El MIT desarrolla células solares finas como el papel que pueden adherirse a casi cualquier superficie fija

0
39

Vivir en una casa solar flotante está muy bien, pero ¿imaginas que pudieras cubrirla de células solares finas como el papel? Los ingenieros del MIT lo han conseguido, y estas celdas solares de tela pueden convertir casi cualquier superficie en una fuente de energía. Cada una de ellas es más fina que un cabello humano y está pegada a un tejido resistente y ligero, lo que facilita su instalación en superficies fijas.

 

Al ser tan finas y ligeras, estas células solares pueden proporcionar energía sobre la marcha, como un tejido de energía portátil, o desplegarse rápidamente en lugares remotos para emergencias. ¿Que tan ligeras? Pesan una centésima parte que los paneles solares tradicionales y generan 18 veces más energía por kilogramo gracias a su construcción a partir de tintas semiconductoras mediante procesos de impresión que pueden ampliarse en el futuro a la fabricación de grandes superficies. Ya sea en las velas de un barco para suministrar energía en alta mar o pegada en tiendas de campaña, esta innovación solar ligera puede integrarse en entornos con una instalación mínima.

Células solares de papel del MIT
Los parámetros utilizados para evaluar una nueva tecnología de células solares suelen limitarse a su eficiencia de conversión de energía y su costo en dólares por vatio. Igual de importante es la integrabilidad, es decir, la facilidad de adaptación de la nueva tecnología. Los tejidos solares ligeros permiten la integrabilidad, lo que da impulso al trabajo actual», afirma Vladimir Bulović, titular de la Cátedra Fariborz Maseeh de Tecnologías Emergentes y director del Laboratorio de Electrónica Orgánica y Nanoestructurada (ONE Lab).

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorGartner prevé que mercado mundial de tecnologías de desarrollo de código bajo (Low-Code) crecerá 20% en 2023
Artículo siguienteIBM y Rapidus se unen para crear ecosistema y tecnología de semiconductores avanzados en Japón