Armada estadounidense recibe un buque que puede operar de forma autónoma hasta 30 días

0
79

El constructor naval Austal USA acaba de entregar a la Armada estadounidense un buque que puede operar hasta 30 días en alta mar sin intervención humana. La entrega se produce después de que el Jefe de Operaciones Navales dijera que los buques no tripulados empezarían a desempeñar un papel cada vez más importante en el ejército.

Austral escribe que ha entregado a la US Navy el Expeditionary Fast Transport USNS Apalachicola (EPF 13). Su casco de 337 pies lo convierte en el mayor buque de superficie de la flota con capacidades autónomas. Esta clase de buque puede desplazarse a una velocidad máxima de 40 nudos, tiene una capacidad máxima de carga útil de 544 toneladas métricas y una manga -la distancia vertical entre la línea de flotación y el fondo del casco- de sólo 12,5 pies, lo que le permite operar en aguas relativamente poco profundas.

Los buques de transporte rápido expedicionarios de la clase Spearhead de Austal Australia ya cuentan con sistemas automatizados de casco, mecánicos y eléctricos, pero el equipo de Austal USA ha añadido al EPF 13 el mantenimiento automatizado, la supervisión de la salud y la preparación para misiones, lo que le permite operar de forma autónoma hasta 30 días.

Según Austal USA, la clave de las capacidades autónomas del EPF 13 es el Sistema de Control de Maquinaria (MCS), de diseño propio y altamente automatizado, que permite que el buque tenga un bajo nivel de ocupación al centralizar las operaciones de maquinaria en el puente.

El buque será también el primero de la Armada de la clase Spearhead con capacidades mejoradas para soportar operaciones de vuelo de despegue y aterrizaje vertical del V-22 y lanzar y recuperar RHIBs (lanchas neumáticas de casco rígido) de 11 metros.

El Naval Post escribe que el buque podría utilizarse como plataforma de lanzamiento de misiles sin conductor, plataforma ASW, portadora de radares/sensores o nave nodriza para pequeños drones.

El almirante Michael Gilday, jefe de operaciones navales, cantó las alabanzas de los buques autónomos en la conferencia West 2023 de San Diego. «Estamos llegando al punto, probablemente en los próximos cuatro o cinco años, en el que empezaremos a desplegar plataformas sin conductor con grupos de ataque de portaaviones», dijo. «Y la idea es que necesitamos más buques, necesitamos más. Necesitamos extendernos por el Océano Pacífico y por todo el mundo […] Podemos hacerlo más rápido y, creemos, más eficazmente teniendo una combinación de tripulados y sin conductor.»

Gilday tiene una visión estratégica de una flota de 373 buques tripulados y 150 no tripulados, así como aviones no tripulados para contribuir al conocimiento del dominio marítimo, misiones de caza de submarinos, ataques de superficie, etc., escribe Defense News.

Estos aviones sin piloto podrían proceder de Lockheed Martin, cuyo avión de entrenamiento fue pilotado recientemente por una IA durante 17 horas, lo que supone la primera vez que la inteligencia artificial se emplea de este modo en un avión táctico.

La preocupación por el uso de la IA en el ejército llevó este mes a la primera Cumbre Mundial sobre Inteligencia Artificial Responsable en el Ejército (REAIM), en la que 60 países firmaron un acuerdo para dar mayor prioridad política al uso responsable de la IA.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorInteligencia Artificial: Amazon también trabaja en un chatbot
Artículo siguienteWithSecure crea un «botón de deshacer» para el ransomware