El 5G impulsa la evolución de la tecnología nativa de las telco

0
3

Las empresas de telecomunicaciones se enfrentan a varios retos si quieren aprovechar todas las ventajas que ofrece el 5G. De ahí que, si quieren crecer en este nuevo escenario, no tengan más remedio que automatizar y transformar su infraestructura de red y Cloud. En especial, este último segmento, que promete un crecimiento inusitado gracias al 5G.

Por eso, los proveedores de servicios de comunicación (CSP) reconocen que necesitan pensar en la planificación y el diseño de la nube de telecomunicaciones, la construcción, el mantenimiento y el aprovisionamiento de la red de manera muy diferente para optimizar el valor de la nube de telecomunicaciones y abordar el nuevo escenario al que se enfrentan. Que no es moco de pavo, pues según un informe de ABI Research, se espera que los ingresos de la nube de telecomunicaciones crezcan de 8.700 millones de dólares en 2020 a 29.300 millones de dólares en 2025, con una CAGR del 27%. Los mercados clave son Norteamérica (10.000 millones de dólares), Europa (8.200 millones de dólares) y Asia-Pacífico (9.100 millones de dólares).

¿Cuáles son esos retos a los que aludíamos con anterioridad que tienen que afrontar los proveedores de servicios de comunicación? «A grandes rasgos, existen varios retos estructurales y dificultades que caracterizan las operaciones actuales de las empresas de telecomunicaciones. En primer lugar, las redes 5G, ágiles y centradas en la nube, todavía se gestionan con procesos de mantenimiento que se remontan a la década de 1980. Un segundo reto proviene de los operadores de telefonía móvil. Estos utilizan una tecnología avanzada caracterizada por su alta eficiencia y bajo coste. Un tercer reto, igualmente importante, es que las redes actuales son más complejas (por ejemplo, abarcan 3G, 4G y 5G) y las operaciones y el mantenimiento son más diversos. Esa diversidad aumenta las posibilidades de que se produzcan errores humanos, y es exactamente lo que los CSP tratan de resolver con el despliegue de una nube de telecomunicaciones», explica Don Alusha, analista principal de 5G e infraestructura de redes móviles de ABI Research.

¿Por dónde tirar? Básicamente, existen tipos de estrategias de nube de telecomunicaciones: de un solo proveedor y de varios proveedores. Una estrategia de proveedor único es la que se basa en gran medida en arquitecturas de producto integradas verticalmente. El despliegue de un solo proveedor reduce la complejidad porque todos los componentes de la nube se integran juntos antes de que la plataforma se despliegue en las redes reales. Por otro lado, existe una estrategia de despliegue de múltiples proveedores. La participación de múltiples proveedores en puede ser más adecuada para la creación de nuevo valor horizontal B2B; y es poco probable que un solo proveedor ofrezca un amplio conjunto de capacidades para apoyar todas las líneas de negocio de un CSP. «Pero esta estrategia puede introducir potencialmente una sobrecarga y exige un alto nivel de trabajo de integración», señala Alusha.

Todo ello en un mercado de la nube de las telecomunicaciones muy dinámico y rico, ya que se espera que los proveedores de equipos de red (por ejemplo, Ericsson, Huawei, Nokia y ZTE), los proveedores de software puro (por ejemplo, Affirmed Networks, Mavenir) y los hiperescaladores (Amazon, Google, Microsoft) desempeñen un papel clave. Un elemento clave para la oferta es comprender que lo que marca la diferencia es emplear la estrategia de despliegue de la nube adecuada en las circunstancias adecuadas. «En otras palabras, la unidad crítica de análisis deben ser las operaciones existentes y los riesgos asociados, no el cliente», subraya Alusha.

La verdadera cuestión que subyace a la transformación del sector reside en la importancia de que las soluciones funcionen bien juntas, independientemente del proveedor del que procedan. «La cohesión debe ser alimentada para impulsar la transformación digital de la industria, tanto si se trata de una estrategia de un solo proveedor o de múltiples proveedores que los CSPs persiguen para su nube y operaciones de telco. Como destaca la investigación de ABI Research, un despliegue de múltiples proveedores, en particular, y la modularidad del software, en general, pueden ofrecer agilidad, pero hay que tener cuidado para que la agilidad no se produzca a expensas del rendimiento y la escala. Cuando consideramos una estrategia de despliegue en la nube de un solo proveedor frente a una de varios, ambos casos presentan oportunidades significativas, pero también desafíos», concluye Alusha.

IDG.es

Artículo anteriorEl CIO, pieza clave para ejecutar la transformación financiera
Artículo siguienteCantv restituye servicios de telefonía fija e Internet en zonas de Caracas, Portuguesa y Carabobo