Predicciones 2023: Cinco tendencias de tecnología y datos

0
45

En la era del zettabyte, el procesamiento y almacenamiento de la multitud de datos y la creciente demanda por energía impondrán un gran desafío a las compañías —desde el punto de vista tanto tecnológico como ecológico—. Western Digital echa un vistazo al año 2023 e identifica cinco tendencias tecnológicas que las compañías deben sí o sí tener en la mira.

Tendencia 1: La sustentabilidad como la fuerza impulsora de la innovación
La cantidad de datos y el uso de tecnologías modernas como la IA (inteligencia artificial) continuará aumentando. Esto también eleva el consumo energético en los centros de datos. En un estudio reciente, la asociación industrial alemana, Bitkom, espera un incremento anual del 3.5% en la demanda de energía para centros de datos en el 2030. Para Western Digital, la sustentabilidad y la tecnología están vinculadas y se están convirtiendo en factores de innovación esenciales. Las soluciones de almacenamiento son un aspecto energético clave en el centro de datos. Las tecnologías modernas que sean tanto económicas como energéticamente eficientes estarán en demanda. Los discos duros de helio son un ejemplo.

El helio un gas inerte se sella herméticamente en la caja de la unidad de disco duro (HDD) en lugar de aire y tiene sólo una séptima parte de la densidad del aire. Esto reduce los efectos de flujo que ocurren cuando los discos rotan en la unidad de disco duro y disminuye la cantidad de energía requerida. Se pueden colocar discos más delgados en la caja para que las capacidades más altas estén disponibles con el mismo factor de forma que la HDD.

Además, las unidades HDD de helio se mantienen más frescas durante la operación comparadas con las HDD rellenas de aire y, por lo tanto, requieren menos refrigeración en el centro de datos. Esto reduce los costos de energía para refrigeración y operación e influye positivamente en la fiabilidad de las unidades.

Tendencia 2: El metaverso y el gemelo digital
El metaverso permitirá cerrar la brecha entre el mundo real y el virtual. Esto significa que el metaverso conocerá otra tecnología clave el próximo año: el gemelo digital (digital twin). Esto se puede usar para crear modelos digitales completos de cualquier cosa física o lógica: desde recursos y productos sencillos hasta ambientes complejos como matrices energéticas, almacenes o fábricas.

Gracias a los datos que provienen de los sensores del internet de las cosas (IoT), será posible crear gemelos digitales aún más realistas —de una fábrica, por ejemplo—. Las compañías podrán entonces sumergirse en ese ambiente utilizando las tecnologías del metaverso, como lo son los cascos de realidad virtual (RV). Esto conduce a un mejor entendimiento y un conocimiento más profundo de los procesos de fabricación reales, sin tener que estar en el sitio físicamente. De esta forma, el diseño o desarrollo del producto, por ejemplo, puede mejorarse.

Tendencia 3: Almacenamiento de datos a largo plazo
Con el crecimiento estable de los datos, el almacenamiento frío (cold storage) está adquiriendo mayor importancia. El cold storage es el almacenamiento de datos a largo plazo los cuales no se utilizan activamente y que solamente se consultan cuando se necesitan. Esto incluye, por ejemplo, información desestructurada como grabaciones de videovigilancia, datos de sensores o imágenes, que ofrecen gran potencial para las aplicaciones de IA y análisis del futuro. El cold storage es un método económico y ampliamente utilizado para almacenar datos. En el 2025, cerca del 80% de todos los datos digitales podrían estar almacenados en este tipo de archivos.

Tendencia 4: Almacenamiento de ADN
Se requieren soluciones nuevas e innovaciones para archivar un periodo largo de 100 años o más. El almacenamiento de ADN, es decir, el almacenamiento de datos digitales basado en la estructura molecular del ADN, es particularmente prometedor. Lo que pareciera ciencia ficción se está volviendo una realidad y podría influir significativamente en el futuro del almacenamiento de datos. Las moléculas de ADN como portadoras de datos de almacenamiento tienen varias ventajas, incluyendo una densidad de almacenamiento muy alta y costos de mantenimiento bajos. En la actualidad, la tecnología aún se encuentra en etapa de desarrollo. Sin embargo, los avances importantes en secuenciación e ingeniería genética en años recientes, así como los costos más bajos de síntesis de ADN, pronto podrían marcar el camino hacia el almacenamiento de ADN en el mercado.

Tendencia 5: Estrategia de almacenamiento inteligente
El almacenamiento de datos se está convirtiendo cada vez más en un desafío crítico para las compañías. Una de las razones es la imparable explosión de datos. Además, las tecnologías como el IoT, 5G y la IA están establecidas en el mercado y generan datos no solamente en los centros de datos, sino también en la periferia de la red o en los propios dispositivos; por ejemplo, la videovigilancia en las ciudades inteligentes, en el comercio minoristas o para la prevención de delitos. Las diferentes áreas de aplicación significan que los requerimientos de las soluciones de almacenamiento también varían enormemente. Incluso los factores de forma difieren significativamente dependiendo del lugar en el que se encuentren; por ejemplo, en una cámara de vigilancia, en un dron o en un robot de fábrica.

Por lo tanto, un factor de éxito crucial para las compañías será desarrollar estrategias de almacenamiento más inteligentes y alinear su arquitectura de almacenamiento de datos con las necesidades futuras.

¿Listos para el 2023?
Independientemente de qué tan rápido progresen estas tendencias a lo largo del 2023, proteger a futuro la infraestructura de datos es la medida más importante para convertirse en una organización basada en datos y así desbloquear todo el potencial de los datos. De cara a este nuevo año, las empresas necesitan colocar a los datos en el centro de su visión estratégica y actividades empresariales, sin importar dónde estos residan.

Autor: Eduardo Alexandri, director general de Western Digital para México, Colombia y Centroamérica.

Custom Text
Artículo anteriorEnvíos mundiales de smartphones cayeron hasta 296,9 millones de unidades en 4Q 2022
Artículo siguienteTres de cada diez maestros en Venezuela desconocen cómo crear y administrar un aula virtual