La NASA completa con éxito el vuelo Artemis I alrededor de la Luna

0
29
Foto NASA

El primer paso de la NASA para llevar más seres humanos a la Luna ha sido un éxito: la cápsula Orión ha regresado sana y salva tras completar un viaje sin tripulación alrededor de la Luna.

El domingo, la cápsula amerizó en el Océano Pacífico, dando por concluida la misión inaugural del nuevo programa lunar Artemis de la agencia estadounidense, 50 años después del alunizaje final del Apolo.

La cápsula Orión, que transportaba una tripulación simulada de tres maniquíes equipados con sensores, se precipitó al océano a las 17.40 horas GMT frente a la península mexicana de Baja California, en lo que supuso un regreso a casa por todo lo alto antes de que la NASA lleve a su primera tripulación de astronautas Artemis alrededor de la Luna en los próximos años.

Mike Sarafin, director de la misión Artemis I de la NASA, declaró a la prensa tras el amerizaje: «Ha sido una misión difícil y así es como se ve el éxito de una misión», y añadió que su equipo no había detectado inmediatamente ningún problema con el regreso de Orión al espacio.

El amerizaje puso fin a una misión de 25 días menos de una semana después de pasar a unos 127 km de la Luna en un sobrevuelo lunar, y se produjo unas dos semanas después de alcanzar su punto más lejano en el espacio, a casi 434.500 km de la Tierra.

Unos 30 minutos antes de amerizar, la cápsula se precipitó en picado durante 20 minutos a la atmósfera terrestre al desprenderse de su módulo de servicio en el espacio, dejando al descubierto un escudo térmico que alcanzó temperaturas máximas de casi 2.760 grados Celsius durante su vertiginoso descenso.

La fricción atmosférica ralentizó la cápsula, seguida de dos juegos de paracaídas que ayudaron a frenar su velocidad hasta las 20 mph previstas en el momento del amerizaje. Según Navias, la cápsula descendió a una velocidad «perfecta».

El 16 de noviembre, el largamente retrasado Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) de la NASA despegó en su vuelo de debut utilizando el cohete más grande y potente del mundo que la NASA ha construido desde el Saturno V de la era Apolo.

El viaje inaugural de SLS-Orion dio el pistoletazo de salida al programa sucesor de Apolo, Artemis, cuyo objetivo es devolver astronautas a la superficie lunar esta década y establecer allí una base sostenible como peldaño para la futura exploración humana de Marte.

El 21 de noviembre, Orión llegó a la Luna tras enviar una serie de increíbles selfies de vuelta a casa. La misión también captó impresionantes primeros planos de la Luna.

Un vuelo tripulado Artemis II alrededor de la Luna y de regreso podría llegar ya en 2024, seguido del primer alunizaje de astronautas del programa, uno de ellos mujer, con Artemis III.

La Nasa espera nombrar a su tripulación de astronautas para la misión Artemis II a principios de 2023, según declaró a la prensa Vanessa Wyche, directora del Centro Espacial Johnson de la Nasa.

Aunque Orión sufrió algunos cortes inesperados en las comunicaciones y un problema eléctrico durante su viaje alrededor de la Luna, la NASA ha valorado muy positivamente el rendimiento del SLS y de Orión hasta el momento, afirmando que han superado las expectativas de la agencia.

Ha sido una misión extraordinariamente exitosa», declaró a la prensa Bill Nelson, administrador de la NASA.

El programa Artemis, bautizado con el nombre de la hermana gemela de Apolo, marca un importante punto de inflexión para la Nasa, reorientando su programa de vuelos espaciales tripulados más allá de la órbita terrestre baja tras décadas centrado en los transbordadores espaciales y la ISS.

El objetivo principal de esta misión era probar el escudo térmico de Orión, para el día en que sean humanos y no maniquíes de prueba los que viajen en su interior.

Es nuestro objetivo prioritario», declaró Sarafin en una reunión informativa celebrada la semana pasada. No hay ninguna instalación aerotérmica o de chorro de arco en la Tierra capaz de reproducir la reentrada hipersónica con un escudo térmico de este tamaño».

En comparación con Apolo, nacido de la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética en la época de la Guerra Fría, Artemis está más impulsado por la ciencia y cuenta con la participación de otros países y socios comerciales como SpaceX, de Elon Musk, y las agencias espaciales de Europa, Canadá y Japón.

Este es un gran día no solo para Estados Unidos, sino también para todos nuestros socios internacionales: esa es la diferencia con respecto a hace 50 años», afirmó Nelson.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorTres pasos básicos para tener redes seguras e innovadoras en 2023
Artículo siguientePixel Fold, así podría ser el plegable de Google