Microsoft despliega una tecnología para conectar su nube con sus rivales

0
4

Microsoft anunció ayer una nueva tecnología orientada a que sus servicios de computación en la nube funcionen en centros de datos que no sean de su propiedad, incluidos los centros de datos en la nube de sus rivales, según informa ‘Reuters’.

Esta estrategia de apertura, según aseguran tanto analistas, como la propia Microsoft, ha sido clave para el ascenso de la compañía en el mercado de la infraestructura de computación en la nube, que Gartner estima alcance los 64.300 millones de dólares y donde Microsoft es la segunda empresa después del líder del mercado Amazon Web Services. Microsoft aseguró la semana pasada que los ingresos de Azure crecieron un 48%; unos resultados que le ayudaron a superar a Apple como la empresa más valiosa del mundo que cotiza en bolsa.

La estrategia de Microsoft ha consistido en desarrollar en la nube sus servicios de software más valiosos, como las herramientas de bases de datos, de modo que puedan funcionar dentro de sus propios centros de datos, los de sus clientes o incluso los de rivales como Amazon.

Scott Guthrie, responsable de cloud e IA de Microsoft, aseguró que este movimiento ha convencido a algunos clientes a utilizar sus servicios cuando no pueden utilizar siempre los centros de datos de Microsoft. Royal Bank of Canada, dijo Guthrie, se enfrenta a requisitos legales para mantener parte de su trabajo de computación en sus propios centros de datos y utiliza una tecnología llamada Azure Arc para conectar esas instalaciones a la nube de Microsoft.

«El desafío con los servicios de nivel superior históricamente ha sido la preocupación de ‘lock in’ – ¿qué pasa si sólo puedo usarlos en su centro de datos?» dijo Guthrie. «Esa libertad de movimiento hace que los clientes se sientan mucho más cómodos utilizando esos servicios».

Ed Anderson, analista de Gartner, aseguró que el enfoque sí le abre puertas a Microsoft con los clientes, pero también obliga a la compañía a competir en la calidad de sus servicios de software en lugar de empaquetarlos con un nivel de computación barato.

«Para ser sinceros, es una forma mejor de competir», dijo Anderson. «Los clientes desconfían de la retórica. Buscan pruebas de las capacidades y son cautelosos con las cosas en las que, en principio, la tecnología es multinube, pero tal vez las licencias de software no lo soportan.»

IDG.es

Artículo anteriorLas suscripciones a Windows 365 ahora ofrecen Windows 11
Artículo siguienteMicrosoft integrará en Teams avatares y entornos virtuales