¿Qué es SCOR? Un modelo para mejorar la gestión de la cadena de suministro 

0
28

La gestión de la cadena de suministro (SCM, por sus siglas en inglés) es un enfoque fundamental para las empresas que venden productos, servicios, hardware y software. La cadena de suministro incluye todo lo relacionado con el flujo de bienes de una empresa a sus clientes o a otras empresas. No se puede configurar y luego dejar olvidada: la cadena de suministro debe ser evaluada regularmente para que siga siendo eficiente y productiva. Ahí es donde el modelo SCOR entra en juego. 

Definición del modelo SCOR
El modelo de referencia de operaciones de la cadena de suministro (SCOR) está diseñado para evaluar la efectividad y eficiencia de las ventas y la planificación operativa (S&OP) de su cadena de suministro. La SCM es compleja y la implementación de S&OP puede ser difícil, pero el modelo SCOR pretende ayudar a estandarizar el proceso y crear una forma medible de rastrear los resultados. Funciona en todas las industrias utilizando definiciones comunes que se aplican a cualquier proceso de la cadena de suministro. Con el modelo SCOR, las empresas pueden determinar el grado de avance o madurez de un proceso de la cadena de suministro y qué tan bien se alinea con los objetivos empresariales. 

SCOR 12.0
Desarrollado originalmente en 1996 por la empresa de consultoría de gestión PRTM, SCOR está respaldado por el Supply-Chain Council, que ahora forma parte de la Association for Supply Chain Management (ASCM), antes conocida como APICS. El marco SCOR original fue desarrollado por AMR Research y la consultora Pitiglio, Rabin, Todd y McGrath (PRTM); y fue analizado por empresas como Intel, IBM, Rockwell Semiconductor y Procter and Gamble. El marco SCOR fue diseñado para ayudar a simplificar el lenguaje utilizado para describir la gestión de la cadena de suministro, categorizándola en cuatro procesos: planificación, aprovisionamiento, fabricación y distribución; los procesos de devolución y soporte se agregaron más adelante. La versión más reciente del marco, SCOR 12.0, fue lanzada en 2017 por la ASCM. 

La versión actualizada incluye múltiples «impulsores emergentes del éxito de la cadena de suministro”, abarcando temas como omnicanal, metadata y blockchain, según la ACSM. El marco se modernizó para que las mejores prácticas se alineen de manera más adecuada con las estrategias digitales, incluyendo nueva información de capacitación y estándares integrados de sostenibilidad utilizando la Global Reporting Initiative (GRI). El Modelo de Capacidades Digitales (DCM) y el estándar digital SCOR (SCOR DS) se lanzaron en el 2019 para abordar la creciente necesidad de digitalización del modelo SCOR. 

Los seis procesos principales de SCOR
Como marco, SCOR se centra en todas las interacciones con el cliente desde el momento en que se realiza un pedido hasta que se paga la factura. Eso incluye todo el material y los servicios necesarios para completar las transacciones, incluyendo los suministros, las piezas, el software y los equipos. Las interacciones de mercado también se consideran parte del modelo porque ayudan a establecer la demanda. 

Los procesos definidos en el marco SCOR son ejemplos de lo que ocurre comúnmente en SCM. Las prioridades de cada negocio pueden diferir, y es posible que algunos pasos sean redundantes o irrelevantes para sus objetivos. A pesar de esto, SCOR debería serle útil a la mayoría de las empresas para organizar su cadena de suministro: el marco utiliza definiciones comunes estandarizadas para adaptarse a cadenas de suministro simples o complejas en cualquier sector. 

El modelo SCOR se basa en seis procesos de gestión: 

