China elabora una hoja de ruta para impulsar su industria de drones civiles

0
61

El aumento del uso de drones para la logística urbana y el transporte de mercancías de larga distancia podría convertir a China en una «potencia mundial de la aviación civil», según el regulador de la aviación civil del país.

La Administración de Aviación Civil de China (CAAC) ha publicado un plan detallado en el que se exponen los objetivos que el regulador quiere que alcance su industria de vehículos aéreos no tripulados (UAV) para los años 2025, 2030 y 2035, con el fin de convertirse en el mayor mercado de drones del mundo, acortando distancias con Estados Unidos.

La hoja de ruta está actualmente abierta a los comentarios del público e incluye la mejora de la normativa y la ampliación de la capacidad del espacio aéreo para los UAV civiles, ha informado Reuters. La CAAC dijo que el plan estará abierto a comentarios hasta el 5 de septiembre de 2022.

El objetivo es «mejorar la competitividad internacional de China en el campo de la aviación no tripulada, así como el derecho del país a hablar sobre las reglas y normas de la aviación civil internacional… y alcanzar el objetivo de convertirse en una potencia mundial de la aviación civil», dijo un representante de la autoridad de aviación.

China ya se ha adaptado con agilidad al aumento del uso de tecnologías de drones con fines no militares. La empresa DJI, con sede en Shenzhen, es el principal fabricante de drones comerciales, con una cuota de mercado estimada en torno al 70%, según Drone Industry Insights. El segundo y tercer puesto lo ocupan la empresa estadounidense Intel (4,1%) y la china Yuneec (3,6%).

En general, la tasa de crecimiento del mercado de drones comerciales se ha estimado en torno al 41% entre 2017 y 2024, y se espera que el valor de la industria china de drones alcance los 22.000 millones de libras en 2025.

Sin embargo, a pesar del éxito de las empresas que han confiado en los drones o en los robots con ruedas tipo caja para entregar paquetes, los obstáculos normativos han impedido que muchas industrias hagan una transición completa a los sistemas basados en drones, y muchos servicios de transporte siguen dependiendo en gran medida de los mensajeros humanos. La hoja de ruta de la autoridad aeronáutica pretende, por tanto, salvar esta brecha y dar el impulso definitivo que espera que permita al sector alcanzar todo su potencial.

En 2018, la Academia de Tecnología Electrónica Aeroespacial de China y la empresa china de reparto SF Express probaron el mayor avión de transporte no tripulado del mundo, del que se dijo que podía llevar una carga útil de 1,5 toneladas (1.360 kg). Sin embargo, dos años después, Estados Unidos añadió a DJI a su Lista de Entidades, restringiendo la venta de bienes y servicios de la empresa china en territorio estadounidense.

Fuente WEB | Edtado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorNuevamente Apple llama, sin éxito, a sus empleados a presentarse en las oficinas
Artículo siguienteIntel libera nuevos detalles sobre la próxima serie de procesadores Meteor Lake