Musk compra Twitter y despide inmediatamente a cuatro altos directivos

Elon Musk tuiteó entonces "el pájaro es libre", en referencia al propio Twitter -cuyo logo es un pájaro azul- tras tomar el control de la plataforma social.

0
37

Apenas unas horas antes de la fecha límite ordenada por el tribunal, Elon Musk completa su compra de Twitter por un valor de US$44.000 millones e inmediatamente hace limpieza despidiendo a cuatro altos cargos, entre ellos el consejero delegado Parag Agrawal.

Los otros torpedeados son el director financiero Ned Segal, la jefa de asuntos jurídicos y «política» Vijaya Gadde, y el consejero general Sean Edgett. Al menos uno de ellos fue escoltado fuera de la sede de San Francisco, donde el hombre más rico del mundo ya había aterrizado ayer con un gran fregadero de críptico significado. Y el jueves explicó que quería comprar Twitter movido por el «amor» y el deseo de «ayudar a la humanidad».

«Compro Twitter porque es importante para el futuro de la civilización contar con una plaza pública digital común en la que se pueda debatir de forma sana un amplio abanico de ideas sin recurrir a la violencia», dijo, advirtiendo del peligro actual de que las redes sociales se dividan en «cámaras de resonancia de izquierda o de derecha que generen más odio y dividan al país.

«En la búsqueda incesante de clics, los medios de comunicación dominantes han alimentado los extremos. Por eso compro Twitter. No porque sea fácil, ni porque dé dinero. Lo hago para tratar de ayudar a la humanidad que amo. Y lo hago con humildad, reconociendo que, a pesar de los mejores esfuerzos, existe una posibilidad real de fracaso» al intentar alcanzar los objetivos, añade.

A los anunciantes preocupados por la posible reducción de los controles sobre los contenidos, les dijo: «No se va a convertir en un infierno abierto para todos», de todos contra todos y «donde se puede decir cualquier cosa sin consecuencias».

El mensaje a los empleados de la empresa es igualmente claro: no hay intención de reducir la plantilla en un 75%, como han sugerido los rumores de la prensa. Ciertamente, el visionario empresario quiere revolucionar la plataforma, utilizándola también como «acelerador para crear X, la aplicación de todo». Y eliminar la ‘censura’, con la posibilidad de que vuelva Donald Trump, después de que fuera vetado por instigar el asalto al Congreso de EEUU.

Se cierra así una de las transacciones económicas y mediáticas más controvertidas de la historia reciente de Estados Unidos, después de que Twitter llevara a Musk a los tribunales por retractarse de su oferta inicial, para luego reconsiderarla cuando intuyó que el caso no pintaba bien para él.

Fuente: Web. Editado y adaptado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anterior¡Adiós Lightning! Apple admite que el iPhone tendrá USB-C
Artículo siguienteCirion oficialmente empieza a operar en Venezuela