsung también ha presentado su segunda generación de auriculares inalámbricos Galaxy Buds2, sus auriculares más pequeños, ligeros y asequibles hasta la fecha. Los Buds2 vienen con cancelación activa del ruido, tres tamaños de puntas suaves y flexibles que los usuarios pueden elegir para encontrar el ajuste más cómodo. Están disponibles en grafito, blanco, oliva y lavanda.

Redacción CambioDigital OnLine

Artículo anteriorUn hackeo a la plataforma financiera Poly Network logra dar con 600M US$ en criptomonedas
Artículo siguienteLas 5 aplicaciones móviles más riesgosas