  • Planificación: Los procesos de planificación incluyen la determinación de los recursos, los requisitos y la cadena de comunicación de un proceso para garantizar su alineación con los objetivos empresariales. Esto incluye el desarrollo de las mejores prácticas para la eficiencia de la cadena de suministro teniendo en cuenta el cumplimiento, el transporte, los activos, el inventario y otros elementos necesarios de la SCM. 
  • Aprovisionamiento: Los procesos de aprovisionamiento implican la obtención de bienes y servicios para satisfacer la demanda prevista o real del mercado. Esto incluye la compra, recepción, análisis y suministro de material entrante y los acuerdos con los proveedores. 
  • Fabricación: Incluye los procesos en los que se preparan los productos terminados para satisfacer la demanda prevista o real del mercado. Define cuándo se deben realizar los pedidos por encargo, pedidos contra stock o diseñados a pedido; incluye la gestión de producción y la lista de materiales; y todos los equipos e instalaciones necesarias. 
  • Distribución: Todos los procesos involucrados en la entrega de productos y servicios terminados para satisfacer la demanda planificada o real se encuentran dentro de este apartado, incluyendo la gestión de pedidos, transporte y distribución. 
  • Devolución: Los procesos de devolución están relacionados con la devolución o recepción de productos devueltos, ya sea de clientes o proveedores. Esto incluye los procesos de soporte al cliente posteriores a la entrega. 
  • Soporte: Incluye los procesos asociados a la SCM, como las reglas empresariales, el rendimiento de las instalaciones, los recursos de datos, los contratos, el cumplimiento y la gestión de riesgos. 

Métricas y medidas de rendimiento del modelo SCOR
Se utilizan tres niveles para medir el rendimiento de la cadena de suministro. Estos niveles ayudan a estandarizar las métricas para que las empresas puedan ser evaluadas frente a otras empresas, incluso si operan de manera diferente. Una organización más pequeña puede compararse con una más grande, o las empresas pueden juzgar el rendimiento de su cadena de suministro en comparación con empresas de otras industrias. 

Hay más de 250 métricas SCOR en el marco, clasificadas según cinco atributos de rendimiento: confiabilidad, capacidad de respuesta, agilidad, costos y eficiencia de la gestión de activos. Las empresas las utilizan para establecer los requisitos de la cadena de suministro, determinando a qué atributos de rendimiento darles prioridad, y en qué áreas la empresa puede desempeñarse a un ritmo promedio. 

Los tres niveles incluyen: 

  • Nivel 1: Definición del alcance, incluyendo geografías, segmentos y contexto. En este nivel, la atención se centra en las seis configuraciones principales del proceso: planificación, aprovisionamiento, fabricación, distribución, devolución y soporte. 
  • Nivel 2: Configuración de la cadena de suministro, incluyendo geografías, segmentos y productos. Las métricas son de alto nivel y se evalúan en múltiples procesos SCOR. Este nivel incluye categorías de subtipos que se encuentran dentro de las categorías «principales» del Nivel 1. 
  • Nivel 3: Detalles de los elementos del proceso, identificando las actividades empresariales clave dentro de la cadena. En este nivel, se puede asociar cualquier proceso o subcategoría de Nivel 2 con un proceso de Nivel 3. 

Modelo de capacidades digitales y estándar digital de SCOR
En el 2019, la ASCM, junto con Deloitte Consulting, lanzó la versión 1 del Modelo de Capacidades Digitales (DCM), cuyo objetivo es ayudar a los profesionales de la cadena de suministro a desarrollar redes de suministro digitales utilizando un modelo de referencia. El DCM ayuda a las organizaciones a construir y diseñar las capacidades digitales necesarias para «transformar sus cadenas de suministro lineales en un conjunto de redes dinámicas”. 

Cada capacidad digital de DCM es asignada a elementos del Estándar Digital de SCOR (SCOR DS), un marco independiente de la plataforma que vincula los procesos empresariales, las métricas, las mejores prácticas y la tecnología en un formato simplificado. El SCOR DS introdujo 19 prácticas emergentes en el modelo SCOR 12.0 para responder a la «creciente necesidad de digitalización de las cadenas de suministro”. Las capacidades digitales han complicado las redes de la cadena de suministro, exigiendo un cambio de enfoque que pase de «cadenas secuenciales” a «redes concurrentes”. Con el DCM, las cadenas de suministro lineales se pueden transformar en conjuntos de redes dinámicas utilizando soluciones habilitadas digitalmente. 

