Salesforce postula a Slack como la oficina digital de la era pospandémica

El rey del CRM integra definitivamente la pionera plataforma de colaboración que ha adquirido este año con su elenco de soluciones de gestión del cliente, marketing y ventas con el objetivo de que sus clientes “trabajen mejor y crezcan más rápido”, según el presidente de la compañía Brad Taylor.

0
10
Brad Taylor, presidente y director de operaciones de Salesforce

En un mundo pospandémico, en el que el puesto de trabajo híbrido es la nueva ola laboral, Salesforce postula a Slack, compañía cuya adquisición ha cerrado este año —de hecho, la compra más cara realizada en toda su historia— como la nueva oficina digital, ahora que ha integrado esta plataforma de mensajería y comunicación en equipo en su línea de soluciones Customer360. “Slack es mucho más que mover la mensajería a una nueva plataforma; no es solo un mail, es la nueva sede central digital de los empleados”, aseguró en una conferencia de prensa con motivo de Dreamforce, el evento anual de Salesforce (este vez también celebrado de forma digital por la crisis de la covid), Stewart Butterfield, director general y cofundador de Slack.

Butterfield defendió, junto a Brad Taylor, presidente y director de operaciones de Salesforce, la fortaleza de la integración de Slack en los productos del rey del CRM. “Nuestra mentalidad sobre el trabajo ha cambiado: ha pasado de ser un lugar al que se va a ser una actividad que se realiza», afirmó Taylor, recordando que “todas las empresas necesitan una sede digital para conectar a sus empleados, clientes y socios, y prosperar laboralmente desde cualquier lugar”. Y ahora, añadió, las organizaciones de todo el mundo pueden construir sus oficinas digitales en Salesforce y Slack “para poder trabajar mejor, y crecer más rápido”.

Salesforce ya anunció el pasado mes de agosto la integración de Slack en las áreas de ventas, servicios, marketing y análisis (Tableau) de la compañía, pero ahora, en Dreamforce, ha hecho públicos los últimos avances realizados para embeber la plataforma de colaboración en toda su línea de productos. Commerce, Experience, Platform, Trailhead, MuleSoft y Quip, así como sus nubes y productos sectoriales (como Sostenibilidad, Banca Corporativa y de Inversión, Sanidad y Ciencias de la Vida, Filantropía, Organizaciones sin ánimo de lucro y Educación) ya han integrado Slack.

Stewart Butterfield, director general y cofundador de Slack.

Por otro lado, la compañía, como explicó Butterfield, también ha mejorado las funciones de la plataforma de comunicación. “Hemos lanzado los clips, una nueva forma de crear y compartir de forma muy fácil grabaciones de audio, vídeo y pantalla dentro de cualquier canal o mensaje directo en Slack, lo que permite trabajar de forma más flexible”. Por otro lado, la empresa ha anunciado GovSlack, una versión de la plataforma que, asegura el portavoz, cumple con las más estrictas normas de seguridad del Gobierno de los Estados Unidos y de las agencias con las que trabajan.

“Ésta es una oportunidad única para que todas las empresas se reinventen y hagan el trabajo más flexible, inclusivo y productivo”, añadió Butterfield. Algunas de las compañías que ya utilizan el binomio Salesforce y Slack son Domino’s, Intuit o Splunk.

Además de la integración de Slack, protagonista claro de este Dreamforce, Salesforce ha anunciado mejoras y una mayor automatización en su plataforma de ventas en la nube (Sales Cloud) y nuevas prestaciones de Einstein, su tecnología de inteligencia artificial.

“Salesforce no es solo un negocio: es una economía”
Taylor insistió a la prensa en el potencial de la compañía que lidera y su peso en el mercado. “Salesforce no es solo un negocio: es una economía”, afirmó, citando un reciente estudio de IDC en el que la firma de análisis vaticina que la empresa de CRM creará en todo el mundo 9,3 millones de puestos de trabajo y 1,6 billones de dólares en nuevos ingresos empresariales para 2026.

IDG.es

Artículo anteriorNokia lanza el silicio de enrutamiento de quinta generación
Artículo siguienteNutanix y Citrix se unen para ofrecer un lugar de trabajo seguro y fiable