Electrificación inteligente como acelerador de una sostenibilidad integral

Electrificación inteligente es una tendencia con retos que no solo están en los métodos de generación de energía eléctrica, sino en transformar la forma en que se consume.

0
20

La sostenibilidad es un objetivo que poco a poco se incluye en los procesos y las decisiones de negocios para la creación de productos y soluciones que transforman el estilo de vida de todas las personas. Naciones, gobiernos, industrias y la sociedad en general juegan un papel crucial para acelerar los objetivos de sostenibilidad planteados por el Foro Económico Mundial (WEF), hacia 2050.

En este sentido, la electrificación inteligente es una tendencia que plantea la transformación en la manera de generar y consumir energía, al transitar de una tendencia de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas, a las fuentes de energía renovables, como la solar, la eólica, la hidráulica y la geotérmica.

Las fuentes de energía renovables fueron las únicas cuya demanda experimentó un alza en el 2021 en México, a pesar de la pandemia. Según datos del Centro Nacional de Control de Energía, la energía provista por centrales solares aumentó 61 % en contraste con los combustibles fósiles.

Sin embargo, los retos no solo están en los métodos de generación de energía eléctrica, sino en el consumo en general. Es decir, los procesos de fabricación en las industrias, la tecnología de transporte y movilidad, los servicios de bienestar de las ciudades, la automatización de edificios y hasta la transformación de los hogares en inteligentes, forman parte de una estrategia de electrificación en donde es imperativo cambiar la manera en que se demanda la energía.

Con este panorama, los pilares hacia una transición energética exitosa están en la capacidad de acelerar la adopción de nuevas tecnologías que impulsen la electrificación inteligente en todos los sectores y con ello, que las organizaciones ahorren dinero, conserven recursos, creen nuevas y valiosas eficiencias y, además, reduzcan las emisiones de CO2.

En Siemens combinamos el mundo real y el digital para acelerar la transformación hacia un futuro sostenible, incentivar un uso eficiente y rápido de recursos, y con un menor consumo de energía, a través de la producción de tecnologías disruptivas que beneficien el desarrollo de la sociedad. Nuestras soluciones respaldan toda la cadena de valor desde la planificación, la ingeniería, la instalación, la operación y la optimización continua para transformar el uso diario de la energía.

La oferta de soluciones de electrificación de Siemens basados en hardware, software y servicios relacionados permite a los clientes integrar nuevas tecnologías de suministro de energía en sistemas de automatización industrial y de edificios. Productos que mejoran y proporcionan mayor resiliencia, eficiencia de activos y sostenibilidad. Las soluciones están diseñadas para mejorar la distribución y calidad de la energía y los componentes eléctricos, integrando así a la electrificación inteligente en la fábrica digital, las infraestructuras y la movilidad.

Por ejemplo, la transición hacia la electromovilidad a nivel mundial ya es una realidad en países como China y Estados Unidos o en regiones como Europa y Asia Central, donde se han establecido políticas públicas para lograr este fin de manera ordenada. Este sector representa una gran oportunidad en términos de exportación para México, ya que tan sólo la industria automotriz aporta el 16% del PIB manufacturero y el 3 % del PIB total del país.

Además, según predicciones de Statista la tendencia de crecimiento de este mercado a nivel interno es del 30%, posicionándonos como la nación líder en ventas de vehículos de batería (BEV) y de vehículos híbridos enchufables (PHEV) en América Latina.

Asimismo, las tendencias mundiales apuntan hacia una transición de un flujo de energía unidireccional, a uno bidireccional en el cual exista un sistema descentralizado que cuente con una automatización integral, y que sea capaz de intercambiar datos de manera inteligente para dar estabilidad en la red energética.

En definitiva, la forma en que manejamos la demanda de energía es fundamental para tener una descarbonización exitosa y transformar tanto la generación como el consumo en todas las actividades económicas de las naciones, empresas, servicios y hogares.

Autor: Marco Cosío, VP Smart Infrastructure Siemens México Centroamérica y el Caribe.

Custom Text
Artículo anterior¿Adicción al smartphone? Entre las causas del «efecto camaleón»
Artículo siguienteHPE adquirirá OpsRamp, para ampliar estrategia de nubes híbridas y expandir HPE GreenLake