Encuesta exclusiva: cómo los CIOs esbozan las prioridades tecnológicas para 2021-22

Con el gasto de 2020 dictado en gran medida por la respuesta a la pandemia, los CIOs están invirtiendo ahora con un ojo puesto en el futuro y otro en asegurar el presente.

0
8

Es un momento difícil para los líderes de TI que ayudan a reconstruir mejor las empresas. Algunos de sus mayores retos son encontrar los trabajadores, las habilidades y el presupuesto para hacer frente a la carga de trabajo.

Eso, al menos, es lo que ha descubierto IDG Research en su estudio recién publicado sobre las prioridades tecnológicas de los CIOs. El estudio, realizado en mayo de 2021, preguntó a los líderes de TI de una serie de sectores sobre los retos a los que se enfrentan y cómo han cambiado sus prioridades de inversión mientras se preparan para lo que ahora vemos como la nueva normalidad.

En comparación con el primer año de la pandemia, el 50% de los líderes de TI esperaba que sus presupuestos aumentaran para el año hasta mayo de 2022, y sólo el 8% esperaba una disminución.

A pesar de este optimismo presupuestario, el 49% de los responsables de TI citó la falta de presupuesto como uno de sus principales retos para el año, junto con la escasez de personal, ya que el 47% tiene dificultades para encontrar las competencias adecuadas. Los presupuestos son especialmente ajustados en el sector de la educación, donde el 62% de los responsables de TI calificaron el dinero como el principal reto, mientras que encontrar personal con las habilidades de TI adecuadas fue una de las principales preocupaciones para el 82% de las organizaciones gubernamentales.

Remedios para el trabajo a distancia, preocupaciones constantes en materia de seguridad
Parece que los CIOs han superado uno de los retos a los que se enfrentaban en abril de 2020, cuando IDG Research realizó su Estudio de Impacto CIO COVID-19: la colaboración remota. Entonces, más de dos tercios de los líderes de TI dijeron que necesitaban modernizar o actualizar su tecnología de colaboración.

Ahora, las herramientas de colaboración son una de las principales preocupaciones sólo para el 4% de los líderes de TI, y la gran mayoría se ha adaptado a realizar la mayoría de los aspectos de su trabajo de forma remota. Sólo el 1% citó la falta de capacidades de formación a distancia como un reto importante, y sólo el 4% citó la incapacidad de probar o evaluar productos mientras se trabaja a distancia.

La seguridad de la empresa sigue siendo una preocupación: el 25% de los responsables de TI afirmaron que las iniciativas de ciberseguridad, tales como la supervisión de la seguridad en tiempo real y el análisis forense, eran lo más importante en lo que estaban trabajando. También es el área en la que la mayoría de los responsables de TI -el 65%- tenía previsto aumentar el gasto. Sólo el 1% tenía previsto recortar su gasto en ciberseguridad.

Ninguna otra actividad se acercó a la seguridad en importancia: las siguientes más citadas fueron la implementación de tecnología de experiencia del cliente (8%) y las herramientas de BI o análisis (7%), para las que el 50% y el 51%, respectivamente, tenían intención de aumentar su gasto.

La IA ya está aquí, y en el horizonte
Los CIOs también informaron sobre qué otras cosas están trabajando y qué es lo próximo que buscan, clasificando las tecnologías como algo que están investigando o probando, que tienen en producción en un departamento o en toda la empresa, que están perfeccionando o que simplemente no les interesa.

Los temas más populares para la investigación fueron los dispositivos habilitados para 5G, la IA y el aprendizaje automático, y el blockchain, aunque el 54% de las organizaciones dijeron que no tenían interés en desplegar realmente el blockchain en esta etapa.

Tal vez sea una señal de la rapidez con la que la IA está evolucionando e impregnando muchas áreas de TI, el 21% de las organizaciones ya están probando tecnologías de IA y ML, y el 46% espera aumentar su gasto en ello (sólo el 3% espera reducir su gasto en IA).

El año pasado, la IA encabezó la lista de los líderes de TI de las tecnologías más disruptivas, seguida por el Big Data y la analítica. Esta vez, el Big Data ha tomado la delantera, con la infraestructura en la nube empatando con la IA en el segundo lugar. Las bases de datos en la nube y el software como servicio no se quedan atrás. Muchas empresas ya han trasladado sus operaciones de TI a la nube desde que comenzó la pandemia, pero muchas más aún no han hecho el cambio. Resulta revelador que el área presupuestaria con más probabilidades de ser recortada sea la de las aplicaciones empresariales locales.

Automatización: el panorama general
A pesar de la escasez de trabajadores citada por muchos responsables de TI, la RPA (automatización de procesos robóticos) no está recibiendo mucho amor por parte de los departamentos de TI. El 41% de los directores de informática no muestran ningún interés por ella, cifra que se eleva al 58% de los directores y supervisores, y al 75% del personal informático. Las organizaciones más pequeñas muestran incluso menos interés por la RPA que las grandes, y las empresas de servicios menos que los fabricantes. El área en la que la RPA está atrayendo menos atención por parte de los líderes de TI es en la administración pública, donde el 73% dice no tener ningún interés en ella, y el 27% restante se divide a partes iguales entre investigarla, pilotar iniciativas de RPA departamentales y ponerla en producción.

Pero tal vez esta indiferencia por la RPA -que normalmente sólo automatiza unos pocos pasos sencillos en un proceso- se deba a que los responsables de TI tienen la vista puesta en un panorama más amplio: la gestión de procesos de negocio (BPM) o la automatización del flujo de trabajo. El 25% de ellos ya tiene en cuenta el BPM, el 21% lo tiene en fase piloto y el 27% lo tiene en producción en una unidad de negocio o en toda la empresa. Para el 6% de los responsables de TI, el BPM es el proyecto tecnológico más importante en el que están trabajando.

Los proveedores de software están notando el apetito de los líderes de TI por la automatización del flujo de trabajo, con ServiceNow, Salesforce.com, Oracle y otros.

Las organizaciones más grandes son las más avanzadas en su despliegue de BPM, con la mayor aceptación en las organizaciones gubernamentales y la menor en la educación y, una vez más, en las industrias de servicios.

Cómo afrontar la escasez de personal cualificado
Ya hemos visto que la escasez de competencias y de mano de obra es uno de los mayores retos a los que se enfrentan los equipos de TI. Para superarlo, los responsables de TI están recurriendo a diversas estrategias.

Algo menos de la mitad de las empresas han intentado contratar nuevos empleados a tiempo completo, y una de cada diez ha contratado a trabajadores a tiempo parcial.

Alrededor de un tercio está contratando a trabajadores autónomos y una cuarta parte recurre a proveedores de servicios gestionados para que asuman la carga.

Sin embargo, como es de esperar, la escasez de mano de obra disponible está obligando a las empresas a volcarse en el interior para encontrar la experiencia necesaria, y el 75% de las pymes y el 67% de las empresas están mejorando su personal para satisfacer la demanda. La reconversión profesional -una forma de redistribuir a los trabajadores con talento cuyas habilidades se están quedando obsoletas por todas esas tecnologías disruptivas- quedó en segundo lugar (en el 63% de las pymes y el 55% de las empresas).

IDG.es

Artículo anteriorIndustrias exploran nuevos usos de 5G
Artículo siguienteIntel Loihi 2: nuevos desarrollos para la tecnología neuromórfica