Estudio de Uptime Institute: Tendencias de los centros de datos

0
7

Los propietarios y operadores de centros de datos se enfrentan a una complejidad y unos retos operativos cada vez mayores, ya que buscan mejorar la resistencia de las TI, aumentar la capacidad en el límite, y retener al personal cualificado en un mercado laboral ajustado.

Mientras tanto, el uso de la nube pública para las cargas de trabajo de misión crítica está aumentando, según el Uptime Institute, incluso cuando muchas empresas buscan una mayor transparencia en las operaciones de los proveedores de la nube.

Estos son algunos de los aspectos más destacados de la Encuesta Global de Centros de Datos de este año, que hace un seguimiento de las tendencias en el crecimiento de la capacidad, el gasto de capital, la adopción de tecnología y la dotación de personal.

Menos interrupciones en los centros de datos, mayores costos
En su encuesta anual, Uptime analiza el número y la gravedad de las interrupciones durante un periodo de tres años. En términos de números de interrupciones generales, el 69% de los propietarios y operadores encuestados en el 2021 tuvieron algún tipo de interrupción en los últimos tres años, una caída del 78% en el 2020. Uptime señala que la mejora en el número de interrupciones podría deberse a los cambios operativos impulsados por la pandemia:

«La reciente mejora puede atribuirse en parte al impacto de la COVID-19, que, a pesar de las expectativas, provocó menos interrupciones importantes en los centros de datos en el 2020. Esto se debió probablemente a la reducción de la actividad de los centros de datos de las empresas, al menor número de personas in situ, a la disminución de las actualizaciones y a la reducción de los niveles de carga de trabajo/tráfico en muchas organizaciones, junto con el aumento del uso de aplicaciones basadas en la nube/Internet público», informa Uptime.

En términos de gravedad de las interrupciones, aproximadamente la mitad de todas las interrupciones de los centros de datos causan daños significativos en los ingresos, el tiempo y la reputación, según Uptime. En el informe de este año, el 20% de las interrupciones fueron consideradas severas o graves por las organizaciones que las notificaron. Aproximadamente seis de cada 10 interrupciones importantes en la encuesta del 2021 costaron más de 100 mil dólares.

La energía sigue siendo la principal causa de las interrupciones importantes, responsable del 43% de las interrupciones en el 2021, seguida de los problemas de red (14%), las fallas de refrigeración (14%) y los errores de software/sistemas informáticos (14%).

Más cargas de trabajo de misión crítica en la nube
Los propietarios y operadores de centros de datos están trasladando cada vez más cargas de trabajo de misión crítica a una nube pública, según Uptime, aunque persisten los problemas de visibilidad para algunos usuarios y posibles usuarios de la nube.

Cuando se les preguntó si colocan cargas de trabajo de misión crítica en nubes públicas, el 33% de los encuestados dijo que sí (frente al 26% en 2019) y el 67% dijo que no (frente al 74%).

Los encuestados que dijeron «sí» se dividieron entre los que dicen tener una visibilidad adecuada de la resiliencia operativa del servicio (18% de todos los encuestados) y los que no creen tener una visibilidad adecuada (15%).

Los encuestados que dijeron «no» también estaban divididos: El 24% dijo que sería más probable que colocara cargas de trabajo de misión crítica en nubes públicas si hubiera un mayor nivel de visibilidad sobre la resistencia operativa del servicio, mientras que el 43% dijo que no coloca cargas de trabajo de misión crítica en nubes públicas y no tiene planes de hacerlo.

«Las empresas de la nube están empezando a responder a la exigencia de una mejor visibilidad como parte de sus esfuerzos para ganar más clientes comerciales grandes. Esta tendencia a mejorar el acceso y la auditabilidad, que aún está en sus inicios, probablemente se acelerará en los próximos años, a medida que aumenten la competencia y los requisitos de cumplimiento», afirma Uptime.

A pesar de la preocupación por la visibilidad y la transparencia operativa, el 61% de los encuestados que tienen sus cargas de trabajo repartidas entre las instalaciones, la nube y los emplazamientos de colocación creen que la distribución de sus cargas de trabajo entre estos lugares ha aumentado su resistencia. Solo el 9% cree que su organización se ha vuelto menos resistente utilizando estas arquitecturas. El 30% dice no saberlo.

La repatriación de la nube pública no se produce para la mayoría de las empresas
Lo que va a la nube tiende a quedarse en la nube, muestra la investigación de Uptime.

