“Si Bing u otro motor de búsqueda fuera mejor que Google, la gente lo usaría»

El abogado de Google alega en las audiencias mantenidas ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con motivo de la multa que la Comisión impuso a la compañía en 2018 por prácticas anticompetitivas que los consumidores utilizan más este buscador simplemente “porque es mejor”.

0
10

La pasada semana la Unión Europea y la empresa matriz de Google, Alphabet, abordaron varias audiencias ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con motivo de la multa de 4.340 millones de euros que la Comisión Europea impuso a la compañía por prácticas monopolísticas a través de Android en 2018.

Entonces, tras una investigación de tres años, la Comisión sancionó al gigante digital, que tiene una posición dominante en el mundo de los smartphones a través de Android al exigir a todos los fabricantes, excepto a Apple, que instalen por defecto aplicaciones propias como es el navegador de Chrome, las búsquedas de Search o la tienda de aplicaciones, Playstore. Según el organismo europeo, Google ha utilizado su riqueza para dejar fuera a los rivales de búsqueda pagando a fabricantes de teléfonos como Samsung y HTC para precargar Google Search directamente en sus dispositivos, matando a los competidores de búsqueda, como Bing, de Microsoft y otros. En la actualidad, según IDC, el 84% de los móviles vendidos en todo el mundo son Android (el resto son dispositivos basados en iOS, de Apple). Casi todas las búsquedas realizadas en Internet en Europa, el 97%, se consultan en Google.

Mientras que Thomas Vinje, abogado de FairSearch, grupo que ejerce presión contra el dominio de las búsquedas de Google, argumentó que este buscador no es mejor porque tenga algoritmos o ingenieros superiores, “sino más datos, que le permiten crear un mejor producto de búsqueda”, el letrado de la tecnológica, Meredith Pickford, espetó que “los consumidores no son estúpidos”, según informa Reuters.

Desde Google admiten que el hecho de exigir a los desarrolladores que preinstalen aplicaciones como Search y Chrome supone una ventaja, pero, como precisó Pickford, “los usuarios deciden por sí mismos». “La razón por la que miles de millones de personas eligen Google como su herramienta de búsqueda cada día no es por un abuso de dominio. Es porque es la mejor”, añadió el letrado. Según defendió este, los acuerdos no eran ni mucho menos herramientas anticompetitivas, sino que servían para garantizar que Google siguiera siendo competitivo. «Se puede seguir compitiendo con fuerza y compitiendo por los méritos”, indicó, apuntando que “si Bing u otro motor de búsqueda fuera mejor que Google, la gente lo usaría».

Por su parte, el abogado de la Comisión Europea, Nicholas Khan, recalcó que los acuerdos mostraban que Google había actuado de forma que las condiciones le favorecieran e instó a los jueces a mantener la decisión y la multa de la Comisión. «Google se entrega a sí mismo la corona de laurel incluso antes de que la carrera haya comenzado», dijo Khan. «La magnitud de las prácticas justifica totalmente la multa impuesta».

Aún no está claro cuándo habrá un veredicto del caso, pero se espera que se produzca en los próximos meses. Esta no es, en todo caso, la única sanción a la que se enfrenta la compañía por parte de la Comisión. En 2019 la Comisión Europea multaba a Google con 1.490 millones de euros por infringir las normas antimonopolio de la UE; en ese caso la sanción se debía a un abuso de posición dominante en el mercado al imponer una serie de cláusulas restrictivas en los contratos con sitios web de terceros que impedían a los rivales de Google publicar sus anuncios de búsqueda en estos sitios web. Esta era la tercera multa antimonopolio que la Comisión Europea imponía a Google. En junio de 2017, también multó a Google por su comportamiento ilegal en los servicios de comparación de precios.

IDG.es

Artículo anteriorAquí los principales servicios para compartir archivos
Artículo siguienteEl nuevo récord de velocidad de Internet es el doble de rápido que el anterior