Google podría estar creando su propia CPU M1 para los Chromebooks

0
15

Citando a tres fuentes diferentes no identificadas, Nikkei Asia afirma que Google está construyendo su propio procesador para utilizarlo en portátiles y tabletas con ChromeOS, con una fecha de lanzamiento prevista para el 2023.

Las Chromebooks han arrasado en las listas de ventas y dominan en las escuelas gracias a su bajo costa, su fácil mantenimiento y su estrecha relación con los servicios de Google. De hecho, los portátiles que utilizan ChromeOS han ido comiendo poco a poco la cuota de mercado de Windows de Microsoft, y ahora superan en ventas a los MacBook.

La gran mayoría de las Chromebooks utilizan los chips x86 de Intel, de menor costo, pero no es el único actor. AMD también ha tenido un éxito decente en ChromeOS últimamente. También hay numerosos Chromebooks con chips basados en Arm de MediaTek y Qualcomm. En un momento dado, incluso Nvidia ofreció su Tegra basado en Arm en las Chromebooks. Sin embargo, Intel sigue siendo el principal actor, por lo que la decisión de Google de introducir su propio diseño interno en las Chromebooks podría ser una señal de lo que está por venir, sobre todo después de la transición del M1 de Apple.

¿Qué es lo que está impulsando esta prisa por fabricar sus propios chips?

El analista Patrick Moorhead, de Moor Insights Strategy, cree que puede tratarse simplemente de gelatina.

«En general, creo que muchas empresas sienten cierta ‘envidia de Apple’, dado el volumen de dinero que Apple gana con sus dispositivos. Los competidores de Apple ven que ésta hace sus propios chips, adaptados a experiencias especiales, y quieren hacer lo mismo», indicó Moorhead a PCWorld. «Me gusta la idea y la noción de las experiencias especiales, pero para tener pleno éxito, se necesita una enorme cantidad de inversión, una tolerancia al riesgo y el requisito de apalancar 10, si no 100, millones de unidades».

Moorhead señaló que Arm lo hace mucho más fácil al menos, pero competir con AMD o Intel no es para los jugadores de tragaperras de un centavo, es solo para los grandes apostadores.

«Con la estructura de IP de Arm y la mayor facilidad para integrar ASICs especiales para capacidades especiales en los chips, no es tan difícil crear un SOC como lo era antes», indicó. «Solo cuando los volúmenes alcanzan las decenas, quizá los cientos de millones, aparecen las ventajas de costo. Para competir con AMD o Intel, cualquier fabricante de chips necesita invertir miles de millones en fundiciones para conseguir una producción de vanguardia».

El analista Kevin Krewell, de Tiras Research, coincide en gran medida y cree que el deseo de las empresas de contar con un silicio personalizado es lo que las impulsa, y la demanda es suficiente para que incluso Intel cambie sus métodos.

«Las empresas buscan un silicio personalizado y optimizado para sus aplicaciones», anotó Krewell. «Los núcleos de Arm son ahora más eficaces y pueden utilizarse para construir silicio personalizado.

En el pasado no se podía obtener silicio personalizado de Intel, pero eso está empezando a cambiar».

Gordon Mah Ung PCWorld.com – CIOPeru.pe

 

Artículo anteriorIDC prevé que el mercado del PC siga creciendo en el tercer trimestre de 2021
Artículo siguienteLa FAA suspende vuelos de Virgin Galactic para investigar algunos problemas durante el vuelo de Richard Branson