El Gobierno de EE.UU. demanda a Google por monopolio publicitario

0
27

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y ocho estados demandaron el martes a Google, filial de Alphabet, alegando que el gigante de Internet ha monopolizado injustamente la compraventa de publicidad digital.

La demanda, presentada ante un tribunal federal de Virginia, pide la disolución de Google, el tipo de remedio que se buscó en 1974 y se ganó en 1982 cuando el Gobierno estadounidense desafió al monopolio de telecomunicaciones AT&T.

«Hoy, el Departamento de Justicia, junto con ocho estados, ha presentado una demanda civil antimonopolio contra Google ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Virginia», declaró el Fiscal General Merrick Garland en una rueda de prensa. Uno de esos estados es California, el estado de origen de Google.

«Alegamos que Google ha utilizado una conducta anticompetitiva, excluyente e ilegal para eliminar o disminuir gravemente cualquier amenaza a su dominio sobre las tecnologías de publicidad digital».

La demanda se centra en la forma en que Google coordina la compra y venta de anuncios en línea que se colocan en sitios web a través de su proceso de subasta. Acusa a la supercorporación de adquirir competidores, obligar a editores y anunciantes a utilizar sus herramientas, distorsionar la competencia en las subastas y manipular los resultados de éstas.

Google ha utilizado conductas anticompetitivas, excluyentes e ilegales para eliminar o reducir gravemente cualquier amenaza a su posición dominante.

«Como se detalla en nuestra denuncia, alegamos que la conducta anticompetitiva de Google se extiende a tres elementos significativos del proceso de compra de anuncios digitales», dijo Garland.

«En primer lugar, Google controla la tecnología utilizada por casi todos los principales editores de sitios web para poner a la venta espacios publicitarios. En segundo lugar, Google controla la principal herramienta utilizada por los anunciantes para comprar ese espacio publicitario. Y en tercer lugar, Google controla el mayor intercambio de anuncios que pone en contacto a editores y anunciantes cada vez que se vende ese espacio publicitario.»

La demanda cita los propios documentos de Google para demostrar que la empresa se queda con 35 céntimos de cada dólar que pasa por sus herramientas de tecnología publicitaria. En ella se describen los esfuerzos de Google, revelados anteriormente, por acabar con el header bidding, un mecanismo alternativo de subasta de anuncios que, según las propias estimaciones de Google, aumentaría los ingresos de los editores entre un 30% y un 40%.

El Gobierno pretende, como mínimo, obligar a Google a vender su paquete Ad Manager, que incluye el servidor de anuncios para editores de Google conocido como DFP (DoubleClick for Publishers), y su bolsa de anuncios, AdX, junto con cualquier otra medida estructural que se considere necesaria para restablecer la competencia. Esto desharía las adquisiciones de DoubleClick y de AdMeld.

Garland dijo que el Gobierno de EE.UU., como anunciante, se ha visto perjudicado por la conducta de Google.

«Los monopolios amenazan los mercados libres y justos en los que se basa nuestra economía», dijo Garland. «Frenan la innovación. Perjudican a los productores y a los trabajadores, y aumentan los costes para los consumidores». La denuncia de hoy es sólo el último ejemplo del trabajo del departamento para desafiar las violaciones antimonopolio que socavan la competencia y perjudican al pueblo estadounidense.»

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorEl robot humanoide Atlas aprende a trabajar en la construcción
Artículo siguienteUrge construir conexiones más seguras y flexibles para superar los retos de ciberseguridad