Thales lanza solución biométrica polimodal que integra reconocimiento facial y del iris

Se adapta perfectamente a los entornos de las autoridades fronterizas y contribuye a reducir el tiempo de procesamiento. Se puede adquirir como solución independiente o integrada en soluciones de autoservicio.

0
27

El nuevo pod biométrico polimodal de Thales es una solución eficiente de registro e identificación que ayuda a gestionar de forma sencilla los procesos de fronteras e inmigración de los viajeros. En efecto, la combinación de las capacidades de captura y reconocimiento del «iris y el rostro» facilita, agiliza y refuerza la seguridad del registro de las personas y la verificación de su identidad en las fronteras. El módulo tiene un diseño moderno que se adapta perfectamente a las necesidades de las autoridades en entornos de seguridad estricta.

Al igual que el sector de los viajes, las autoridades fronterizas necesitan perfeccionar la eficiencia operativa y mejorar la comodidad para el usuario. Desde hace años, la biometría ha sido utilizada por las autoridades para simplificar la experiencia de los viajeros en las fronteras, agilizando el registro de personas y los controles de identificación (por ejemplo, las eGates, es decir, puertas electrónicas, o los sistemas de entrada y salida). Con el pod biométrico polimodal de Thales, las autoridades fronterizas pueden integrar fácilmente la automatización en sus procesos, sin comprometer la seguridad de los pasajeros y empleados ni la confidencialidad de los datos manejados, ya que la solución ofrece parámetros de «seguridad y privacidad que vienen incluidos en el diseño».

Con una cámara y una pantalla LCD de alta resolución, el módulo biométrico tiene la capacidad de reconocer el iris y el rostro de los viajeros preinscritos a una distancia de 0,5 m y hasta un registro de 1,5 m, con un excelente nivel de precisión. Además, la solución captura el doble iris y el rostro en dos segundos aprovechando la inteligencia artificial, lo cual agiliza las operaciones y reduce visiblemente las colas de espera. Los módulos biométricos de Thales pueden instalarse en cualquier punto de control fronterizo (aeropuertos, puertos marítimos, etc.) para gestionar tanto el primer registro de viajeros a su llegada como los controles biométricos rápidos que se requieran (a la salida del territorio, en vuelos internos, etc.).

«La combinación de patrones biométricos aplicada a la verificación sin contacto de la identidad de las personas es una solución buscada por muchas partes interesadas para abordar los desafíos que plantean la seguridad, las operaciones y la comodidad. Thales pone en práctica su amplia experiencia interna en biometría, fronteras y viajes inteligentes para diseñar, desarrollar y ofrecer soluciones biométricas responsables de primer nivel que satisfagan las expectativas de los usuarios y los requisitos de las autoridades», señaló Youzec Kurp, vicepresidente de Identity and Biometric Solutions de Thales.

Fuente: NP Thales

Custom Text
Artículo anteriorQué conclusiones sacar del evento AWS re:Invent 2022
Artículo siguientePredicciones tecnológicas de Veeam para 2023