Las seis principales capacidades del DCM 

  • Cliente conectado: Esta capacidad permite a las empresas mejorar la participación y compromiso del cliente a lo largo de los ciclos de vida del servicio, del producto y del cliente. Incluye la experiencia del cliente, los servicios de campo conectados, la supervisión y los conocimientos, el seguimiento inteligente del producto, la gestión de problemas del cliente y el producto como servicio. 
  • Desarrollo de productos: Esta capacidad incluye el desarrollo y la gestión de productos y servicios que se adaptan a la experiencia del cliente, y se pueden transformar en base a datos en tiempo real. También incluye la gestión de productos y carteras, la arquitectura de la plataforma de productos y la ingeniería de sistemas, el desarrollo digital, la colaboración en el desarrollo de productos y la gestión de la configuración. 
  • Planificación sincronizada: Esta capacidad integra las metas empresariales estratégicas, los objetivos financieros y los planes tácticos de red de suministro para «crear un plan de negocio conectado, concurrente y sincronizado”. Su objetivo es crear una toma de decisiones multifuncional más rápida, un mejor servicio al cliente y colaboración en tiempo real. Incluye la conciliación del plan empresarial, el diseño de la red de suministro, la planificación del ciclo de vida de la cartera, la gestión inteligente de la demanda, la correspondencia entre la oferta y la demanda (RDSM) y la optimización dinámica del flujo. 
  • Suministro inteligente: El suministro inteligente se centra en impulsar una mayor eficiencia en las operaciones de aprovisionamiento a través de la mejora de las relaciones con los proveedores y la mitigación de cualquier riesgo potencial. Incluye capacidades como análisis inteligente del suministro, gestión de categorías, ejecución de fuentes, gestión digital de contratos, procesamiento de facturas y pagos, colaboración y aprovisionamiento con proveedores, y cumplimiento. 
  • Operaciones inteligentes: Esta capacidad se centra en las mejoras de rendimiento y seguridad en la producción, y sincroniza todos los pasos de la producción y las operaciones. Incluye funcionalidades como una fuerza laboral reforzada, sincronización total de operaciones, ejecución ágil de operaciones, soporte eficiente de operaciones, centro de mando de operaciones y estrategia de operaciones. 
  • Cumplimiento dinámico: Esta red de sistemas interconectados entre empresas tiene como objetivo mejorar la experiencia del cliente mediante la entrega de productos y servicios de calidad a tiempo y en buenas condiciones. Incluye capacidades como señales de cumplimiento automatizadas, cadena de custodia e integridad, cumplimiento de pedidos omnicanal, operaciones de almacén eficientes, selección de ruta óptima, respuesta de red adaptable y operaciones de transporte eficientes. 

Las mejores prácticas de SCOR
Hay cuatro tipos: 

  • Práctica emergente: Un proceso que involucra nuevas tecnologías, conocimientos o nuevos enfoques para organizar procesos. 
  • Mejores prácticas: Prácticas actualizadas que generan resultados consistentes y confiables con el desempeño de la cadena de suministro. 
  • Estándar: Prácticas típicas utilizadas a lo largo de los años por múltiples empresas en diferentes sectores que han producido resultados consistentes. 
  • En declive: Prácticas desactualizadas que se han utilizado de manera constante pero que ahora son redundantes u obsoletas y actúan como obstáculos para el rendimiento de la cadena de suministro. 

Una vez que se haya medido el rendimiento de las operaciones de su cadena de suministro, podrá encontrar cualquier ineficiencia o carencia. Un buen proceso SCOR debe estar actualizado, estructurado, probado y repetible. Eso significa que no es de vanguardia, pero tampoco obsoleto; el proceso tiene objetivos, alcance y procedimiento claros; y ha demostrado su eficacia en múltiples entornos de forma repetida. 

Certificación y capacitación en SCOR
La ASCM ofrece la certificación Supply Chain Operations Reference Professional (SCOR-P), que valida sus habilidades y capacidades con el uso del modelo SCOR. Puede pasar por el SCOR Professional Program para prepararse para el examen; está diseñado para «profesionales de la cadena de suministro que buscan comprender cómo aplicar el modelo SCOR, cómo usar e interpretar las métricas SCOR y cómo organizar un proyecto SCOR típico”. El programa de tres días lo preparará para el examen SCOR-P; puede asistir a sesiones de capacitación públicas, o su organización puede optar por la opción de capacitación corporativa interna. 

El precio de los cursos de formación profesional de SCOR varía según la ubicación. Puede buscar uno en su zona. 

Sarah K. White CIO.com – CIOPeru.pe 

Artículo anteriorLaser Airlines aumenta su oferta hacia Panamá a partir del 8 de septiembre
Artículo siguienteGuía del comprador de SD-WAN