Las redes del futuro se construyen en 2023

0
37

Conforme las organizaciones profundizan en su transformación digital para optimizar sus operaciones y hacer eficientes sus interacciones y colaboración, con el fin de competir adecuadamente en el complejo entorno de los negocios de la actualidad, se evidencia en muchos casos una brecha tecnológica que indica que la infraestructura no está preparada para enfrentar los retos de corto, mediano y largo plazo. Esto es sinónimo de que muchas de las expectativas de los usuarios de la infraestructura o clientes finales no se podrán satisfacer: agilidad, simplicidad y servicio son expectativas que se ponen en riesgo a causa de estas brechas.

Tan sólo en el borde, el Internet de las Cosas (IoT) y la movilidad de la fuerza de trabajo están impulsando un aumento exponencial en la cantidad de dispositivos que se conectan a las redes corporativas. Los datos, en consecuencia, también están creciendo y se están diversificando: se estima que cada día se produce la inmensa cantidad de 2.5 exabytes de datos, sean videos, posts, correos electrónicos, información de sensores y un sinfín de otros tipos, provenientes de la enorme gama de dispositivos existente, circulando entre nubes, centros de datos y en el borde.

De acuerdo con Gartner, las infraestructuras de TI están evolucionando, de aquéllas basadas en una ubicación on-premise, a una lo suficientemente flexible para responder lo más rápido posible ante los cambios. Se trata de crear la “infraestructura que está en todas partes”: en el centro de datos, en la nube, en el borde o en alguna combinación de éstas.

El problema es que, a medida que se migra a las nuevas infraestructuras, mucho del proceso no se está haciendo de la mejor manera. Puede ocurrir que el Edge Computing y el almacenamiento en silos se estén conectando mediante arquitecturas de red inconexas, con modelos operativos que dificultan la gestión centralizada, la orquestación, la seguridad y la visibilidad. No cabe duda de que las redes deben rediseñarse y reinventarse, y el 2023 será el año en que esto tenga lugar.

Ahora, el enfoque debe estar en el borde habilitado para la nube y basado en datos, con la intención de brindar una experiencia en la nube, para cualquier tipo de entorno, con simplicidad, velocidad y seguridad embebida en modelos de consumo flexibles. En Aruba, consideramos que es preciso que las organizaciones implementen soluciones que habiliten la nueva generación de centros de datos “del borde a la nube” (Edge-to-Cloud).

Nuestra oferta en este sentido se basa en el portafolio de switches Aruba CX, que forma parte de Aruba ESP, portafolio que es una pieza clave en la infraestructura unificada. Estos switches tienen capacidades de automatización, alta disponibilidad, análisis integrado, telemetría y segmentación segura (Zero-Trust) y en conjunto con Aruba Central, que ofrece una vista unificada de la red, hacen simple, escalable y eficiente la operación de pequeñas, medianas y grandes redes empresariales.

Al estar construido sobre principios nativos de nube, el portafolio de switches Aruba CX brinda al área de TI la flexibilidad para implementar un solo sistema operativo de switch desde el acceso en el borde hasta el centro de datos. De esta forma, es posible soportar herramientas de administración intuitivas, automatización inteligente, analítica, telemetría y seguridad distribuida, que son pilares cruciales para proveer la mejor experiencia a administradores de TI, y en consecuencia a los usuarios.

Este 2023, la innovación, el progreso y el pensamiento disruptivo continuarán impulsando la evolución de los modelos operativos y de implementación heredados y obsoletos, debido a la forma en que los negocios se llevan a cabo hoy en día, hacia nuevas arquitecturas del borde a la nube, donde los centros de datos interconectados impulsarán las aplicaciones de próxima generación y ayudarán a optimizar los resultados de negocio.

Por Darwing Tobar, Category Manager para Switching de Campus y Centros de Datos de Aruba, una compañía de Hewlett Packard Enterprise, para Latinoamérica.

Custom Text
Artículo anteriorXerox mexicana cumple 9 años consecutivos de ser una Organización Responsablemente Saludable
Artículo siguienteLa IA de IBM tiene un nuevo trabajo: clasificar el gigantesco flujo de imágenes meteorológicas y de la Tierra de la NASA