Queda solo una semana para comprar la descarga de Windows 10 a Microsoft

0
62

Se ha anunciado la fecha límite para comprar la versión de descarga de Windows 10 directamente a Microsoft. Aunque la compañía ofrecerá soporte para Windows 10 hasta finales de 2025, sólo tiene hasta finales de este mes para comprar una licencia descargable.

Obviamente, Microsoft está deseando que todo aquel que aún tenga Windows 7 o Windows 8 se pase a Windows 11, y al cortar una fuente de acceso a Windows 10, la compañía está reduciendo las opciones para los usuarios.

Microsoft no es, por supuesto, la única fuente en la que se puede adquirir Windows 10. Hay muchos minoristas que podrán hacerlo. Hay un montón de minoristas que tendrán un stock de copias físicas y digitales del sistema operativo para la venta, pero el reloj está corriendo ahora para cualquier persona que prefiere la idea de comprar directamente de Microsoft.

En una nota añadida a las páginas de Windows 10 Home y Windows 10 Pro se puede leer:

El 31 de enero de 2023 será el último día en que esta descarga de Windows 10 se ponga a la venta. Windows 10 seguirá siendo compatible con las actualizaciones de seguridad que ayudan a proteger tu PC de virus, spyware y otros programas maliciosos hasta el 14 de octubre de 2025.

El mensaje recién añadido también se está utilizando para promocionar Windows 11, pero los requisitos del sistema son tales que la última versión del sistema operativo no es necesariamente una opción para todos los que no dieron el salto a Windows 10.

Para muchas personas, esta actualización significará la compra de un nuevo ordenador, y como esto no es algo para lo que todo el mundo tenga presupuesto, es probable que Windows 7 y Windows 8 sigan utilizándose durante un buen tiempo todavía, aunque ninguno de los dos reciba ya soporte.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorAumenta la demanda de competencias en IA y se disparan las búsquedas de freelancers
Artículo siguienteCon un aumento del 26% en 2022, se alcanzó un récord histórico de vulnerabilidades reportadas