Vuelve «Mobile World Congress» de Barcelona, entre la crisis de los smartphones y China

8.400 millones de Sim en todo el mundo, superan a los habitantes del planeta y 7.200 millones de abonados a la banda ancha móvil.

0
37

El mercado de los smartphones está en crisis, los peces gordos de la tecnología despiden gente, las relaciones tecnológicas entre Occidente y China se agrian con prohibiciones.

Pero como cada año, el Mobile World Congress, la feria de telefonía más importante del mundo, vuelve impertérrito, con los actores del sector buscando rentabilizar su enorme inversión en redes 5G y los usuarios empujando el ‘móvil’ accediendo a Internet, usando apps y servicios online como el streaming.

En todo el mundo -según un informe de Ericsson- hay de hecho unos 8.400 millones de Sims, más que los habitantes de la Tierra, y 7.200 millones de abonados a la banda ancha móvil. Revigorizando un evento cancelado durante la pandemia y obstaculizado por estrictas normas de protección y distanciamiento en los años siguientes, el certamen reunirá a partir del 27 de febrero y durante cuatro días a casi 750 operadores y fabricantes y 2.000 expositores.

En un mercado de smartphones que decrece un 11,3% interanual y un 18,3% en el último trimestre de 2022, el mismo que determinó el Black Friday y las Navidades, Samsung y Apple han consolidado su dominio, acaparando en torno al 40% del mercado, según datos de la firma de análisis Idc. Pero estos ‘top players’ no estarán en Barcelona para lanzar sus teléfonos estrella, lo hacen en eventos dedicados y en distintas épocas del año. En su lugar, estarán las marcas chinas Xiaomi, Oppo y Vivo, que ocupan los otros tres puestos en el ranking de las compañías que más smartphones venden en el mundo. Y la carga de fabricantes chinos no acaba ahí, en una feria casi dominada por Pekín: Honor, Zte, Realme y OnePlus también estarán. «Tendremos muchos delegados de China», dijo John Hoffman, de Gsma, la asociación que agrupa a los operadores de tlc de todo el mundo. En una rueda de prensa previa al evento, la organización -según recoge Afp- también adelantó que Huawei, uno de los principales patrocinadores del evento, tendrá un pabellón muy grande.

El gigante tecnológico chino fue el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo en 2020, pero redujo su negocio de telefonía después de que las autoridades estadounidenses lo prohibieran. Ahora se centra en equipos de red, 5G y servidores en la nube, y también respira en Europa.

Por los rumores que han surgido, es poco probable que el Mobile World Congress sea testigo del lanzamiento de innovaciones disruptivas. Más bien habrá «actualizaciones» de smartphones con la vista puesta en los teléfonos plegables, una tendencia que va en aumento, la recarga ultrarrápida, algunas novedades en el campo de los visores y soluciones de software (como la isla dinámica que ya introdujo Apple).

En las últimas semanas, Gsma ha promovido una agenda repleta de eventos mediáticos como la Inteligencia Artificial, el 6G y el Internet de las Cosas, es decir, los objetos conectados. Pero muchas de las empresas presentes en la feria, dados los tiempos que corren, se centrarán en el pan de cada día y en cómo ganar dinero en tiempos financieros difíciles. El mercado sufrió mucho el año pasado», señala Thomas Husson, de la empresa de análisis Forrester. Además de un malestar económico más general, añadió, los consumidores de mercados «maduros» como Occidente se aferraron a sus smartphones y la demanda de estos productos disminuyó. Y la desaceleración económica mundial y el aumento de la inflación están trayendo tiempos difíciles a las empresas y a toda la cadena de suministro.

Fuente: Web. Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorCinco preguntas sobre Ciberseguridad
Artículo siguienteQualcomm Technologies inaugura el #MWC2023 de Barcelona con varios anuncios