¿Cómo ha logrado TSMC llegar a ser tan exitosa?

No hay una respuesta sencilla, pero creemos que hay algunos factores que realmente destacan...

0
45

A estas alturas, todos estamos familiarizados con el hecho de que TSMC es, por mucho, el fabricante de semiconductores más capaz del mundo, con todo lo que ello implica para la industria y la geopolítica. Y a medida que esta realidad se impone, mucha gente se ha ido preguntando ¿cómo lo han logrado?

Hay muchas buenas historias sobre este proceso, la más reciente de las cuales es Chip Wars de Chris Miller (que es muy bueno), que cubren la narrativa del ascenso de TSMC, pero creemos que la pregunta realmente va a fundamentos más profundos. ¿Qué capacidades tiene TSMC de las que carecen los demás? ¿Puede alguien más desarrollarlas? Como es lógico, no hay una respuesta sencilla a esta pregunta, pero creemos que hay algunos factores que realmente destacan.

Es importante entender que gran parte de la ventaja actual de TSMC reside en intangibles. Todos los demás pueden comprar el mismo equipo. Y su éxito no es el resultado de un genio. La china SMIC ha robado cientos de empleados de TSMC a lo largo de los años, sin éxito. La respuesta tampoco es el capital: construir una fábrica avanzada es increíblemente caro, pero muchos países han invertido grandes fortunas en intentos inútiles.

La ventaja de TSMC reside en años de aprendizaje y desarrollo de procesos, saben cómo preparar los diseños de chips para la producción, construirlos y, lo que es más importante, solucionar los inevitables fallos que aparecen y  ser capaces de captar y retener todo este aprendizaje, para poder hacer todo esto a una escala inmensa y repetidamente.

Para ser justos, TSMC ha recibido un inmenso impulso del gobierno de Taiwán. El gobierno concedió subvenciones directas que permitieron a TSMC adquirir las mejores máquinas disponibles. Esto fue increíblemente importante en los inicios de la empresa, pero siguió siéndolo durante mucho tiempo después. Como veremos, gran parte de esta historia es la longevidad y la escala temporal del crecimiento de TSMC.

Un segundo factor importante ha sido la supresión del nuevo dólar de Taiwán. El NTD ha cotizado con un descuento de aproximadamente el 30% respecto al dólar estadounidense desde la década de 1990. Todo el mundo lo sabe, pero el gobierno de EE.UU. nunca ha actuado contra esta manipulación de la divisa, en gran parte como un esfuerzo por apoyar a un aliado regional (para más información, véase el trabajo de Brad Setser).

Algunos argumentarán que esto no es importante: TSMC factura todas sus ventas en dólares y su mayor gasto, el equipamiento, también está denominado en dólares. Pero eso no tiene en cuenta el capital humano. La mayor parte de los empleados de TSMC trabajan en Taiwán y cobran en TN, por lo que la empresa disfruta de un enorme descuento en sus salarios.

Todos esos intangibles que mencionábamos antes se recogen en el capital humano de la empresa, que la empresa ha pagado con un descuento, que a su vez se ha compuesto a lo largo de 20 años. Es difícil exagerar la importancia de algo que se acumula durante tanto tiempo.

Por último, y quizá lo más importante, TSMC produce más obleas de silicio que nadie, por un margen considerable. La práctica conduce a la mejora y TSMC tiene más práctica que nadie. Puede parecer contraintuitivo, pero la fabricación de semiconductores es tanto arte como ciencia.

Todo el mundo puede acceder a las mismas máquinas que TSMC, pero cuando tu proceso de fabricación se basa en superar constantemente los límites de lo posible, no hay ningún manual que explique lo que hay que hacer. Los volúmenes de TSMC durante décadas les han permitido construir todos los procesos y bases de conocimiento necesarios para seguir avanzando más rápido que nadie. De nuevo, este factor se refuerza a sí mismo.

TSMC llega a los nodos avanzados antes que los demás y, por tanto, obtiene mejores rendimientos con mayor rapidez, lo que le permite avanzar una y otra vez. Esto parece abstracto, pero hay que tener en cuenta que todo nuevo diseño de chip va a encontrar fallos cuando se fabrique por primera vez. Es probable que los ingenieros de TSMC ya hayan visto esos fallos y puedan solucionarlos rápidamente.

Todo esto proporciona a TSMC no sólo importantes ventajas en cuanto a capacidades, sino también en términos económicos. Hay muchos lugares en el mundo con capacidad para producir chips con procesos punteros, y si se les da a esos académicos el tiempo suficiente probablemente puedan producir una oblea perfecta, pero TSMC puede conseguirlo más rápido y en un volumen masivo.

Todo esto viene a decir que es poco probable que alguien pueda alcanzar a TSMC en un futuro próximo. Tardaron décadas en desarrollar estos procesos. Y esto ayuda a explicar en parte por qué TSMC está ahora dispuesta a construir fábricas avanzadas fuera de Taiwán. Saben que sus fábricas de Arizona, Japón, Alemania o donde sea seguirán dependiendo de la gran experiencia de la empresa en Taiwán. EE.UU. puede tener una fábrica puntera, pero eso no significa que pueda hacer lo que hace TSMC.

Fuente Web | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorIntel estrena una nueva versión de su kit de herramientas de software multiprocesador oneAPI
Artículo siguienteGoogle, Apple y Mozilla juntos para mejorar la web