Tesla, obligada a ‘retirar’ 360.000 vehículos por un fallo de software que podría provocar accidentes

0
26

Tesla, la compañía de coches eléctricos de Elon Musk, retirará el software de conducción autónoma de 362.758 vehículos después de que el regulador de seguridad vial de EE.UU. dijera que hay fallos que lo hacen «inseguro».

Tesla llamará a revisión a cientos de miles de sus vehículos eléctricos con software de «conducción autónoma completa», tras una investigación de la Administración Nacional de Seguridad Vial de Estados Unidos (NHTSA).

Nada menos que 362.758 vehículos tendrán que actualizarse debido a supuestos problemas en el software beta de conducción autónoma, problemas que Tesla afirma que no reconoce que estén relacionados con lesiones o accidentes.

Se trata del software de asistencia a la conducción de Tesla, basado en inteligencia artificial y diseñado para asumir algunas de las tareas de los conductores humanos, pero la NHTSA afirma que no cumple suficientemente las normas de seguridad.

Tesla ha aceptado la retirada, pero no está de acuerdo con el análisis de la NHTSA.

En una carta enviada a Tesla, la NHTSA afirma que el software de conducción autónoma completa (FSD) presenta fallos que «pueden hacer que el vehículo actúe de forma insegura en las intersecciones, como atravesarlas en línea recta cuando se encuentra en un carril exclusivo para giros, entrar en una intersección controlada por señales de stop sin detenerse por completo o entrar en una intersección cuando el semáforo está en amarillo fijo sin la debida precaución».

«Además, el sistema puede responder insuficientemente a los cambios en los límites de velocidad anunciados o no tener en cuenta adecuadamente el ajuste de la velocidad del vehículo por parte del conductor para superar los límites de velocidad anunciados.»

Tesla, presidida por Elon Musk, dijo que no tiene conocimiento de ninguna muerte o lesión relacionada con el software FSD Beta y que no ‘[coincide] con el análisis de la agencia’, pero que llevará a cabo la llamada a revisión ‘por abundancia de precaución’.

La llamada a revisión se llevará a cabo en forma de actualización de software descargable para los vehículos Tesla a mediados de abril, por lo que los conductores no tendrán que devolver sus vehículos a un centro de servicio o planta de fabricación.

En un tuit de ayer, 16 de febrero, Musk dijo: «La palabra ‘llamada a revisión’ para una actualización de software por aire es anacrónica y sencillamente incorrecta».

Los datos publicados por la NHTSA en junio de 2022 mostraban que los vehículos Tesla estaban implicados en más del 70% de los accidentes con vehículos dotados de tecnología avanzada de asistencia al conductor.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorBancaribe estrena portal de empleo a través de su página web
Artículo siguienteGoogle lanza advertencia a los millones de usuarios de ChatGPT