La mayor parte de ataques sofisticados se dirige al sector del ‘streaming’

Netflix es uno de los objetivos principales para la difusión de 'malware', robo de contraseñas y 'phishing'.

0
6

A medida que mejoran las herramientas de ciberseguridad, los ciberdelincuentes también están creando tecnologías más avanzadas, con sofisticados ataques automatizados que emulan el comportamiento humano para evadir la detección. Pueden imitar las pulsaciones de teclas humanas y los movimientos del ratón. Y, según datos de Atlas VPN, la industria más afectada por este tipo de amenazas es la del streaming. El 73% de los ataques dirigidos a este segmento durante la primera mitad de 2021 se corresponde con incidentes sofisticados. Además, la tasa de éxito de las credenciales robadas ha aumentado significativamente durante los ataques de inicio de sesión.

Debido a la pandemia, el uso de servicios de transmisión ha aumentado exponencialmente, lo que significa que más personas se han vuelto vulnerables al cibercrimen. Por ejemplo, Netflix es uno de los objetivos principales para la difusión de malware, robo de contraseñas y phishing. En segundo lugar, el 59% de los ataques sofisticados se han dirigido a la industria de venta de entradas para eventos. El fraude de inventario, en el que los revendedores emplean bots para comprar cantidades masivas de productos para volver a poner en el mercado ha impulsado esta tendencia. Los ciberdelincuentes pueden ganar mucho dinero comprando suministros completos de entradas en segundos y luego revendiéndolas por hasta el 50% más de su precio original.

La industria minorista tiene un porcentaje similar entre ataques sofisticados y básicos (52% y 48% respectivamente). Por otro lado, los ciberataques básicos dominaron las industrias de bienes financieros y digitales (87% y 91%).

Artículo anteriorSe anuncia creación de Biblioteca Digital de Jóvenes Autores para publicación de sus trabajos de tesis
Artículo siguienteEl CIO, pieza clave para ejecutar la transformación financiera