En 2023 el crecimiento de los smartphones plegables +44%

En 2022 Samsung lidera, Xiaomi y Oppo en la carrera

0
39

Crecimiento significativo del 44% en el segmento de smartphones plegables de aquí a 2023. Estas son las predicciones de la firma de análisis TrendForce, según la cual los consumidores comprarán 18,5 millones de unidades, frente a los 12,8 millones del año pasado.

Si en los últimos doce meses Samsung fue la reina, con más del 82% de los smartphones plegables comprados representados por las series Z Fold y Z Flip, sus competidores no se quedarán de brazos cruzados. Se espera que Xiaomi y Oppo, que hasta la fecha se dirigen principalmente al mercado chino, pongan sus modelos a la venta en todo el mundo, aumentando así su cuota.

Para Trendforce, el aumento de las ventas dará a la cadena de producción centrada en los plegables la oportunidad de invertir más en el diseño y la funcionalidad de los nuevos dispositivos. El núcleo es la ingeniería de las bisagras, es decir, el mecanismo que permite que los plegables se abran y cierren sin dañar la estructura ni las pantallas internas. Los analistas afirman que el mercado de bisagras para smartphones plegables alcanzará los 500 millones de dólares en 2023, con un crecimiento interanual del 14,6%.

Tanto proveedores consolidados como KH Vatech y S-connect, ambos socios de Samsung, como marcas menos conocidas dedicadas a tecnologías más complejas, entre ellas Amphenol y Asia Vital Components, se beneficiarán de la tendencia al alza. Los fabricantes de pantallas también se están especializando en el mundo plegable. Por ejemplo, Csot -China Star Optoelectronics Technology- presentó una nueva técnica que permitirá integrar la bisagra directamente en el exterior de la pantalla táctil, optimizando la producción sin aumentar significativamente los costes para los consumidores.

Fuente: Web. Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorLos líderes de TI se sienten cada vez más desprotegidos frente a ciberataques y otros desastres
Artículo siguienteCinco señales de que una oferta de empleo es falsa