Gasto mundial de los usuarios finales de la nube pública alcanzará casi US$600.000 millones en 2023

Gartner: Las presiones inflacionistas crean un efecto de empuje y arrastre para el gasto en la nube.

0
43

Se prevé que el gasto mundial de los usuarios finales en servicios de nube pública crezca un 20,7% hasta alcanzar un total de US$591.800 millones en 2023, frente a los US$490.300 millones de 2022, según las últimas previsiones de Gartner, Inc. Esta cifra es superior al 18,8% de crecimiento previsto para 2022.

«Las actuales presiones inflacionistas y las condiciones macroeconómicas están teniendo un efecto de empuje y arrastre en el gasto en la nube», dijo Sid Nag, vicepresidente analista de Gartner. «La computación en la nube seguirá siendo un bastión de la seguridad y la innovación, apoyando el crecimiento en tiempos de incertidumbre debido a su naturaleza ágil, elástica y escalable».

«Sin embargo, las organizaciones sólo pueden gastar lo que tienen. El gasto en la nube podría disminuir si los presupuestos generales de TI se reducen, dado que la nube sigue siendo la mayor parte del gasto en TI y el crecimiento presupuestario proporcional.»

Se prevé que la infraestructura como servicio (IaaS) experimente el mayor crecimiento del gasto de los usuarios finales en 2023, con un 29,8% (véase la Tabla 1). Se espera que todos los segmentos experimenten un crecimiento en 2023.

«La migración a la nube no se detiene», dijo Nag. «El IaaS seguirá creciendo de forma natural a medida que las empresas aceleren las iniciativas de modernización de TI para minimizar el riesgo y optimizar los costes. Mover las operaciones a la nube también reduce los gastos de capital al extender los desembolsos de efectivo durante un plazo de suscripción, un beneficio clave en un entorno en el que el efectivo puede ser crítico para mantener las operaciones.»

Gartner espera que PaaS y el software como servicio (SaaS) vean los impactos más significativos de la inflación debido a los desafíos de personal y el enfoque en la protección de los márgenes. Sin embargo, ambos segmentos seguirán viendo un crecimiento continuado, ya que Gartner prevé un crecimiento del 23,2% para PaaS y del 16,8% para SaaS en 2023.

«Para desarrollar aplicaciones SaaS modernas se necesita personal con salarios más altos y más capacitado, por lo que las organizaciones se verán desafiadas a medida que se reduzca la contratación para controlar los costos», dijo Nag. «Pero como PaaS puede facilitar una generación de código más eficiente y automatizada para las aplicaciones SaaS, la tasa de consumo de PaaS aumentará en consecuencia».

«A pesar del crecimiento, la rentabilidad y las presiones de la competencia, el gasto en la nube continuará mediante el uso perpetuo de la nube», añadió Nag. «Una vez que las aplicaciones y las cargas de trabajo se trasladan a la nube, generalmente se quedan allí, y los modelos de suscripción garantizan que el gasto continuará durante el plazo del contrato y, muy probablemente, mucho más allá. Para estos proveedores, el gasto en la nube es una anualidad, el regalo que sigue dando».

Fuente: Gartner

Custom Text
Artículo anteriorLa IA requiere de siempre más potencia de calculo
Artículo siguienteMusk recuperaría a Vine entre otros rumores que circulan sobre Twitter