El Artemis 1 de la NASA ha despegado hacia la Luna

Artemis 1, una misión sin tripulación que quiere devolver a los humanos a la Luna, partió hoy para su viaje celestial desde Florida.

0
38
foto NASA

El cohete más potente jamás construido ya se dirige ahora hacia la Luna a 36.000 km/h.

Tras dos intentos de lanzamiento frustrados, la NASA ha anunciado finalmente el despegue de la misión Artemis 1, que pretende llevar a los seres humanos a la Luna en 2025, incluida la primera mujer y la primera persona de color.

Artemis 1, que despegó hacia el espacio esta madrugada desde Cabo Cañaveral (Florida), es una misión sin tripulación que consta de un nuevo cohete -el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS)- y el Vehículo Tripulado Multipropósito Orión.

Orión es una nave reutilizable, alimentada por energía solar, capaz de llevar hasta seis astronautas a la Luna. Sin embargo, esta dependencia de la energía solar implica algunas restricciones en cuanto al momento de lanzamiento de Artemis 1, ya que Orión no puede estar a la sombra del sol durante más de 90 minutos de vuelo.

Una serie de instrumentos y sistemas a bordo de Artemis 1 pondrán a prueba la idoneidad de la tecnología actual para el futuro de los vuelos espaciales tripulados de larga duración. El viaje de 25 días y 1,3 millas a la Luna y de vuelta es la primera misión de la NASA al espacio profundo con tripulación en medio siglo.

En la mitología griega, Artemisa es la hermana gemela de Apolo, que inspiró el nombre de la anterior misión «tripulada» de la NASA a la Luna entre 1969 y 1972.

Artemisa 3 se propone dar un vuelco a las misiones tripuladas al añadir una mujer a la lista de los 12 seres humanos que han pisado la Luna. Una misión posterior incluirá también a la primera persona de color que se sume a esta lista de caminantes lunares.

«No lanzamos hasta que esté bien».
El último de los dos intentos fallidos de lanzar el Artemis 1 se produjo a finales de agosto, cuando una avería en el motor truncó las celebraciones de miles de personas que habían acudido a Florida para ver el histórico acontecimiento.

En el plazo de dos horas de lanzamiento, los ingenieros fueron incapaces de encontrar una solución al problema de temperatura detectado en uno de los cuatro motores de alimentación líquida del cohete, dijo la NASA.

Se programó un segundo intento para el sábado (3 de septiembre). Pero también se suspendió cuando los ingenieros no pudieron superar una fuga en la interfaz entre la línea de alimentación de hidrógeno líquido y el SLS.

Los tres intentos de restablecer la estanqueidad fueron infructuosos y el lanzamiento se suspendió.

«No lanzamos hasta que esté bien», dijo Bill Nelson, administrador de la NASA, tras el primer intento. «Es simplemente ilustrativo de que esta es una máquina muy complicada, un sistema muy complicado, y todas esas cosas tienen que funcionar. No quieres encender la vela hasta que esté lista para funcionar».

Y ya se encendió.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorEstafadores venden figuritas en Marketplace utilizando el nombre y dirección de comercios legítimos
Artículo siguienteHewlett Packard Enterprise cumple 40 años en Guadalajara