¿Qué es la recarga rápida y cómo funciona la tecnología que la soporta?

0
43

Cada vez más empresas se lanzan al mercado de la recarga rápida. Pero, ¿qué es exactamente esta nueva tecnología y cómo funciona?

Si ha comprado un nuevo teléfono móvil o un ordenador portátil en los últimos años, es probable que haya oído hablar de la carga rápida. Casi todos los últimos lanzamientos vienen con mejoras en la batería y la carga, para que puedas pasar más tiempo con tus dispositivos sin preocuparte de que se vayan a morir.

Pero, ¿qué es la carga rápida? Sigue leyendo para saber cómo funciona esta tecnología y qué dispositivos son compatibles con ella.

¿Qué es la carga rápida?
Como su nombre indica, la carga rápida permite a los usuarios cargar sus dispositivos mucho más rápido de lo que era posible antes. El auge de la carga rápida está relacionado con el aumento del uso de dispositivos como teléfonos móviles y ordenadores portátiles y la creciente necesidad de utilizar estos dispositivos más a menudo a lo largo del día sin necesidad de enchufarlos constantemente a una toma de corriente.

En pocas palabras, la carga rápida es el proceso de aumentar el número de vatios (W) que se pueden suministrar a la batería de un teléfono. Por ejemplo, todos los cargadores que venían con el iPhone 11 o antes utilizaban un adaptador de corriente de 5 W.

Hoy en día, quien quiera cargar rápidamente un iPhone 12 o posterior tendrá que utilizar un adaptador de corriente de 20 W. El aumento del número de vatios significa que el dispositivo se puede cargar más rápido que nunca, y algunas compañías ofrecen adaptadores más potentes que pueden llegar hasta los 100W.

Es importante tener en cuenta que no todos los teléfonos admiten la carga rápida, independientemente del adaptador de corriente que utilices con ellos. Además, las diferentes marcas de teléfonos tendrán diferentes capacidades en lo que respecta a la carga rápida, como lo demuestra el SUPERVOOC Flash Charge de 240W de Oppo, que es capaz de llevar una batería de 4500mAh al 100% en tan sólo nueve minutos.

¿Cómo funciona la carga rápida?
Para entender cómo funciona la carga rápida, debemos repasar algunos conceptos básicos. Los vatios se obtienen multiplicando la corriente (A o amperios) por la tensión (V o voltios). La corriente puede describirse como la cantidad de corriente eléctrica que se mueve, y el voltaje es la fuerza que impulsa esa corriente.

Podemos dividir el proceso de carga en tres etapas. En la primera fase, cuando el teléfono se enchufa al cargador rápido, el voltaje aumenta hasta alcanzar su valor máximo. En esta primera fase se transporta mucha energía al dispositivo, ya que el voltaje se mantendrá en un nivel alto durante algún tiempo.

Después de que el voltaje haya alcanzado este pico, empezará a bajar lentamente. Esta es la segunda fase y es común a todos los métodos de carga, ya que el dispositivo comienza a recuperar algo de energía.

Por último, una vez que la batería está casi completamente cargada, la energía empezará a parar y arrancar periódicamente o bajará la potencia de carga lentamente. Esto se debe a que una vez que el teléfono está cargado, no requiere el mismo alto voltaje que antes, pero seguirá necesitando algo de energía, ya que naturalmente consume su batería a medida que se utiliza.

La cantidad específica de energía y el tiempo que tarda en cargarse cada teléfono dependerán del estándar de carga rápida, así como de la marca y el cable que se utilicen. Por eso, algunos teléfonos pueden cargarse mucho más rápido que otros cuando se combinan con sus respectivos estándares de carga rápida.

Algunos de los estándares de carga rápida con los que te habrás encontrado son Samsung Adaptive Fast Charging, OnePlus Warp Charging, USB Power Delivery y el ya mencionado Oppo SUPERVOOC Charging.

¿Qué teléfonos móviles admiten la carga rápida?
Muchas marcas de teléfonos admiten la carga rápida en alguna medida, aunque algunas empresas lo hacen mejor que otras. Dado que no podemos repasar todos los dispositivos móviles compatibles con esta tecnología, a continuación enumeramos algunas de las opciones disponibles de diferentes marcas:

iQOO 9T
Xiaomi 12 Pro
OnePlus 10T
Redmi Note 10 Pro
Samsung Galaxy S22 Ultra
Google Pixel 7 Pro
iPhone 14 Pro Max

Como podemos ver, las marcas que soportan la carga rápida son increíblemente variadas. Si bien los estándares para estos teléfonos serán diferentes, es seguro decir que puedes encontrar un teléfono móvil que admita la carga rápida con bastante facilidad, y solo podemos suponer que la tecnología se volverá aún más común en el futuro.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorCantv restituyó servicios a suscriptores de Apure y Aragua
Artículo siguienteESET Venezuela mostró un panorama completo de la Ciberseguridad 2022