Menos de la mitad de los ordenadores corporativos pueden ejecutar Windows 11

Un nuevo estudio de Lansweeper revela que sólo el 44% de los ordenadores de empresa podían ejecutar Windows 11 el día de su lanzamiento.

0
7

Si se pregunta si su PC empresarial está preparado para Windows 11, la respuesta es probablemente no, al menos si lee los resultados de una nueva encuesta realizada por Lansweeper sobre 30 millones de PC empresariales en 60.000 empresas y organizaciones de todo el mundo, que muestra que sólo el 44,4% de los ordenadores son compatibles con Windows 11.

Este resultado tan bajo está relacionado principalmente con las especificaciones mínimas de la CPU requeridas por Windows 11. En cuanto a la memoria RAM, el 91% de los ordenadores estaban preparados para Windows 11, mientras que el 52,5% de los PC analizados cumplían los requisitos de Microsoft para el TPM 2.0.

Este último porcentaje se refiere a una encuesta sobre las máquinas físicas. En las estaciones de trabajo de máquinas virtuales, Lansweeper declaró que sólo el 0,23% cumplía los requisitos de TPM 2.0 para máquinas virtuales. Los TPMs pueden estar en las estaciones de trabajo, pero la capacidad de la máquina virtual para mostrar el TPM a través de vTPM debe estar habilitada.

Por supuesto, los 30 millones de ordenadores empresariales analizados por Lansweeper son sólo una pequeña fracción de las estaciones de trabajo, pero probablemente no es demasiado descabellado decir que una gran parte de los ordenadores empresariales no podrán ejecutar Windows 11.

Con su nuevo sistema operativo, Microsoft ha impuesto unos requisitos de CPU mucho más estrictos que nunca antes en los 36 años de historia de Windows. Tradicionalmente, Windows ha sido mucho más indulgente con la compatibilidad de las CPU más antiguas, e incluso Windows 10 podía instalarse en equipos que llevaban mucho tiempo sin funcionar. Pero con Windows 11, un PC debe tener una CPU Intel de octava generación o más reciente y un chip AMD Ryzen 2000 o más reciente para instalar el sistema operativo, además de ser compatible con TPM 2.0.

Después de las declaraciones iniciales, Microsoft había parecido ser más «suave» al decir que incluso los ordenadores más antiguos podrían instalar Windows 11. Sin embargo, la empresa se retractó más tarde y dijo que esos ordenadores más antiguos no podrían recibir actualizaciones, incluidas las de seguridad. Así, las cifras del informe de Lansweeper podrían aumentar la presión sobre Microsoft, ya que las grandes empresas (y los enormes cheques que firman por Microsoft Office 365 y Windows) ya han obligado al gigante de Redmond a cambiar su posición en el pasado.

Readcción CambioDigital OnLine – CWI.it

Artículo anteriorCómo escalar una red Wi-Fi
Artículo siguienteAeropuerto de Maiquetía aceptará criptomonedas para la compra de boletos aéreos