Cuando se les preguntó si habían repatriado alguna carga de trabajo o datos de una nube pública a una nube privada o a un entorno privado on-prem/colocation, casi el 70% dijo que no. Entre el 32% de los encuestados que dijeron que sí, la razón principal más común para la repatriación fue el costo, seguido del cumplimiento de la normativa. Otras razones fueron los problemas de rendimiento y las preocupaciones percibidas sobre la seguridad. Las fallas de seguridad reales fueron responsables de solo el 1% de las cargas de trabajo repatriadas, según Uptime.

«Cuando las organizaciones se despliegan en una nube pública, sus cargas de trabajo suelen permanecer allí, a pesar de las especulaciones sobre una inminente ola de repatriación de la nube», concluye Uptime.

Continúa la expansión del borde
La mayoría de los encuestados esperan que la demanda de edge computing aumente en el 2021: el 35% de los encuestados dijo que espera que la demanda de edge computing aumente algo, y otro 26% espera que la demanda aumente significativamente.

De cara al futuro, el mayor porcentaje de encuestados (40%) espera utilizar principalmente sus propias instalaciones privadas de centros de datos de borde para la próxima acumulación, seguido de un 18% que espera utilizar una combinación de instalaciones privadas y de colocación. El resto tiene previsto recurrir principalmente a la colocación (7%), a la externalización (3%) o a la nube pública (2%).

Uptime señala que estos planes pueden cambiar con el tiempo: «Sin embargo, aún es pronto para esta nueva generación de construcción de bordes, y es probable que las expectativas cambien a medida que se desplieguen más cargas de trabajo de borde. Las instalaciones compartidas podrían desempeñar un papel más importante a medida que crezca la demanda». Además de una mayor flexibilidad empresarial y una baja inversión de capital, las ventajas de los emplazamientos de borde compartidos incluirán una menor complejidad en comparación con la gestión de múltiples emplazamientos dispersos geográficamente».

Persisten los problemas de personal
La lucha por atraer y retener al personal es un problema constante para muchos propietarios y operadores de centros de datos. Entre los encuestados, el 47% afirma tener dificultades para encontrar candidatos cualificados para los puestos de trabajo vacantes, y el 32% dice que sus empleados están siendo contratados, a menudo por la competencia.

A grandes rasgos, Uptime proyecta que las necesidades de personal crecerán en todo el mundo de unos dos millones de empleados equivalentes a tiempo completo en el 2019 a casi 2,3 millones en el 2025.

Según Uptime: «Se necesitará nuevo personal en todos los puestos de trabajo y en todas las regiones geográficas. En los mercados maduros de centros de datos de Norteamérica y Europa, existe la amenaza adicional del envejecimiento de la mano de obra, con muchos profesionales experimentados que se jubilarán al mismo tiempo, dejando más puestos de trabajo sin cubrir, así como un déficit de experiencia. El impulso de todo el sector para atraer a más personal, con más diversidad, aún no ha provocado un cambio generalizado».

Las prácticas medioambientales de los centros de datos se quedan atrás
La noción de sostenibilidad es cada vez más importante en el sector de los centros de datos, pero la mayoría de las organizaciones no hacen un seguimiento exhaustivo de su huella medioambiental, según Uptime.

A los encuestados se les preguntó qué métricas de TI o del centro de datos recopilan e informan con fines de sostenibilidad corporativa. El consumo de energía es la principal métrica de sostenibilidad, citada por el 82% de los encuestados. La eficacia del uso de la energía (PUE), una métrica utilizada para definir la eficiencia de los centros de datos, le sigue de cerca, con un seguimiento del 70% de los encuestados.

Muchos centros de datos consumen grandes volúmenes de agua, según Uptime, pero solo la mitad de los propietarios y operadores hacen un seguimiento del uso del agua. Incluso menos encuestados dijeron que controlan la utilización de los servidores (40%), las emisiones de carbono de las TI o de los centros de datos (33%) y los residuos electrónicos o el ciclo de vida de los equipos (25%).

«En los centros de datos de las empresas más pequeñas y de propiedad privada sigue siendo habitual que la factura de la electricidad la pague la administración de la propiedad, que puede tener poco interés o influencia en la construcción o el funcionamiento de la infraestructura informática. Esta desconexión podría explicar por qué la mayoría sigue sin hacer un seguimiento de la utilización de los servidores, posiblemente el factor más importante en la eficiencia general de la infraestructura digital», informa Uptime. «Incluso son menos los operadores que hacen un seguimiento de las emisiones o de la eliminación de los equipos al final de su vida útil, lo que subraya la inmadurez general del sector de los centros de datos a la hora de adoptar prácticas integrales de sostenibilidad».

Ann Bednarz NetworkWorld.com – CIOPeru.pe

Artículo anteriorLos CIO apuestan por una estrategia “sin contraseñas”
Artículo siguienteTwitich sufre masiva filtración de datos que incluye información financiera de streamers